Mazo de goma con mango de metal y cabeza de material blando

Mazo de goma para solar y golpear materiales blandos

La maceta o mazo de goma es una herramienta que sirve para golpear materiales sin marcar la superficie. Su cabeza se construye con un material suave como goma o caucho inyectado. Ciertos mazos, no obstante, no tienen cabeza de goma, sino de plástico blando. Bueno, ¡y a veces no tan blando!

Instalación de suelo de baldosa porcelánica con mazo de goma
Un solador golpea una baldosa porcelánica con el mazo de goma

Características del mazo de goma

Como otros derivados del martillo, se fabrican mazos de goma de distintos tamaños. El peso de un mazo de goma va desde 400 g hasta 900 g. Su mango puede ser de madera barnizada, de poliester reforzado con fibra de vidrio o incluso de metal.

La cabeza del mazo de goma común es negra. No obstante, también existen macetas de goma de cabeza blanca. Esta última se utiliza para golpear superficies claras sin dejar manchas negras (por ejemplo, azulejos blancos).

No se ha de confundir este mazo con el martillo de goma. La cabeza del martillo siempre es más pequeña. Se desconoce quien inventó la maza de goma, pero en 1931 Joseph Widman patentó un martillo mixto con un extremo de la cabeza hecho en goma y el otro en metal.

Mazo de goma blanco S&R
Mazo de goma blanco S&R
  • Maza de goma profesional antivibraciones y antimanchas
  • 680 g / 65 mm

¿Para qué sirve un mazo de goma?

El mazo de goma no tiene una única función. El mazo de goma sirve, por ejemplo, para desabollar metal (chapistas), ajustar piezas de madera (carpinteros y ebanistas) y colocar baldosas o azulejos de cerámica o de gres porcelánico (albañiles y alicatadores).

Esta herramienta, además, comprende diversas utilidades:

  • Ajustar las piezas que componen un mueble en la fase del encolado
  • Colocar tablillas de parquet
  • Desmontar el cilindro neumático de una silla de oficina sin abollarlo ni arañarlo
  • Extraer tornillos o varillas roscadas sin dañar la rosca
  • Golpear formones y gubias de carpintero sin dañar el mango
  • Golpear mangos de destornilladores sin romperlos (por ejemplo, para sacar las grapas de un sofá)
  • Instalar planchas de pladur (cartón-yeso)
  • Introducir espigas y tubillones de haya en su alojamiento
  • Montar cabañas y cobertizos de madera
  • Montar casetas metálicas
  • Montar estanterías de metal, de madera maciza o de maderas procesadas
  • Montar y desmontar piezas mecánicas delicadas del automóvil (tubo de escape, silenciador)

La principal ventaja del mazo de goma es que no deja marcas en las superficies y no las abolla. Sin embargo, la dureza está reñida con la vida útil de la herramienta. Un mazo muy blando se estropea con facilidad al golpear superficies duras; en cambio, se corre el riesgo de abollar o romper los objetos golpeados si la cabeza del mazo es muy dura.

Herramientas alternativas

Una herramienta alternativa al mazo de goma para golpear el formón o la gubia es la maza de madera. El martillo de nailon, por su parte, tiene la cabeza más dura que el mazo de goma. Además, existen bocas de recambio para la cabeza.

Maceta de madera de haya para carpintería
Maceta de madera de haya para carpintería
  • 245 mm
Martillo de nylon Bellota 8050-32
Martillo de nylon Bellota 8050-32
  • Martillo mecánico con bocas de nylon recambiables
  • Mango de madera de haya certificada
  • Perfecta unión mango-cabeza gracias a una cuña patentada de fibra de vidrio
  • Para golpear piezas de chapa y acero: ensambles, remaches, puntos de soldadura...

Seguridad y uso correcto del mazo de goma

El mazo de goma puede causar daños a la salud por una mala postura corporal o por un mal uso de la herramienta. Para evitarlo, si se trabaja de rodillas, por ejemplo, para colocar un pavimento de baldosas, se deben usar rodilleras de protección. Hay que evitar, asimismo, forzar la postura del cuerpo, por ejemplo, al alicatar las zonas altas de un cuarto de baño.

Por último, para evitar lesiones musculares, se deben alternar trabajos durante la jornada laboral, ya que el uso repetido del mazo de goma durante la jornada laboral está asociado a lesiones de muñeca por sobrecarga y al síndrome del tunel carpiano. Es aconsejable, además, comprar un mazo de goma con mango antivibraciones.

Cómo hacer mortero de cementoGafas de seguridadProtectores auditivos de seguridad

Deja un comentario

Mazo de goma con mango de metal y cabeza de material blando