lijadora de banda para madera

Lijadoras de banda para trabajos pesados en madera y metal

Potente aunque pesada, no hay otra máquina de lijar que arranque más material que la lijadora de banda. Gracias al giro infinito de una banda o cinturón, esta lijadora es ideal para trabajos duros de lijado o desbaste.

En este artículo se trata la herramienta en sí. Puedes visitar este enlace si te preguntas qué lijadora de banda comprar.

Lijadoras rotorbitales excéntricas para maderalijadoras delta de base triangular para maderaLijadoras orbitales para acabados

¿Qué es una lijadora de banda?

La lijadora de banda es una lijadora de alto rendimiento que cuenta con una banda continua de lija que va encajada entre dos rodillos, uno de los cuales está motorizado. Esta herramienta eléctrica nos recuerda a la una cinta de correr de un gimnasio.

El rodillo de tracción se conecta al motor —a menudo por correa—, mientras que el otro rodillo gira libre. Como resultado el papel de lija se mueve de forma ininterrumpida.

Por su potencia, la lijadora de banda se usa cuando se requiere arrancar una gran cantidad de material en poco tiempo. Son muy útiles para lijar e igualar pisos de madera, muebles, puertas, vigas y traviesas, por ejemplo.

Gracias al movimiento continuo del cinturón de lija, el serrín no emboza el grano de la hoja con la misma facilidad que la lijadora orbital. En el siguiente vídeo se muestra en acción una lijadora de banda profesional de Bosch:

Tipos de lijadoras de banda

Existen varios tipos de lijadoras de banda según la dificultad de la tarea. En primer lugar, hay que distinguir las lijadoras de banda portátiles de las estacionarias. Las segundas se usan en el taller y se suelen anclar al banco de trabajo, unas veces. Otras veces cuentan con su propia estructura metálica.

Por su parte, una lijadora de banda portátil es más compacta y más manejable que la lijadora fija. Sirve para lijar muebles, puertas o suelos de madera. Llegado el caso también se pueden anclar a la mesa.

Además, existen lijadoras de banda muy estrechas, que resultan ideales para lijar en lugares de díficil acceso. Esta máquina sería la apropiada para lijar los huecos entre barrote y barrote de una barandilla de metal o de madera, por ejemplo.

Por otro lado, la lijadora de taller pueden ser horizontal o vertical. Estas últimas se suele utilizar para afilar cuchillos y herramientas de corte.

Lijadora de banda vertical
Lijadora de banda vertical

Por último, las máquinas para acuchillar suelos de parquet o de tarima son también un tipo de lijadora de banda. Las acuchilladoras de suelo se alquilan en empresas de maquinaria.

Lijadora acuchilladora suelos de parquet
Lijadora acuchilladora suelos de parquet Bona Belt

La elección del grano de lija

Como en toda labor de lijado, se pueden equipar lija de distinto grano en las lijadoras de banda:

  1. Se comienza por los granos más bastos (gr. 40, gr. 80)
  2. Después se cambia a un grano intermedio (gr. 120 hasta gr. 160)
  3. Se da una última pasada con grano fino (gr. 180, gr. 220)

Los pros y los contras de las lijadoras de banda

Entre las ventajas de la lijadora de banda, destacan:

  • Alta capacidad de desbaste
  • Mayor duración de las hojas de lija
  • Opción de labrar biseles con la ayuda de un tope angular (según el modelo)
  • Opción de usarse como lijadora de banco (según el modelo)

Estas máquinas son ideales para lijar grandes superficies en los que se requiere eliminar altos espesores de pintura o barniz. La lijadora de banda es la más potente de todas las lijadoras. En efecto, su rendimiento supera el del resto de máquinas de lijar, incluida la lijadora rotoorbital.

Lijadoras de banda
Las lijadoras de banda son ideales para dejar al desnudo puertas y superficies de mesas

Algunas lijadoras de banda cuentan con un tope lateral regulable en inclinación que permite hacer biseles en cantos del tablero. Por ejemplo, en la lijadora Bosch PBS 75AE se puede acoplar una de estas guías. Este útil permite sustituir a la fresadora o al cepillo eléctrico para madera en aquellos trabajos de escasa magnitud.

Lijadoras de banda bisel
Lijadoras de banda Bosch PBS 75AE realizando un bisel gracias al tope angular

Como primera pega de la lijadora de banda, se puede mencionar la irregularidad del acabado. Debido a la gran capacidad de desbaste que tienen estas lijadoras, rebajar la misma cantidad de material en toda la pieza no resulta fácil, sobre todo en superficies planas grandes.

