detalle de una llave inglesa ajustable con tornillo sinfín de regulación frontal

Llave inglesa de ajuste frontal o lateral

La versátil herramienta de boca ajustable que sustituye a llaves fijas de varias medidas es la llave inglesa. Solo un instrumento así permite apretar o aflojar tuercas y tornillos de distintos tamaños.

Los angloparlantes, por cierto, llaman llave ajustable a la llave inglesa. Pero ¿qué llave inglesa comprar para llevar en la caja de herramientas? Llave ajustable de calidad es la fabricada en acero forjado, a ser posible aleado al cromo- vanadio, y que presenta una mínima holgura en su mecanismo de ajuste.

Llave inglesa ajustable de tornillo frontal

Ventajas e inconvenientes de la llave ajustable o inglesa

La llave fija sujeta la tuerca o la cabeza de un tornillo solo por dos caras del hexágono. Eso quiere decir que la fuerza transmitida se concentra toda en las dos superficies que contactan con la llave. Una llave de vaso o una llave fija cerrada, en cambio, tienen más puntos de contacto con la tuerca.

Al apretar o aflojar una tuerca con una llave inglesa, nos arriesgamos a dañar su cabeza; es decir, redondear las aristas del hexagono. Eso puede echar por tierra el tornillo y dejarlo inservible. Cuanto más duro sea el tornillo, y cuanta más holgura tenga la llave, mayor es el riesgo de arruinarlo.

De ahí que el mecánico rara vez use la llave inglesa en el taller. En su lugar, usará un buen juego de llaves fijas. Contar con un par de llaves inglesas, no obstante, pueden sacarte de un millón de apuros y, como vamos a ver, esta herramienta tiene sus ventajas.

Sobra decir que por ser la llave inglesa ajustable, permite apretar y aflojar todo tipo de tuercas y tornillos hexagonales con un único instrumento. No debe faltar, pues, en tu caja de herramientas. Lo importante, ahora, es comprar una llave inglesa de calidad. Sigue leyendo...

La dureza del acero al cromo-vanadio

El acero empleado por Bellota, Irimo y otros fabricantes de llaves inglesas prémium es acero aleado con cromo y con vanadio. Cromo y vanadio son dos elementos que incorporados al acero fundido incrementan notablemente su dureza una vez sólido.

Así, un acero al cromo-vanadio ofrece más resistencia a ser penetrado o rayado por otro material. Es, en efecto, más duro. Para determinar la dureza de los aceros, se recurre al ensayo Rockwell.

¿Y por qué es capital que el acero sea lo más duro posible?. Por una razón muy sencilla: si el acero de la llave inglesa no es más duro que la tuerca, la boca se deforma y se echa a perder.

Seguro que alguna vez has usado una de esas herramientas mediocres cuya boca queda mellada al aflojar un tornillo difícil. Ahora bien, ciertos tornillos de maquinaria industrial o de automóviles y otros vehículos también son de acero al cromo-vanadio. De ahí que el acero inoxidable de la llave, cuanto más duro sea, mejor.

El tratamiento térmico del acero

Por otra parte, para incrementar aún más la resistencia de una llave inglesa, puede someterse el acero a tratamientos térmicos. Dos tratamientos habituales del acero para herramientas son el revenido y el temple.

El temple no tiene que ver con la orden de los caballeros templarios... Consiste en esencia en enfríar bruscamente el acero con agua mientras está al rojo vivo. Eso modifica la resistencia mecánica del material y lo hace más resistente a las melladuras y a la deformación.

Estos tratamientos térmicos industriales dependen de un minucioso control para que resulten eficaces. Pero precisión y barato son palabras que no viajan juntas en la misma frase. Por eso una buena llave inglesa cuesta veinte, treinta, cincuenta o sesenta euros; por eso una llave china de la peor especie no llega a los diez.

¿Qué llave inglesa comprar?

De entrada, es aconsejable comprar una llave inglesa de una marca conocida. Las marcas Bellota e Irimo fabrican magníficas llaves inglesas.

Dicho eso, hay dos tipos de llave inglesa: la de ajuste frontal y la de ajuste lateral.

