escofina para madera de grano entrefino con mango de plástico duro

Escofina para madera

Si una lima para metal rebaja hierro y acero, la herramienta apropiada para piezas de madera no es sino la escofina. Este útil de carpintero deja un acabado tosco, más basto y rugoso que el labrado por la lima, gracias al grosor de sus dientes y a la separación entre ellos.

¿Una ventaja de la escofina? ¡No se embota con tanta facilidad como una lima! Aquí te cuento todo lo que has de saber sobre este instrumento.

Carpintero rebaja madera con escofina en el banco del taller
Un carpintero rebajar el montante del bastidor de una ventana con la escofina.

Características de la escofina para madera

La escofina es una herramienta grande para desbastar madera con gruesos dientes afilados en forma de triángulo. Al contrario que la lima —que come metal y madera—, la escofina solo es apta para rebajar madera.

El útil de carpintero que hoy nos ocupa arranca mucho material en poco tiempo. Pero la escofina deja fibras a la vista y, de resultas, la superficie de la madera queda tosca y áspera. Para suavizar la huella profunda del diente de la escofina, puedes recurrir a la lima.

Escofina para madera
Detalle de los dientes de una escofina

Propiedades de la hoja y el mango

La escofina consta de una hoja de acero rico en carbono que remata en forma de aguja. La empuñadura de la herramienta consiste en un mango de plástico en cuyo interior se introduce la espiga. El mangos también puede ser de madera. En tal caso, una virola de metal refuerza el punto débil (la unión) para evitar que se agriete.

La hoja de acero se templa para aumentar su dureza. El templado es un tratamiento térmico que endurece el metal. Se aplica después de troquelar los dientes en la superficie con un punzón triangular. El punzón se hinca por presión mientras el metal está al rojo.

Con el fin de evitar su rotura, la espiga de la escofina no se templa. Esto es así porque el temple endurece el acero, pero también lo torna frágil.

En suma, se puede definir la escofina como una lima para madera. La principal diferencia de esta respecto a la lima para metal es su textura: carece de estrías; por tanto, no existen escofinas de simple o de doble efecto, como sí pasa con aquella.

Escofina plana basta Stanley 0-22-465
Escofina plana basta Stanley 0-22-465
  • Hoja fabricada con acero alto en carbono
  • Mayor durabilidad del filo
  • Mango de diseño ergonómico
  • 200 mm

¿Para qué se utiliza la escofina?

La escofina se usa, entre otras tareas, para:

  • Rebajar y suavizar a mano los bordes de la madera
  • Matar esquinas
  • Labrar chaflanes
  • Redondear espigas

La herramienta resulta ideal en maderas de veta poco homogénea o irregular, en las cuales la cuchilla del cepillo de carpintero no deja el acabado deseado. Como se ha dicho, se usa la lima en vez de la escofina si se desea lograr un acabado más fino.

Escofina de carpintería antiembotamiento Microplane y Surform

Cuando se desbasta madera, en especial madera verde o resinosa, las virutas y el serrín quedan atrapados en los huecos de los dientes. Se dice entonces que la escofina está sorda. El embotamiento no solo reduce el característico sonido que la escofina hace al desbastar, también reduce la eficacia de la herramienta.

Como solución a lo anterior, fabricantes de escofinas como Microplane y Stanley han introducido en los últimos años escofinas antiembotamiento. Las perforaciones en la hoja de la escofina impiden que el serrín embote el diente. Este tipo de herramienta, eso sí, requiere hojas de repuesto.

Las escofinas para madera Microplane se parecen a un rallador de cocina. Por su parte, en la gama Surform de Stanley se pueden encontrar herramientas para escofinar madera en forma de cepillo de carpintero.

Cepillo-lima Surform Stanley 5-21-295
Cepillo-lima Surform Stanley 5-21-295
  • Usa hojas perforadas antiembozamiento de 250 mm
  • Apoyo para el pulgar de la mano auxiliar en la punta
  • Herramienta de 44 cm

Uso correcto de la herramienta

Salvo el cepillo de carpintero Surform, los tipos de escofina mencionados se usan como una lima estándar. Es decir, se sujeta el mango con una mano y el extremo de la hoja entre la palma y los dedos de la otra. Se desliza a continuación sobre la pieza en dirección algo oblicua.

Hay que tener en cuenta que la escofina come solo en el movimiento de avance. Por tanto, debe retroceder en el aire, o bien, si se apoya en la pieza, sin ejercer presión sobre la madera.

Cuidado y mantenimiento de la escofina

En el banco de trabajo del taller, las escofinas se pueden organizan en cajones o colgar de los ganchos del panel por tamaños. En cambio, a la hora de guardarla en una caja de herramientas, conviene proteger la escofina en una funda de plástico para que no se desafile su hoja, primero, y para que esta no desafile, en segundo lugar, a otras herramientas de corte al rozar contra ellas.

Carda para limas Pferd
Carda para limas Pferd
  • Para desembozar limas para metal
  • Mango de madera

Por último, siempre que la escofina esté embotada, se usará la carda para retirar el serrín de los dientes. La carda es un cepillo con púas cortas de alambre cuya utilidad es desatascar limas y escofinas. Para cardar la escofina, se frota desde el extremo hacia el mango. ¡Nunca al revés! Porque, en tal caso, se corre el riesgo de desafilar el diente.

Deja un comentario

escofina para madera de grano entrefino con mango de plástico duro