De ahí que si se quiere dejar un acabado fino, sea recomendable terminar la pieza pasando una lijadora orbital de grano fino para eliminar las marcas dejadas por la lijadora de banda.

En segundo lugar, debido al diseño de la herramienta, la lijadora de banda no puede llegar a lijar las esquinas interiores. Esto nos obliga a terminar los rincones con otro tipo de lijadora (por ejemplo con una lijadora delta).

Un tercer inconveniente de las lijadoras de banda, al lijar piezas estrechas, listones, cantos de tablas, etc., es que la excesiva potencia de estas lijadoras puede redondear el bisel de las piezas y alterar así la estética del mueble.

Por último, este tipo de lijadora es más peligrosa que las lijadoras orbitales para madera, pues conlleva riesgo de atrapamiento. Se debe evitar el uso de ropa suelta, guantes poco ajustados, pelo largo, cintas y cualquier otro tipo de colgante que pudiera ser atrapado por los rodillos de la lijadora de banda.

Averías y mantenimiento de una lijadora de cinta

La avería más frecuente que sufren las lijadoras de banda es la rotura de correa de transmisión o la del eje los rodillos (uno es de tracción, el otro gira loco). Ni que decir tiene que las lijadoras de banda para bricolaje son más propensas a romperse que las profesionales.

Aunque la mayoría de los fabricantes de máquinas de lijar de cinta ofrecen un servicio técnico de piezas de repuesto, a veces el coste de las piezas supera el de la propia herramienta.

Como en otros productos, la lijadora de banda no está exenta de la llamada obsolescencia programada. Como la célebre bombilla estadounidense que lleva más de un siglo operativa, hoy se cuenta con tecnología para fabricar una lijadora de banda resistente. Otra cosa es que quiera hacerse tal cosa.

En todo caso, si la lijadora de cinta sea va a usar a diario o para trabajar, es aconsejable comprar una máquina profesional. Marcas como Makita, DeWalt, Metabo, Hilti, Bosch Professional o Hitachi fabrican lijadoras más resistentes que las herramientas para bricolaje.

En cuanto al mantenimiento, resulta útil soplar la máquina a menudo para eliminar el serrín de las ranuras de ventilación y de los rodillos tractores. Se puede usar para ello la pistola sopladora del compresor de aire.

Además, se deben sustituir las escobillas eléctricas (carbones) cuando lleguen al límite de desgaste. Los chisporroteos del motor, el olor y el bajo rendimiento de la lijadora de cinta nos avisarán del momento de hacer el cambio.

Medidas de seguridad para usar correctamente una lijadora de banda

Sin ser la lijadora de cinta una máquina altamente peligrosa, su uso implica siempre varios riesgos:

  • Riesgo de abrasión: el contacto de la piel desnuda con la banda de lija puede producir pequeñas heridas y abrasiones en la piel. Este riesgo es mayor cuando la máquina se usa en modo estacionario y se lijan piezas muy pequeñas.
  • Riesgo de atrapamiento: las ropas holgadas, el cabello o los complementos de bisutería pueden ser arrastrados por la banda de lija y ser atrapados por los rodillos. Por lo tanto, es muy importante trabajar con cautela y no llevar prendas sueltas, cadenas, relojes, etc. El pelo largo debe estar bien recogido y si se usan guantes, deben ser de goma y nos aseguraremos de que quedan bien ceñidos a la mano.

Asimismo, se deben utilizar los equipos de protección individual:

Además, la lijadora de banda es una máquina que solo debe usarse en seco: la entrada de agua en su interior aumenta el riesgo de que el usuario reciba un choque eléctrico. Otra medida de seguridad que contemplar es evitar el uso de bandas de lija muy desgastadas (se pueden romper sin aviso previo y salir proyectadas contra el usuario).

Por último, el uso prolongado de la lijadora sobre la superficie de trabajo puede sobrecalentar la máquina y la pieza. Cuando se lija metal o madera, existe un pequeño riesgo de incendio (las chispas y partículas metálicas al rojo vivo pueden inflamar el serrín). El riesgo es aún mayor si se han lijado pinturas o barnices basadas en poliuretano. Por ello, antes de abandonar el trabajo, se debe vaciar el depósito de la lijadora de banda.

Comentarios

  • Muy acertado tocar el tema de la obsolecencia programada, es muy difícil probar pero existe en una cantidad de equipos grande.

    Manuel

Deja un comentario

lijadora de banda para madera