señal obligado uso obligatorio de epis para protección respiratoria

EPI para protección respiratoria

El polvo de madera dura1 acompaña al formaldehído como agente cancerígeno para humanos. Según la IARC, es decir, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, «existe suficiente evidencia en humanos de la carcinogenicidad del polvo de madera». La IARC concreta que este tipo de polvo causa cáncer de nariz, de senos paranasales y de nasofaringe.

Todas o casi todas las herramientas eléctricas de carpintería producen serrín o virutas. Pero no es el polvo de madera el único agente dañino para la salud en la construcción o el bricolaje. Se suman vapores orgánicos, polvo de sílice o incluso fibras de asbestos que provienen, o bien del material trabajado, o bien de productos químicos que se usan al instalarlo —cola, resina, adhesivo— o en su acabado —pintura, barniz, disolvente—.

Es forzoso, pues, hablar sobre EPI de protección respiratoria.

EPI para protección respiratoria

A modo de introducción, tipos de EPI para proteger las vías respiratorias

Se anunciaba en revistas de bricolaje de los años 40 un milagroso respirador que, como la media máscara filtrante, prometía protección respiratoria eficaz... en miniatura. Fuese o no cómodo para trabajar, el Dupor No. 1 no prosperó; su virtud era a la vez su defecto: dejaba la boca libre.

En las antípodas del Dupor se encuentran los ERA, esto es, los Equipos de Respiración Autónomos. Los ERA ofrecen la máxima protección respiratoria, por ejemplo, a bomberos que extinguen incendios en minas, industrias químicas y plantas nucleares.

Pero los EPI de protección respiratoria que más nos interesan son la mascarilla filtrante desechable y el respirador de filtros intercambiables. Aunque no por el auge del bricolaje, desde finales de la segunda década del xxi no hay persona que no haya oído hablar de la primera.

La mascarilla antipolvo filtrante

El polvo de madera, pero también el de cemento, irritan la piel, los ojos y las vías respiratorias. Si para proteger la vista usamos las gafas de protección ocular, usamos la mascarilla antipolvo para proteger los pulmones, la nariz y la boca.

No se deben confundir las mascarillas FFP1, FFP2 y FFP3 con las máscarillas quirúrgicas. El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) define así la media máscara autofiltrante:

«es un equipo de protección individual (EPI) que cubre nariz, boca y mentón, diseñado para garantizar la protección contra los aerosoles sólidos y líquidos, que debe garantizar un ajuste hermético con la cara de la persona portadora, independientemente del estado de su piel y los movimientos de su cabeza».

La mascarilla quirúrgica, en cambio, no es un EPI, sino un PS (producto sanitario). También cubre la nariz y la boca, pero con otro fin: servir de barrera para minimizar la transmisión de agentes infecciosos portados por quien la lleva. En otras palabras, este tipo de mascarilla no es apto para exponerse a polvo de madera o de cemento.

Sobre los grados de protección filtrante

Todos sabemos que:

  • la máscarilla filtrante FFP1 bloquea el 78 % de las partículas,
  • que la FFP2 es más eficaz y bloquea el 92 %
  • y que la media máscara más efectiva es la FFP3 (98 %).

Pero ¿qué significan las siglas FFP? Pues vienen del inglés filtering facepiece, esto es, 'pieza facial filtrante'.

Si en Europa el grado de protección de la mascarilla lo establece la norma EN 149:2001 (Dispositivos de protección respiratoria. Medias máscaras filtrantes de protección contra partículas), en EE.UU. lo hace el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH).

A menudo se compara la mascarilla americana KN95 con la FFP2. La diferencia es que la primera filtra el 95 % de las partículas, mientras que la segunda deja pasar un 8 % de partículas (filtra el 92 %).

carpintero equipado con mascarilla para protección respiratoria
La mascarilla filtrante FFP2 protege las vías respiratorias de la entrada de polvo de madera.

Modo correcto de colocarse la mascarilla

La mascarilla debe ajustarse bien a la cara para evitar que entren partículas contaminantes por los laterales. Se regula la presión del EPI contra la cara ajustando las gomillas elásticas. Ahora bien: la barba y las patillas largas reducen la eficacia del equipo. De ahí la necesidad de afeitarse para que el EPI de protección respiratoria cumpla su función.

Por otra parte, la mascarilla antipolvo suele empañar las gafas de seguridad. El remedio en este caso pasa por utilizar unas gafas de protección ocular con ranuras de ventilación, o bien una pantalla facial.

En todo caso, la mascarilla sencilla, si bien proporciona protección general contra contaminantes en la construcción y el bricolaje, no está diseñada para exponerse a sustancias más dañinas. Hablemos, entonces, del siguiente EPI de protección respiratoria: el respirador.

EPI respiradores con filtros intercambiables

Aunque se trata también de una media máscara, el respirador no es un EPI de protección respiratoria desechable. En su lugar, el respirador cuenta con filtros intercambiables específicos según el tipo de partícula nociva.

Respirador de filtros intercambiables para pintar
Para pintar, fumigar o, en general, exponerse a aerosoles se utilizan respiradores con filtros específicos.

Así, estos EPI son los apropiados para proteger las vías respiratorias de gases y vapores orgánicos e inorgánicos. Estas máscaras se usan, por ejemplo, para trabajar con pesticidas, lacas, barnices, pinturas, cloro, disolventes y, en general, en atmósferas contaminadas.

Además, equipado con el cartucho apropiado, el EPI respirador ofrece protección muy eficaz contra partículas muy pequeñas como hollín, polvo de obra o fibras irritantes como las que liberan los aislantes térmicos de lana de vidrio y de roca.

Códigos color equipos de protección respiratoria
Códigos color equipos de protección respiratoria

Conclusión

Se dijo en el párrafo introductorio que el polvo de madera dura y el formaldehído se consideran por igual agentes carcinógenos en humanos. El formaldehído, también llamado metanal, es un compuesto químico que se encuentra, por ejemplo, en la pintura de látex y en la madera contrachapada.

Pues bien, el formaldehído se absorbe, aunque en pequeñas cantidades, por la piel. Puede prevenirse la intoxicación, por tanto, con guantes aislantes. Sin embargo, se absorbe enseguida por la nariz y las vias respiratorias superiores. De hecho, la inhalación de metanal causa tos, dolor de cabeza, náuseas y sensación de quemazón. Además, irrita las vías respiratorias y puede causar edema pulmonar.

De ahí la necesidad de usar EPI para protección respiratoria cuando se manipulen, ya no solo materiales que contengan metanal o liberen polvo de madera dura, sino cualquier otra sustancia con partículas dañinas para la salud.

Notas

1. La Asociación Española de Toxicología resume en un PDF las diferencias entre maderas duras y blandas. En el mismo documento señala los valores límite admitidos (VLA-ED).

Deja un comentario

señal obligado uso obligatorio de epis para protección respiratoria