destornillador de ranura plana con mango corto y gordo

¿Para qué sirve un destornillador gordo?

¿A qué le debe la barriga el destornillador gordo de tu caja de herramientas? ¿A pasarse el día despanzurrado en el sofá comiendo patatas fritas grasientas que baja por el gaznate bebiendo refrescos de tarjeta roja por contenido de azúcar?

Pese su obesidad mórbida, ese tipo de destornillador es útil y ágil. No en vano, esta herramienta es a veces la única que nos saca del apuro. Hoy vemos por qué se le juntaron las mantecas al destornillador gordo, también llamado destornillador corto o cabezón.

destornillador gordo de mango corto con cabeza de estrella Phillips
Destornillador de varilla corta con mango gordo y punta de estrella tipo Phillips

El destornillador gordo y corto

El destornillador gordo no está embrutecido por casualidad. Lo que ocurre es que tiene el metabolismo lento. En el fondo, no es otra cosa que un destornillador común que nació con la varilla más corta de lo habitual.

En realidad, el instrumento del que hoy hablamos no es sino un destornillador corto que se percibe como obeso por la relación mango/varilla. Vamos, por así decirlo, su obesidad mórbida no es sino un efecto óptico.

—Pues los destornilladores de joyería también son cortos y no presentan esa adiposidad.
—Bueno, es verdad. ¡Pero esos son atletas!

En efecto, si una cosa no es el corpulento destornillador corto es un destornillador de precisión. Sin embargo, pese a lo dicho, este utensilio es muy ágil, como vamos a ver.

Una herramienta grácil, fina y delicada como la gacela

La palabra gacela viene del persa ghazal, que significa 'elegante y rápida'. Lo de rápido, mejor lo dejamos para otro día. Porque, si técnicamente el destornillador corto no ofrece ninguna desventaja mecánica con respecto al destornillador corriente de bricolaje, lo cierto es que poner y quitar tornillos con él es más lento.

Quizás nos cuesta girar este destornillador porque, ya no es que tenga corta la vara, también el mango es más compacto. De hecho, si lo vemos con buenos ojos, podríamos verlo como un destornillador fino y delicado. En algún sentido lo es.

¿Para qué sirven los destornilladores gordos?

Así pues, el gordo pero grácil destornillador corto vale un imperio por sus abultadas pero esbeltas carnes. El destornillador gordo es útil para trabajar en espacios confinados. Es muy valioso, por ejemplo, para atornillar entre paredes de estanterías estrechas.

En la cocina, nuestro destornillador es la única herramienta solvente a la hora de montar o ajustar las bisagras de los muebles estrechos, como los botelleros extraíbles, por poner un ejemplo. En la pequeñez de esos espacios, el regordete destornillador se mueve como pez en el agua merced a la redondez de su cuerpo.

Así, el carpintero y también el manitas recurren al destornillador corto —cuya cabeza puede ser plano o de estrella— para sustituir la pata rota de un mueble ya instalado. No es ningún secreto: algunas estanterías y armarios no levantan del suelo más que lo suficiente para que quepa un destornillador de estas características.

Por cierto, ¿cuál sería la versión eléctrica de este destornillador? Ni siquiera el cuerpo de los mejores taladros de impacto de batería con motor sin escobillas es lo suficientemente corto para atornillar en espacios estrechos. Pero siempre se puede recurrir al eje flexible, como se muestra en este vídeo:

En definitiva, el destornillador gordo se ve limitado por su volumen en cuanto a rapidez de uso. Pero todo defecto es al tiempo una ventaja. Por eso es conveniente llevar un par de ellos —plano y estrella— en la bandeja superior de la caja cantiléver o en la bandeja extraíble de la típica caja de herramientas de bricolaje. O, en su lugar, uno con puntas de atornillar, como este de carraca:

Minidestornillador de carraca Stanley 0-66-358
Minidestornillador de carraca Stanley 0-66-358
  • Dos posiciones de trinquete más punto muerto
  • 6 puntas en la base del mango

Deja un comentario

destornillador de ranura plana con mango corto y gordo

Para qué sirve

Secciones

Últimos artículos