Llaves inglesas de ajuste lateral

Inventada por Irimo, la llave de ajuste lateral ofrece una gran precisión. El mecanizado de la boca móvil de esta herramienta es más fino que el de la llave de ajuste frontal.

Llave inglesa de ajuste lateral
Llave inglesa Bellota de ajuste lateral

Llaves inglesas Bellota

Bellota 6464-12 - Llave ajustable moleta lateral 12 pulgadas
Bellota 6464-12 - Llave ajustable moleta lateral 12 pulgadas
  • Tratamiento térmico de temple y revenido para mayor resistencia
  • Bocas largas y delgadas para llegar a lugares difíciles y mejor sujeción de la tuerca
  • Perfecto rectificado, ajuste total suave y sin holguras

Llaves inglesas Irimo

Llave inglesa Irimo BH001031
Llave inglesa Irimo BH001031
  • Fabricada en acero cromo vanadio
  • Ajustable por moleta lateral hasta 40 mm
  • 300 mm

Aparte de Bellota, otra excelente marca de herramientas de mano es Irimo. Sus llaves no te van a defraudar. Están hechas con aceros aleados de alta calidad con una buena resistencia en el ensayo de dureza Rockwell y con un excelente mecanizado de sus superficies. El paralelismo de las partes planas de la boca de una llave también es muy importante: esto asegura un buen contacto con las caras del hexágono.

Llaves inglesas Alyco

Llave ajustable Alyco 400 mm
Llave ajustable Alyco 400 mm
  • Fabricada en acero al cromo vanadio, resistencia al desgaste y vida útil larga
  • Cabeza de perfil fino para acceder a lugares reducidos, milimetrada por ambos lados para ajustes rápidos
  • Ángulo de la cabeza de 15° para un manejo más ergonómico y preciso
  • Sistema de apertura mediante moleta lateral

También la empresa guipuzcoana Alyco fabrica llaves ajustables de gran calidad. Un aspecto positivo a destacar de las llaves alyco es que su perfil es algo más reducido de lo habitual en este tipo de llaves. Esto te facilita el acceso en lugares cuyas dimensiones son reducidas. Igualmente su ángulo de cabeza de 15º ha sido diseñado para que la ergonomía de la herramienta resulte más confortable para el usuario. Al igual que todas las llaves anteriores se ajusta mediante una moleta lateral.

Además las llaves ajustables Alyco incluyen una cabeza graduada en milímetros por ambos lados para facilitarte el ajuste cuando sabes exactamente la medida del tornillo o tuerca.

Llave ajustable con tornillo sinfín

Si buscas una llave inglesa más barata tienes que recurrir a las de tornillo sinfín frontal. Algunas de las mejores marcas de llaves ajustables con tornillo sinfín frontal son Bellota, Bahco, Irimo, Stanley y Alico.

Llave ajustable Stanley 0-90-947
Llave ajustable Stanley 0-90-947
  • Mango bimateria
  • 150 mm
Llave ajustable de moleta central 150 mm Alyco
Llave ajustable de moleta central 150 mm Alyco
  • Llave inglesa de gran apertura en acero al cromo vanadio de alta calidad y resistencia al desgaste
  • Acero tratado térmicamente para mayor capacidad de apriete y resistencia
  • Gran exactitud de dimensiones que permite que el mecanismo no sufra y alargue la vida útil
  • Tratamiento superficial de pavonado que evita impregnacion de suciedad, humedad y óxido
  • Sistema de apertura mediante moleta muy preciso con escala milimétrica
  • Llave muy precisa y sin holguras que no daña la tuerca
  • Para fontanería, sanitarios, lavabos...
Llave ajustable de moleta central Bellota 6460-6
Llave ajustable de moleta central Bellota 6460-6
  • Tratamiento térmico de temple y revenido para mayor resistencia
  • Bocas largas y delgadas para llegar a lugares difíciles y mejor sujeción de la tuerca
  • Perfecto rectificado, ajuste total suave y sin holguras
  • Sección del mango en doble T para mayor robustez, resistencia y ergonomía
Llave inglesa IRIMO BH5-300C-1
Llave inglesa IRIMO BH5-300C-1
  • Fabricada en acero cromo vanadio
  • 300 mm
Llave inglesa Bahco 9031-T
Llave inglesa Bahco 9031-T
  • Bocas extrafinas de gran apertura (38 mm)
  • Ajuste por tornillo central
  • Mango en material antideslizante
  • 218 mm de longitud

Información y curiosidades sobre la llave inglesa

En esta sección te cuento detalles curiosos de la llave inglesa. ¿Sabes quién la inventó? ¿Qué herramientas son similares a ella?

