carretilla de obra con rueda neumática y cuba de acero pintado

Tipos de carretillas para obras y reformas

Herramienta imprescindible en toda obra o reforma es la carretilla. Contar con una buena carretilla es esencial si se ha de llevar hormigón, cemento, arena. Pero es también un útil esencial para transportar escombros al contenedor, cargar gravilla o llevar ladrillos a pie de obra, por citar solo unos ejemplos.

¿Pensando en comprar una carretilla de obra? Este artículo te mostrará algunas de las mejores carretillas para albañilería. En él se tratan, además, los formatos de la cuba, los tipos de ruedas, los materiales y otros temas relacionados.

Por qué es importante la carretilla en toda obra y reforma

La carretilla es una herramienta que reduce el esfuerzo muscular necesario para cargar los materiales de construcción. ¿Por tener rueda quizás? Si, claro. Eso también. Pero no... La carretilla multiplica tus fuerzas por ser una máquina simple que actúa como una palanca de primer grado.

La carretilla de obra es una palanca de primer grado

La carretilla de obra es una palanca de primer grado

En la palanca de primer grado, la carga, es decir, la resistencia, se sitúa entre el punto de apoyo —la rueda— y el punto en que se aplica la potencia —los mangos—. Cuánto más larga sea la carretilla, menos esfuerzo necesitas para levantar la carga.

Bueno, pues ahora ya sabes cómo funciona una carretilla... ¡Veamos qué tipos de carretillas se pueden usar en la obra!

Tipos de carretillas para la construcción

En las obras se usan sobre todo dos tipos de carretillas. Las carretillas anchas, por un lado, tienden a ser más bien planas. Por otro lado, existen carretillas estrechas, que son más profundas. Ambas tienen sus pros y sus contras.

La carretilla ancha es poco profunda

La carretilla ancha carga unos 60 litros de mortero de cemento u hormigón. Este tipo de carretilla transporta más volumen de sólidos, que de líquidos, porque en el primer caso la carga pueden sobresalir por arriba. Ejemplos: arena de construcción, gravilla, escombros, leña, etcétera.

Las carretillas de la marca Theca tienen buena relación precio/calidad:

Carretilla de obra Theca C1 650
Carretilla de obra Theca C1 650
  • Cuba de cahapa pintada verde
  • 60 l de capacidad
  • Ref. M96444

Una ventaja de este formato de carretilla es que resulta bien fácil verter el cemento desde la hormigonera. La anchura de la bandeja abarca toda la boca circular de la hormigonera, de tal manera que el hormigón o mortero no caen fuera de la cuba. El inconveniente es que carga menos material que la carretilla estrecha y profunda.

La carretilla estrecha es más profunda y pasa por las puertas

Aunque las hay de varias capacidades, la carretilla estrecha común carga unos 90 litros de materiales líquidos; algo más si se trata de sólidos. Aquí tienes una carretilla de chapa pintada:

Carretilla de obra pintada Theca M29748
Carretilla de obra pintada Theca M29748
  • Cuba de chapa pintada (amarilla), estructura verde y tirantes galvanizados
  • Rueda neumática con cámara
  • 90 l

Esta carretilla presenta dos ventajas sobre la anterior:

  1. Por ser estrecha pasa por las puertas en interiores
  2. Carga un 50 % más de cemento u hormigón (aproximadamente)

Y ahora el contra, verter en ella el hormigón suele ser más difícil. Al ser más estrecha, hay que apuntar bien para que el hormigón no caiga fuera. Bueno, esto cuando se orienta en perpendicular respecto a la hormigonera. ¡Si se pone en parelelo no hay problema!

Sin embargo, al ser más alta, la cuba de ciertas hormigoneras roza con la cuba de la carretilla. Se ha de buscar entonces alguna forma de evitarlo, por ejemplo, calzando las patas de la hormigonera.

Más capacidad de carga significa también menos viajes de carretilla para llevar el mismo volumen de cemento u hormigón. Es evidente. Ahora bien, hay que tener fuerzas para ello. Una carretilla profunda cargada hasta los topes de hormigón es difícil de transportar por pendientes pronunciadas. ¡No hablemos de subir por una rampa de andamio...!

En conclusión, según el tipo de uso que preveas darle, vas a encontrar dos tipos de carretillas para obras y reformas. Por un lado, la carretilla estrecha y profunda, que carga más material y pasa por espacios estrechos. Y por otro, la ancha, de menor capacidad, pero más fácil de cargar y de transportar.

