un par de destornilladores con dos tipos de punta: de estrella y plana

¿Para qué sirven los destornilladores?

No hagas hoy lo que puedas dejar para mañana. He aquí la máxima que guía como un estandarte a toda persona procrastinadora. La llamada regla de los dos minutos, por su parte, es una técnica antiprocrastinación de lo más eficaz.

Pero si no se tienen a mano un par de destornilladores, ¿de qué sirve la regla de los dos minutos? Es más, ¿para qué sirven los destornilladores?

Bandera de suecia

La regla de los dos minutos

La regla de los dos minutos enuncia:

Repara en el acto todo aquello que puedas arreglar en menos de dos minutos. (Dicho popular).

De poco sirve ponerse a colorear mandalas para reducir el estrés... si se siguen procrastinando las tareas que lo causan. En efecto, apretar los tornillos flojos de la silla no toma más de dos minutos. Pero, si se abandona la tarea por desidia, tal vez toque visita sorpresa a Ikea. ¡Y eso sí es terrible!

Como diría tu madre, ¡ni albóndigas ni albóndigos! Corre a la caja de herramientas, alma de cántaro. ¡Ve en busca de tus destornilladores!

Para cumplir con tu deber, dos destornilladores has de tener

Lo de apretar los tornillos de la silla es rápido. Lo de sacar los destornilladores, no tanto. Por ello, para librarte de cargar con la bandera de la cruz amarilla sobre fondo azul, te conviene tener a mano un par de destornilladores. ¿De estrella y plano? Sí, evidentemente.

Prevenir es mejor que lamentar. Eso seguro. La cuestión ahora es ¿dónde guardar los destornilladores salvavidas? He aquí algunas sugerencias:

  • En una estantería
  • En un cajón de la cocina
  • En el portalápices del escritorio, acompañando a los bolígrafos
  • En el mueble del recibidor
  • En el bolsillo del pantalón si hiciese falta

Recuerda, por dos minutos se pierde un domingo. Los pequeños apaños y ñapas hay que quitárselos cuanto antes de la cabeza. No conviene dejar que se acumulen los tornillos que han de ser apretados, pues son fuente de estrés. Sobre todo si se rompe la silla.

P.D.: sin importar qué forma adopte su cabeza, el destornillador es una herramienta útil para apretar y aflojar tornillos; también llamado giratornillos, este instrumento data del siglo xv.

Deja un comentario

un par de destornilladores con dos tipos de punta: de estrella y plana

Para qué sirve

Secciones

Últimos artículos