martillo de carpintería y espigas de madera de haya de muebles en kit

¿Cómo ensamblar muebles de cocina en kit?

Es la forma más barata de renovar la cocina. Y supone un notable ahorro de dinero si se contrasta con los presupuestos ofertados por empresas instaladoras de muebles de cocina. Se trata, además, de una de las labores HTM más realizadas en el hogar. Hoy hablaremos de módulos de cocina en kit. Más concretamente, de cómo ensamblar muebles de cocina.

cocina ensamblada con muebles en kit de montaje rápido
Tutorial para instalar el armazón de los muebles de cocina en kit

Preparación y comprobación

Comprar muebles de cocina en módulos/kits de fácil montaje no es complicado, pero es fácil equivocarse. Unas veces al hacer la lista. Otras veces el error lo comete la persona que toma el pedido en la tienda o quien lo prepara.

Por ello, antes de abalanzarse sobre el cúter y liarse a abrir cajas, hay que comprobar, dos veces mejor que una, que no falten módulos de cocina. Y también que todos los muebles son del tamaño correcto. Si hay que volver a IKEA, Leroy Merlín o Bricomart, etc., pues cuanto antes mejor.

No hay que olvidar verificar, ya no solo el ancho y el alto de los módulos, también el color de las puertas. Así como las bisagras, tiradores, patas y demás accesorios.

¿Qué herramientas necesito para montar muebles de cocina en kit?

Para ensamblar muebles de cocina en kit no se requiere mucha herramienta:

De manera opcional, se puede usar un taladro de batería con las pertinentes puntas de atornillar si se quiere ensamblar los módulos más deprisa. No obstante, para lo que sí hará falta el taladro percutor, es para anclar los módulos a la pared.

Los pros y los contras de encolar las espigas

Los armarios de cocina esperan en los embalajes planos. La herramienta está preparada. ¿Empezamos a ensamblar los módulos? Todavía no. Para concluir los preparativos, vamos con un último consejo.

El sistema de ensamble de muebles de cocina en kit consta de tornillos con nudillo y tuerca rápida de media vuelta, y espigas de madera dura. Cabe la opción de encolar las espigas a los tableros de aglomerado... ¿Es conveniente hacerlo?

Las ventajas de pegar las espigas de los módulos de cocina con cola de carpintero es que el armazón gana solidez. Aun si se aflojan los tornillos, la estructura no se abrirá.

Como contras de encolar la espiga: 1) el montaje es más lento y 2) no es posible desarmar el mueble. Cierto es que una vez que todos los cajones se atornillan entre sí, toda la cocina queda de una pieza.

De todos modos, es mejor montar los primeros kits sin cola. Pues es fácil confundir la posición de alguna tabla. De hecho, con el mismo fin, inicialmente conviene seguir detenidamente el manual de instrucciones. Luego, para bien o para mal, la tarea se vuelve rutinaria y mecánica.

Ahora sí, vamos a ensamblar la cocina.

Proceso de montaje paso a paso

La labor de ensamble comienza con la apertura de los paquetes planos y la identificación de las piezas.

Identificar las piezas

En la caja del módulo vienen varias tablas de aglomerado, una trasera de fibra prensada y una caja o bolsa de plástico que contiene tornillos conectores de leva, clavos, tuercas de media vuelta, colgadores de pared, embellecedores, etc. Se identifican según la hoja de contenido o el manual de instrucciones.

El cartón del embalaje se puede extender en la mesa o el suelo para evitar arañar las paredes del mueble. Se disponen en paralelo las dos primeras tablas, ¡ojo con la posición!, (consultar el manual).

Instalar los tornillos

Los muebles de cocina en kit se montan con tornillos largos de ensamble rápido. Algunos tienen el cuerpo de plástico y suelen tener la parte media en forma de cruz. Estos tornillos se atornillan en uno de los aglomerados. Desde el otro, la tuerca de barril atrapa, a modo de leva, el extremo de los tornillos conectores, que atraviesan esta segunda tabla por una perforación.

Tornillo conector para muebles en ensamble rápido en kit
Los kits de muebles de cocina para ensamblar incluyen tornillos conectores con tuerca rápida de leva. La tuerca incluye una flechita que indica la posición de montaje.