¿Para qué sirve la llave inglesa?

La llave inglesa es una herramienta manual que sirve para apretar y aflojar tuercas y tornillos de cabeza hexagonal. La ventaja que posee sobre las llaves fijas es que una única herramienta nos sirve para muchas medidas.

Tipos de llaves inglesas

Las llaves ajustables con tuerca lateral suelen ser más precisas que las de tornillo sinfín de ajuste frontal. Aunque la llave ajustable frontal es más barata, una llave inglesa de ajuste lateral lograr un par de apriete y cercano al de una llave fija.

Tipos de llaves inglesas
Boca de llave inglesa de ajuste frontal y boca de llave inglesa de ajuste lateral.

¿Quién inventó la llave inglesa?

No se sabe con exactitud quién inventó la llave inglesa, aunque se le atribuye al ingeniero inglés Edwin Beard Budding y al herrero sueco Johan Petter Johansson. Este último tenía que cargar con un buen número de llaves fijas y decidió diseñar una llave fija ajustable.

Las primeras llaves ajustables no eran como las actuales. En vez de un tornillo sinfín regulable tenían una cuña que había que situar en la boca de la llave con la ayuda de un martillo.

¿Qué otros nombres recibe la llave inglesa?

La llave inglesa también es conocida como llave ajustable. En algunos paises de América también se la llama asimismo llave francesa.

Tamaños de llaves inglesas

Hay llaves inglesas de muchas medidas. Unas son más pequeñas que la palma de la mano. Otras son más largas que un brazo.

En todo caso, la medida de la llave inglesa no indica solo la longitud del mango, sino las medidas mínima y máxima de las tuercas que son capaces de apretar. Así, una llave 0-28 mm sirve para poner y quitar tuercas hexagonales de 0 a 28 mm de separación entre caras.

Características de la llave inglesa

Una propiedad que distingue la llave inglesa de otras herramientas de ajuste es la inclinación de la boca respecto al mango. Este diseño también es el de las llaves fijas y facilita el acople de la llave alrededor de la tuerca o el tornillo.

La boca de toda llave ajustable dispone de una pieza fija y una pieza desplazable. Mediante la ayuda de un tornillo sinfín, se abre o se cierra la mandíbula móvil para adaptarla así al tamaño de la tuercas.

¿Cómo comprobar la holgura de una llave inglesa?

Si deseas comprobar que la llave inglesa tiene poca holgura, puedes hacer lo siguiente:

  1. Sujeta con una mano el mango de la llave.
  2. Con la otra mano intenta retorcer la boca movil hacia un lado primero y luego hacia el otro.
  3. Si el juego o la holgura son excesivos, no compres la llave, mejor busca una más fiable.

La mejor llave inglesa es aquella cuya pieza móvil presenta la holgura justa para deslizarse.

¿En qué se diferencia una llave inglesa de una llave grifa?

La llave grifa, también conocida como llave Stillson, es otra llave de boca ajustable. La boca de la Stillson, sin embargo, no se inclina ni se aleja del mango, al contrario, es perpendicular a este.

Además, a diferencia de la inglesa —cuyas paredes son lisas—, la llave grifa tiene dientes en la boca. Eso permite una mejor sujeción, sobre todo de piezas redondas.

Llave inglesa diferencias llave Stillson
Llave inglesa de la marca Stanley y llave grifa (Stillson) de la marca Bahco

En suma, la llave grifa es una herramienta menos precisa que la inglesa que se suele utilizar en fontanería para apretar o aflojar tuercas muy grandes. También es ideal para la sujetar objetos de sección cilíndrica, ya que merced a los dientes, cuanto más se aprieta, más fuertemente sujetan la pieza.

Para acabar, una llave aún más curiosa que la Stillson es la mordaza de presión o llave vise-grip.

Deja un comentario

detalle de una llave inglesa ajustable con tornillo sinfín de regulación frontal