maza de demolición de dos manos tipo almádena

Maza de dos manos o almádena

La almádena es la más potente herramienta manual de demolición y golpeo. Con un mango que ronda 1 m de largo y una cabeza de hasta 9 kg, esta pesada maza debe sujetarse con ambas manos, como un hacha. Al revés que la maceta y otros martillos más pequeños, trabajar con ella obliga a flexionar el tronco.

Para qué sirve una almádena

La almádena es una versátil y robusta herramienta que sirve para:

  • romper piedra, ladrillo y hormigón
  • demoler tabiques y paredes ligeras
  • clavar postes, estacas o ferralla en el terreno
  • liberar objetos atrapados
  • clavar puntas y varillas de grandes diámetros en madera
  • abrir leña (con una cuña de metal)
  • corregir la posición del cerco de una puerta (con un mártir de madera)

Construcción de una pasarela de madera con la mandarria

Similar a la maza es el martillo clavador, una curiosa herramienta de cabeza larga y aguzada en los extremos que sirve para clavar traviesas de ferrocarril. De modo parecido, en construcción naval los calafates usan la mandarria para poner y quitar pernos en los costados de un buque.

Características de una maza de demolición de dos manos

Llamada también almágana, porra o maza de demolición, la almádena cuenta con un mango largo que mide entre 50 cm y 1 m. El peso de la cabeza oscila entre 1 kg y 9 kg. En construcción y jardinería son de uso habitual las mazas de 1 m y 4-6 kg de peso.

Como en todo martillo, a la hora de comprar una maza de dos manos es capital fijarse en la unión mango-cabeza. Dada la enorme masa de esta herramienta, es común emplear fibra de vidrio o fibra de carbono (más ligera) para construir el mango. Ambos materiales amortiguan los golpes mejor que la madera y ofrecen una unión más solida y fiable.

La cabeza de la almádena se forja de una pieza en acero. Se endurece el acero para prevenir que el metal se deforme y se templa para evitar la rotura en la zona de golpeo. Suele tener forma de prisma rectangular y a veces bocas redondas con una sección octogonal intermedia.

cabeza de una maza de demolición
Detalle de una cabeza de sección octogonal y bocas redondas de una maza de demolición.

Cómo utilizar una mandarria

Pocas herramientas ponen en tus manos tanto poder como la mandarria. Como diría el Caballero de la Triste Figura... este útil dota de una fuerza bruta suma a un poderoso brazo. Pero si un gran poder conlleva una gran responsabilidad, antes de usar la maza de demolición, debes ponerte las gafas de seguridad.

El secreto de la fuerza de la almádena no es otro que la masa de su cabeza y el impulso que se imprime a esta gracias a su mango largo. Como la energía de impacto se concentra en un área grande, la herramienta posibilita demoler tabiques ligeros. (Los martillos pequeños, en cambio, lejos de derribar la pared, solo abren agujeros en ella).

  1. Toma la almádena. Pon tu mano dominante en la parte media del mango (bajo la cabeza de la herramienta) y la otra en la base.
  2. Adelanta tu pie izquierdo si eres diestro (y viceversa).
  3. Alza la maza de demolición tan alto como te resulte posible sin perder el control.
  4. Apunta al objetivo e impulsa la maza hacia el frente con la mano superior.
  5. Deja que la gravedad haga el trabajo al tiempo que deslizas la mano hasta la base del mango para amortiguar el impacto.

El balanceo del torso depende del tipo de tarea. Por ejemplo, se balancea más el tronco al abrir leña o clavar un poste en el terreno con la mandarria que al demoler una pared.

Uso maza almádena para clavar postes en el terreno

Comprar maza de demolición

Si quieres comprar una almádena y una cuña separadora, echa un vistazo a estas recomendaciones.

  • Maza con mango de fibra de carbono de 5 kg Bellota
    Maza con mango de fibra de carbono de 5 kg Bellota
  • Maza de albañil de 5 kg
    Maza de albañil de 5 kg
  • Maza grande de 92 cm y cabeza octogonal de 4500 g
    Maza grande de 92 cm y cabeza octogonal de 4500 g
  • Almádena de 5 kg con mango de madera Alyco
    Almádena de 5 kg con mango de madera Alyco
  • Maza de 5 kg con mango de fibra y empuñadura engomada
    Maza de 5 kg con mango de fibra y empuñadura engomada

Cuñas separadoras

  • Cuña para separar leña y talar árboles de 1.8 kg
    Cuña para separar leña y talar árboles de 1.8 kg
  • Cuña forjada para madera Bellota 2 kg
    Cuña forjada para madera Bellota 2 kg

Colofón

Gracias a la masa de la cabeza y al largo del mango, la almádena desarrolla una energía de impacto en julios comparable a la de un martillo demoledor eléctrico. Es por ello una herramienta de demolición esencial en obras y reformas.

Por otra parte, con la ayuda de una cuña separadora, la maza de demolición es una útil aliada del hacha de abrir leña. Asimismo, en el exterior la mandarria es un utensilio eficaz para clavar postes para cercas o romper el pie de cemento de postes y señales, bordillosde hormigón, piedra para mampostería...

martillos demoledores para obrasmaceta de albañilMartillo de bola para mecánica

Deja un comentario

maza de demolición de dos manos tipo almádena