Taladro de Arquímedes

¿Para qué sirve un taladro de Arquímedes?

Arquímedes de Siracusa, matemático, físico, ingeniero y astrónomo griego del siglo iii a. C., es bien conocido por sus inventos. Es posible, sin embargo, que el tornillo que lleva su nombre no sea una creación de su época pues según ciertas fuentes ya se usaba en el Antiguo Egipto para bombear agua.

De una u otra forma, el taladro de Arquímedes es una pequeña herramienta manual basada en el tornillo de Arquímedes, una máquina gravimétrica que sirve para elevar tierra excavada, cereales o líquidos por debajo del eje de giro de su núcleo en hélice. Veamos, pues, cuál es la función de dicho minitaladro.

Tornillo de Arquímedes

¿Qué es un taladro de Arquímedes?

Construida en acero y latón, el taladro de Arquímedes es una herramienta en miniatura que consta de un casquillo deslizante (1), un eje helicoidal (2) y una boquilla de sujeción (3) para brocas (fig. 1).

Partes de un taladro de Arquímedes
Figura 1. Partes de un taladro de Arquímedes

En el extremo opuesto al portabrocas, el minitaladro tiene un tope que impide que el casquillo se salga del eje. En su interior, el casquillo cuenta con un par de tetones contrapuestos que encajan en los canales en hélice del vástago.

Supongamos que se deja caer el casquillo hacia la punta mientras el taladro está en vertical. Los salientes del casquillo lo obligan a rotar alrededor del eje en su caída. ¿Qué sucede, en cambio, si se sujeta el tope y se desliza el casquillo?

El que rota ahora es el núcleo en hélice y, de resultas, la broca en la boquilla. El casquillo vuelve a la posición inicial por la acción de un muelle.

Así funciona el taladro de Arquímedes.

¿Para qué sirve esta herramienta?

El mecanismo descrito lo comparten herramientas como el destornillador de trinquete o el atador manual de alambre. Pero ¿para qué sirve un taladro de Arquímedes?

La boquilla de sujeción de este útil admite brocas de diámetro muy pequeño (desde 0.3 mm hasta 1.5 mm aproximadamente) que se emplean, por ejemplo, para:

  1. Perforar piezas de maquetas en modelismo.
  2. Taladrar placas de circuito impreso (PCB) en electrónica.
  3. Hacer agujeros diminutos en maderas contrachapadas muy delgadas, chapas de madera, materiales frágiles, etc.
Taladro Arquímedes con juego de 20 minibrocas HSS
Taladro Arquímedes con juego de 20 minibrocas HSS
  • Minitaladro para manualidades, artesanía, modelismo y electrónica
  • Boquilla de sujeción sin llave
  • Brocas de acero rápido de 0.3 mm, 0.35 mm, 0.4 mm, 0.45 mm, 0.5 mm, 0.55 mm, 0.6 mm, 0.65 mm,0.7 mm, 0.75 mm, 0.8 mm, 0.85 mm, 0.9 mm, 0.95 mm, 1.0 mm, 1.2 mm, 1.3 mm, 1.4 mm, 1.5 mm y 1.6 mm

¿Cómo utilizar un taladro de Arquímedes?

Paso a paso:

  1. Inserta la broca en la boquilla de sujeción y aprieta la tuerca.
  2. Pon el taladro en vertical sobre la marca y sujétalo como un destornillador de precisión, esto es, haz presión en el tope de la herramienta con el dedo índice.
  3. Desliza el casquillo de arriba abajo y abajo arriba con la otra mano.
  4. Asegúrate de contar con un juego de microbrocas de repuesto: el acero rápido es duro pero frágil (y en diámetros tan minúsculos se rompe con facilidad).

Colofón

Si Arquímedes corría hace dos mil años por las calles de Siracusa exclamando ¡Eureka!, no fue por inventar la alternativa a la Dremel.

En primer lugar, aún habían de pasar muchos años para desarrollar la tecnología con que mecanizar herramientas tan pequeñas. No digamos ya la electricidad...

En segundo lugar, las herramientas automáticas basadas en su tornillo preceden a las eléctricas. Como prueba el destornillador Yankee frente al taladro atornillador de batería.

Deja un comentario

Taladro de Arquímedes

Para qué sirve

Secciones

Últimos artículos