llave grifa para fontanería tipo Stillson

Llave grifa tipo Stillson ajustable para fontanería

La llave grifa o llave Stillson es junto a la inglesa una de las más importantes herramientas ajustables para fontanería. Se trata de un útil similar a la llave de perro. Sin embargo, a diferencia de este instrumento, la boca móvil de la llave grifa no se desliza a lo largo del mango, sino que se ajusta desde un tornillo sin fin.

Llave Stillson para fontanería

Características de una llave grifa

La llave Stillson de fontanero está formada por tres partes:

  • Mango: es largo y pesado. Se construye en acero y se forja por estampa. A menudo presenta rebajes o canales que ayudan a reducir el peso de la llave grifa. El metal suele pintarse y presenta el grano característico del acero trabajado por forja. El extremo superior del mango constituye la boca fija de la herramienta.
  • Mandíbula móvil: también es de acero forjado. Pero sin pintar (desnudo), a diferencia del mango. La boca móvil de una llave Stillson forma una L cuyo lado largo se rosca. El lado corto de la L se mecaniza y se labrar para obtener los dientes de sierra de la boca.
  • Tornillo sin fin: no es un tornillo sin fin real —como el de la llave inglesa—, sino una tuerca. Aunque funciona de la misma manera. Su propósito es el de abrir y cerrar la boca de la llave grifa. La superficie está moleteada para facilitar el agarre.

Lo que diferencia la llave Stillson de la llave inglesa o la llave de perro es que sus bocas se comprimen al hacer palanca con el mango. Las mandíbulas de una llave grifa muerden con fuerza la pieza. Por el diseño de la llave, la fuerza aumenta con la propia presión de giro.

¿Para qué sirve una llave Stillon? Usos en fontanería y en construcción

La llave Stillson es una herramienta ajustable de mandíbulas aserradas que resulta muy útil para sujetar tuberías de caña galvanizada y diversas piezas de fontanería. La llave es apropiada para inmovilizar partes de metal blando como el cobre y sus aleaciones, por ejemplo, latón (cobre y zinc).

Llave grifa de fontanero sujeta una tubería caña o hierro galvanizado
La llave grifa o llave Stillson se utiliza en fontanería para sujetar tuberías y piezas cilíndricas o irregulares.

Pero la llave grifa no se emplea solo en fontanería. En bricolaje, mecánica y construcción se usa para sujetar piezas cilíndricas difícil de amordazar con alicates pico de loro o mordaza de presión. Sin ir más lejos, porque la boca de la mordaza de presión no suele abrir tanto como las mandíbulas de una llave Stillson.

Por otro lado, si no se cuenta con la llave de desencofrar, la llave ajustable Stillson permite aflojar por torsión varillas de ferralla clavadas en el suelo, por ejemplo. Por todo lo dicho, llevar en la caja de herramientas de albañilería una llave grifa nunca está de más.

Cómo se utiliza una llave grifa

¿Quieres aprender cómo usar una llave grifa? Pues sigue estos pasos:

  1. Abre la boca móvil con la tuerca moleteada hasta que te sea posible abrazar la pieza.
  2. Introduce la pieza en la llave de tal manera que el mango gire en el sentido correcto: al girar y hacer palanca las bocas deben tender a cerrarse (nunca a abrirse). De lo contrario, los dientes de sierra no muerden bien la pieza.
  3. Ajusta la mandíbula móvil de nuevo con la tuerca hasta que la holgura sea mínima.
  4. Gira la llave: la mandíbula se cierra al hacer palanca y las caras aserradas atrapan con firmeza el objeto.

Briconsejo: antes de apretar o soltar un objeto con llave grifa, la tubería o la pieza debe estar limpia, sin restos de barro y libre de grasa.

¿En qué fijarse al comprar una llave Stillson?

A la hora de comprar una llave grifa tipo Stillson para fontanería, conviene fijarse en un par de detalles. El primero: hay que buscar en el cuerpo la inscripción drop forged 'forjada por estampa' o heavy duty 'para tareas pesadas'. Ello nos indicará que el cuerpo es de acero forjado y no de fundición, en cuyo caso correría riesgo de romperse.

En segundo lugar, las llaves Stillson se fabrican en distintos largos de cuerpo. La medida se indica generalmente en pulgadas. La abertura máxima de la mandíbula va en relación con la longitud del mango.

En tercer lugar, hay que observar los acabados del tornillo, los de las bocas y los del mango. La compañía americana Ridgid inventó la llave grifa y hoy sigue fabricando algunas de las mejores llaves Stillson para fontanería.

Llave grifa recta Ridgid 31010
Llave grifa recta Ridgid 31010
  • Cuerpo resistente de acero dúctil con perfil de viga en H
  • Mordaza forjada con bocas estriadas reemplazables
  • Rosca cuadrada de filetes autolimpiables
  • Mandíbulas endurecidas en acero aleado

Como punto final, salvo que no quede más remedio, la llave grifa no se debe usar para apretar o aflojar tuercas hexagonales. Las llaves fijas y las inglesas son más apropiadas para este menester por sus caras lisas.

Deja un comentario

llave grifa para fontanería tipo Stillson