Pero ¿y los materiales? ¿Son mejores las carretillas de chapa galvanizada o las pintadas?

Las mejores carretillas para la obra son las de acero galvanizado

Las carretillas de chapa de acero pintadas son más baratas. Pero son menos resistentes a la corrosión. Por el contrario, las carretillas galvanizadas son mucho más caras, pero su vida útil también es superior.

Cuando se usan para llevar cemento en la obra, las carretillas están en contacto permanente con agua. El agua acelera la corrosión del acero. Cosas de la física... Sí, la pintura de esmalte protege contra la corrosión, pero solo es efectiva por detrás, puesto que en la cuba la arena, los escombros y la gravilla erosionan rápidamente la pintura y dejan la carretilla al desnudo, con el acero expuesto.

La carretilla de acero galvanizado (ojo, no confundir con acero inoxidable) es más resistente a la corrosión. No obstante, si quieres que tu carretilla dure muchos años, debes guardarla al abrigo de la lluvia siempre que te sea posible. ¿Y si no lo es? Guárdala al menos boca abajo, para evitar que se acumule el agua.

Carretilla galvanizada Theca C1/550
Carretilla galvanizada Theca C1/550
  • Cuba en acero zincado de de 550 × 950 mm
  • Estructura en chapa pintada
  • Rueda neumática

Nos queda un asunto fundamental por tratar. Por supuesto, ¡la rueda!, gran invento, por cierto... ¿Son mejores las ruedas macizas o las neumáticas?

Ruedas neumáticas contra ruedas macizas

Por su capacidad de amortiguación y la sensación de comodidad, en mi opinión, las mejores ruedas son las neumáticas, es decir, las ruedas formadas por una llanta de chapa, un neumático y una cámara de caucho con válvula para inflarla con aire a presión. Las ruedas neumáticas para carretillas, no obstante, tienen dos defectos:

  1. Se pinchan (¡más pronto que tarde!)
  2. Se desinflan una y otra vez

En consecuencia, si se opta por carretilla con rueda neumática se ha de tener una bomba de hinchar a mano y algunos parches, o bien una cámara de repuesto. A pesar de ello, esto puede ser un engorroso. Por eso se inventaron las ruedas macizas.

Las primeras ruedas macizas para carretillas de obra eran demasiado rígidas. Eran duras e incómodas. Y apenas tenían amortiguación. Por suerte esto ha cambiado. Las ruedas macizas modernas, también llamadas ruedas impinchables, amortiguan de manera similar a las neumáticas. La sensación de carga no es idéntica, aunque sí parecida.

Las ruedas impinchables son de caucho macizo. Por tanto ni se pinchan, ni revientan. Además, ni el sol del verano (que dilata el aire del neumático y es causa común de reventón) ni el frío del invierno afectan a este tipo de rueda. Así que sustituir la rueda neumática de la carretilla por una maciza es una buena idea para evitar pinchazos...

Rueda maciza impinchable para carretilla de obra y jardinería
Rueda maciza impinchable para carretilla de obra y jardinería
  • Cuerpo macizo de caucho resistente
  • Indicada para carretillas con ejes de 2 cm de ancho
  • Llanta metálica de 12.5 cm de diámetro que confiere estabilidad a la rueda y soporta mejor las cargas pesadas
  • ø 36 cm de diámetro y 8 cm de ancho

Conclusión. ¿Qué carretilla de obra comprar?

Según lo visto, compra la carretilla que mejor se adapte a tus necesidades: ancha o estrecha, ¡pero buena! Huye de las carretillas sospechosamente baratas. Una carretilla de obra se puede abaratar rebajando el espesor de la chapa. Pero es una idea pésima. Si el acero es delgado, la chapa se abolla con más facilidad y se perfora antes por la corrosión. Además, la estructura debe soportar bien el peso: 100 l de hormigón fresco pesan unos 220 kg. ¡Ahí es nada!

En cuanto al material de la cuba, lo dicho: la chapa pintada es más barata que la galvanizada, pero más vulnerable a la corrosión. En todo caso, ambos materiales dan buen resultado siempre que guardes tu carretilla al abrigo de la lluvia. Debes evitar sobre todo que la cuba se llene de agua. Y para olvidarte de los pinchazos... las ruedas macizas modernas son una alternativa eficaz y libre de mantenimiento frente a las neumáticas. Y ahora, ¡deja de hacer el vago en internet y ponte al tajo!

Deja un comentario

carretilla de obra con rueda neumática y cuba de acero pintado