estantería de pared con baldas flotantes

Tipos de estanterías de pared o suelo

A veces no hace falta usar taladro percutor y detector de metales para instalar una estantería. Como los muebles de cocina en kit, las estanterías de suelo se pueden montar en poco tiempo y sin apenas herramientas.

Sí requieren taladrar la pared, en cambio, los estantes flotantes y las baldas ajustables con guías de cremallera.

Estantes flotantes

No faltan ideas de decoración con baldas voladas... Pero los estantes flotantes tienen sus inconvenientes. Puesto que los soportes quedan ocultos en el interior de la balda, su capacidad de carga es limitada. Y no digamos si la pared es de pladur.

De tal suerte que las baldas flotantes son aptas para adornos pequeños y ligeros. Pero mejor buscar otro mueble para los tomos de Historia Universal de la Literatura.

estantes flotantes
Aunque la capacidad de carga de los estantes flotantes es limitada, resultan ideales para pequeños objetos decorativos.

¿Cómo instalar un estante flotante? Este tipo de balda suele sujetarse con dos soportes. Antes que nada, pasa un detector de electricidad y metales para asegurarte de que taladrar la pared es seguro. Después:

  1. Presenta el primer soporte, marca la posición de los agujeros y taladra.
  2. Pon taco y tornillo.
  3. Acto seguido, usa un nivel de burbuja para nivelar el estante y buscar la posición del segundo soporte.
  4. Usa taladro y atornillador para instalarlo.
  5. Desliza la balda en los soportes y aprieta los tornillos de fijación por la parte inferior.

Estanterías ajustables de cremallera

Una ventaja de las estanterías de cremallera es que reparten mejor la carga en la pared. Otra es que te permiten ajustar la altura de cada balda a tus necesidades. Este tipo de estantería consta de tres partes:

  • estantes
  • guías paralelas de cremallera
  • escuadras

Después de instalar correctamente unas estanterías ajustables de cremallera, el resultado debería ser algo parecido a esto:

Estanterías ajustables de guías de cremallera
La gran ventaja de las estanterías ajustables de guías de cremallera es que permiten cambiar la altura de las baldas más tarde.

Las estanterías de guías requieren solo un poco más de labor que los estantes flotantes:

  1. Asegúrate de montar las guías en el sentido correcto (a veces tienen posición).
  2. Deja que las baldas vuelen entre 7-15 cm.
  3. Tras comprobar que no pasan tubos por la pared, presenta la primera guía y marca los taladros con lápiz.
  4. Taladra la pared con el percutor, instala el taco de expansión apropiado y atornilla el soporte.
  5. Presenta la segunda guía y coloca el nivel de burbuja sobre ambas. Sube o baja la cremallera hasta que la burbuja quede en el centro de las marcas.
  6. Marca. Taladra. Atornilla.
  7. Empieza a montar sendas escuadras en las guías. Comprueba que la altura de todas ellas coincida (puedes contar las ranuras de la cremallera).
  8. Acto seguido, coloca los estantes. Hazlo de arriba abajo y usa el flexómetro para dar el mismo vuelo a los dos lados del estante.
  9. Marca un agujero guía en la balda con un punzón y atornilla. Si la ranura de las cremalleras es estrecha, puedes usar puntas de atornillar largas o destornilladores de mano.

Escuadras decorativas para baldas

Una tercera opción de contar con baldas en la cocina, el salón o el dormitorio es emplear escuadras decorativas para baldas. Gracias a la riostra de la escuadra, estos estantes soportan más carga que los flotantes.

Estantería con escuadras decorativas para baldas
Las escuadras decorativas para baldas permiten disponer más carga en el estante.

Las escuadras para baldas se instalan como los sistemas anteriores. Una ventaja añadida es que te permiten hacer combinaciones decorativas con el material del estante. El contra respecto al sistema de cremallera es que la altura no es regulable.

Estanterías de suelo

Aunque por seguridad las estanterías altas deberían anclarse a la pared para impedir que vuelquen, requieren menos taladros en la pared. Además, su montaje es más sencillo.

Las estanterías de suelo son óptimas para libros o cargas pesadas y son ideales en viviendas con paredes de cartón-yeso. Puedes comprar estas estanterías en kit o forrar una pared con una solución a medidas construida, por ejemplo, en madera aglomerada o contrachapada.

estanterías de suelo
Las estanterías de suelo soportan cargas pesadas y someten las paredes a esfuerzos de tracción.

Para acabar, existen algunos otros tipos de estanterías más exóticas —como las que cuelgan de cuerdas—, pero los cuatro vistos en este artículo son probablemente los sistemas de baldas y estantes más comunes.

Taladros de bateríaTipos de tacos de expansiónTaladro percutor guía de compra

Deja un comentario

estantería de pared con baldas flotantes

Consejos

Secciones

Últimos artículos