¿Para qué sirve la parte sin rosca de un tornillo?

¿Para qué sirve la parte sin rosca de un tornillo?

La cola de carpintero tarda unos minutos en secar. La máxima resistencia la gana en unas 24 h. Para mantener unidas dos maderas durante este tiempo puedes usar, por ejemplo, un sargento de carpintero. Una herramienta aún más sencilla es el tornillo de apriete en C:

Tornillo de apriete
Tornillo de apriete en C

El tope fijo de la estructura en C del cuerpo, por un lado, y el tornillo deslizante con su tope, por el otro, presionan las caras exteriores de las tablas. Todo claro hasta aquí.

Bien distinto es lo que sucede cuando atornillas una tabla a otra con tornillos de los de girar con destornillador. En este caso la presión la recibe solo una cara de la madera, a saber: la que presiona la cabeza del tornillo. La otra tabla, en cambio, recibe la tracción de la rosca.

Es decir, el tornillo estira de una tabla mientras presiona la otra.

Sobra decir que la rosca del tornillo muerde el material para abrirse paso a través de la madera sin deslizarse hacia atrás. Pero ¿qué ocurre si la parte roscada está en contacto con las dos tablas?

Para entender mejor el problema, vamos a imaginar que tenemos una varilla roscada y dos tuercas:

Varilla roscada y dos tuercas

Si sujetas ambas tuercas a la vez y giras solo la varilla, esta avanza o retrocede, pero la distancia entre las tuercas se mantiene fija. ¿Qué harías para aproximar las tuercas? Deberás hacer que giren en sentidos opuestos, o bien puedes dejar una fija y rotar la otra hacia su encuentro.

Pero volvamos al caso. Las tablas de nuestro ejemplo se comportan como dos tuercas fijas si la rosca del tornillo muerde ambas. Lo que hace falta para unirlas sin que entre ellas quede holgura es que se deslicen independientemente.

De ahí que el tornillo estándar para madera tenga una parte del cuerpo sin roscar:

tornillo estándar para madera
Partes de un tornillo estándar para madera. De izquierda a derecha: cabeza, vástago, rosca y punta.

Así, siempre que la medida del vástago liso sea igual o mayor que el grosor de la tabla en la que asienta la cabeza del tornillo, esta se podrá aproximar o alejar libremente de la segunda madera, esto es: en la que realmente se fija el tornillo por medio de la rosca.

Pues bien, el avellanado, el orificio del vástago y el agujero guía los puedes hacer por separado, con avellanadores cónicos y brocas para madera, o bien llevar a cabo en una única operación con la ayuda de una broca avellanadora:

broca avellanadora para madera
Broca avellanadora para tornillos de ensamble para madera.

Para acabar, el ensamble de maderas con vástago liso no es exclusivo del tornillo tradicional de carpintería. También lo emplean los tornillos de ensamble con cabezas Allen y los tirafondos tipo Spax.

Por cierto, el término tirafondos viene precisamente de una antigua herramienta con forma de sacacorchos usada por ebanistas para tirar y sujetar de piezas de madera.

Deja un comentario

¿Para qué sirve la parte sin rosca de un tornillo?

Para qué sirve

Secciones

Últimos artículos