El primer paso, pues, es instalar los tornillos en los agujeros premarcados con arreglo al esquema del manual de instrucciones. Debes apretar el tornillo hasta que la rosca no se vea y la parte plana de la base (hombro del tornillo) entre en contacto con la madera.

No te pases apretando. Si lo haces con taladro de batería, regula el par de apriete con el embrague mecánico (ruleta de números). El tornillo no debe quedar hundido.

Insertar las espigas de haya

A continuación, se colocan en los orificios mayores que hay junto a los tornillos, las espigas de madera. Encólalas si lo consideras apropiado, pero recuerda que al hacerlo no hay vuelta atrás.

Golpea los tubillones con un martillo pequeño. Si necesitas sacar alguno, ayudate con un alicate universal (usa las mordazas curvas estriadas).

Montar los colgadores de pared

Antes de ensamblar el mueble, conviene atornillar los soportes para colgarlo de la pared (mueble alto) o anclarlo para evitar que se mueva (mueble bajo). Estos herrajes tienen forma de escuadra y se atornillan, como siempre, sobre orificios taladrados. (Consulta el manual).

Ensamblar las tuercas rápidas de leva media vuelta

Conforme a las instrucciones del manual, coloca ahora las tablas trasversales insertándolas sobre los tornillos y las espigas. (Ojo a la posición, la orientación y los rebajes en los cantos para la trasera).

Llega, por fin, el momento de ensamblar las primeras tablas del kit de cocina. Para ello, debes introducir en la posición correcta las tuercas rápidas en el zócalo circular del tablero. Fíjate en que la tuerca tiene una cabeza de ranuras cruzadas (para el destornillador de estrella) y una flechita.

Pues bien, la cruz debe estar visible y la flechita debe apuntar a la cabeza del tornillo. Esta marca identifica la posición correcta de la tuerca. Al girarla poco más de media vuelta con el destornillador (hazlo ahora), el gancho en forma de leva atrapa el tornillo y este, a su vez, tira de la tabla.

Nota: es posible que los módulos incluyan alguna estructura metálica de refuerzo. Esta se suele instalar con los mismos tornillos que los usados para los herrajes de pared.

Deslizar y clavar la trasera

La trasera es el componente que da rigidez al armazón de los muebles de cocina. Se desliza sobre ranuras fresadas en el aglomerado y se clava desde el canto de la parte posterior de las tablas. Según el fabricante del mueble en kit, estas pueden incluir un rebaje o no incluirlo.

Usa un martillo pequeño para clavar la tabla trasera sobre la estructura con los clavos incluidos en el kit. Pero asegúrate de que el mueble está a escuadra. Para ello, usa el metro para medir la distancia interna entre las paredes del mueble (debe ser la misma arriba y abajo) o una escuadra de carpintero.

Clavar la trasera es el penúltimo paso del ensamblaje de un mueble de cocina en kit. Las clavijas para los estantes no se instalan ahora, sino que se hace una vez se han unido los módulos entre sí (y cuando ya están fijos en la pared).

Montaje de las patas

El proceso de montaje de las patas depende del fabricante del kit y el tipo de pata del mueble, que puede ser vista pero también oculta (tapada por el zócalo). En el último caso instalar la pata suele ser más sencillo, pues se hace sobre agujeros de fábrica.

Si, por el contrario, las patas son vistas, la posición del soporte de estas no es estándar. En cuyo caso, una vez elegida la profundidad de instalación, debes proceder a marcar los orificios en la base del mueble con el punzón. Atornilla ahora el soporte de la pata: el taladro eléctrico es perfecto para este menester. Por último, gira la pata en la rosca del espárrago.

Colofón

Ensamblar muebles de cocina en kit es sumamente sencillo y está al alcance de cualquiera. No hace falta para ello ser especialmente manitas ni tener el pelo de Kristian Pielhoff (presentador de Bricomanía). Solamente hacen falta ganas y seguir con detalle los dibujos del manual de instrucciones.

Finalmente, queda pendiente para otro artículo, la instalación de las puertas o cajones del ḿodulo. Y también el anclaje de los muebles a la pared. Tarea para la que te hará falta un nivel de burbuja, tacos de expansión, un taladro percutor, tornillería y unos sargentos de carpintería tipo F.

Deja un comentario

martillo de carpintería y espigas de madera de haya de muebles en kit

Consejos

Secciones

Últimos artículos