cizalla para metal para cortar varillas de ferralla y eslabones de cadenas

Cizallas cortavarillas para metal, cadenas y ferralla

Las cizallas para metal cortan varillas de ferralla, cadenas o barras de acero en el acto. ¿Lo mejor? Cortan como las tijeras; esto es, sin cables, sin chispas, sin ruido. De donde se sigue que no requieren usar cascos de protección auditiva. Hay que decir, por tanto, que las cizallas cortavarillas bien valen un imperio por su potencia.

El valor real de una cizalla para metal

La cizalla no es una herramienta barata. Eso es cierto. Su precio, sin ir más lejos, supera el de las radiales pequeñas más asequibles. Pero decía Quevedo:

Solo el necio confunde valor y precio

¿Y qué valor tiene la cizalla para ferralla? Pues mucho. La cortavarillas es una herramienta impagable porque capacita a su poseedor para cortar metal en lugares sin acceso a la electricidad.

Y lo que es mejor, cizallar es una tarea que puede hacerse en perfecto silencio, más allá del sonoro ¡clic! que se oye cuando el metal se separa. Y ello sin recurrir a más ayuda, como decía el Caballero de la Triste Figura, que la fuerza invencible de nuestro poderoso brazo.

No hay palabras para describir la libertad que brinda una cizalla en la obra a la hora de cortar un mallazo de varilla corrugada in situ. Se suda la gota gorda si, por no disponer de ella, no queda otro remedio que recurrir a la amoladora angular y el alargador eléctrico. En esas ya no solo se suda sangre en la preparación: cortar con radial también es más lento.

En definitiva, si el asunto va de cortar fierro, la cizalla para metal es una herramienta inestimable, magnífica, soberbia. Para muestra un botón:

Cizalla cortevarillas en una obra cortando mallazo
Corte de mallazo de varilla de acero corrugado con una cizalla para metal

Características de la cortavarillas

¿Cómo multiplica la fuerza del operario la cizalla? En el fondo la cizalla no es más que una palanca de primer grado, una máquina simple que cambia fuerza por distancia. Dicho de otra forma, la potencia (esfuerzo de los músculos) es menor que la resistencia (varilla de acero). El truco está en que los mangos de la cizalla recorren una distancia notable, mientras que su boca apenas se mueve, apenas lo justo para cortar la pieza.

Así pues, la cizalla para metal es una herramienta que transmite fuerza y la multiplica. Para ello, dispone de dos brazos largos cuyos extremos, en algunos diseños, se curvan hacia dentro para aplicar la fuerza más fácilmente. En los extremo los brazos incorporan empuñaduras de plástico o material antideslizante. Por el otro lado, el cabezal de corte lo forman dos mordazas de acero forjadas en una pieza. Tales mordazas se tratan térmicamente en las cizallas de calidad.

La cizalla para metal se diferencia de la tijera por la forma de rotación de las hojas. Mientras que las cuchillas de la tijera pivotan sobre un eje, las mordazas de la cizalla se deslizan sobre dos pares de tornillos. Además, existe un quinto tornillo ubicado en el centro que une los brazos de la herramienta.

¿Para qué sirven las cizallas cortahierros?

La cizalla es una herramiental diseñada para hacer el mal. Forzar cadenas con la cizalla lleva al caco a la cárcel. Pero la propia cizalla saca al ratero de la prisión si encuentra la forma de camuflarla en la tarta, claro.

Y es que estas descomunales tijeras cortavarillas son ideales para cortar barrotes de acero... Pero la cizalla también corta:

  • Varillas de acero corrugado (barras de tetracero)
  • Estructuras de ferralla
  • Armaduras para zunchos
  • Mallazos electrosoldados
  • Vallas de alambre rígido
  • Eslabones de cadenas
  • Pletinas delgadas

Capacidad de corte de la cizalla según su longitud

Las tenazas cortavarillas aprovechan el hecho de que el módulo de cizalladura del acero es menor que el módulo elástico. En otras palabras, el acero soporta peor el esfuerzo de corte que el de estiramiento. Aun así, el acero dulce al carbono es un material fuerte. Por eso son tan largos los brazos de la cizalla. Y cuanto más gruesa la varilla, más larga debe ser la cizalla.

En la siguiente tabla se relacionan, a modo de orientación, la longitud de la cizalla y su capacidad de corte (material: acero dulce con resistencia a la rotura aprox. de 50 kg/mm²).

Longitud de la cizalla 45 cm 60 cm 70 cm 90 cm 105 cm
Ø máx. de la varilla ø 8 mm ø 10 mm ø 13 mm ø 16 mm ø 19 mm

¿Qué cizalla comprar?

Sobra decir que, como en toda herramienta, el precio y el rendimiento de una cizalla depende de la calidad del acero, del diseño y de la fabricación. Las cizallas Stanley con bocas de acero aleado cromo-molibdeno ofrecen buena relación calidad-precio.

Cortavarillas Stanley de 600 mm
Cortavarillas Stanley de 600 mm
  • Mangos tubulares de 24 pulgadas
  • Ref. 1-17-752

Las cortavarillas de Bellota requieren mayor inversión, pero su diseño es de interés por cuatro aspectos. Primero, los mangos no son rectos, lo que simplifica las cosas (pues cuanto más abrimos los brazos, menos fuerza hacemos). Segundo, el cabezal incluye tornillos de eje descentrado para ajustar la separación de los filos. Tercero, estos tornillos constan de muescas antitorsión que preservan la posición durante el corte.

Por último, Bellota ofrece repuestos para sus cizallas (cabezal y tornillos). Por tanto, esta herramienta estaría más indicada para el uso intensivo y el profesional.

Cortavarillas Bellota
Cortavarillas Bellota
  • 600 mm

Deja un comentario

cizalla para metal para cortar varillas de ferralla y eslabones de cadenas