punzon para carpintería

Punzón para carpintería, costura y guarnicionería

El punzón es la herramienta de punta aguzada que sirve para hacer agujeros y abrir hojales en madera o materiales blandos. Pero la definición del diccionario no da cuentas del valor real de este instrumento... Debería llevarlo toda caja de herramientas por su utilidad, de hecho.

punzón de carpintero

Características de un punzón

El punzón, o la lezna, es un útil formado por un mango, en general en forma de pera, y una varilla metálica muy puntiaguda y afilada. La espiga del acero va enmangada en madera.

Se han usado tradicionalmente maderas barnizadas de haya, fresno y boj para fabricar mangos de punzones. También hay punzones con mango de plástico, tienen menos encanto, pero son más resistentes a la humedad.

Punzón con aguja cuadrada Stanley FatMax 0-65-491
Punzón con aguja cuadrada Stanley FatMax 0-65-491
  • Aguja larga en acero cromo vanadio
  • 75 mm
Punzón Wera de 200 mm
Punzón Wera de 200 mm
  • Mango en Weralit II, material plástico desarrollado por Wera
  • 105 mm de varilla y 92 mm de mango
  • Ref. 027405
  • Ficha técnica

La virola del punzón de carpintero tradicional evita que las fibras de madera del mango se abran. Si bien este tipo de punzón cumple su cometido, viene acompañado a veces de un defecto —más de diseño que de fábrica— que, como despues veremos, supone un impedimento notable para llevar a cabo el trabajo.

Punzones para carpintería
Varios tipos de punzón en una carpintería con mango de madera y de latón.

¿Para qué sirve un punzón?

El punzón, en especial el bradawl, es una herramienta que sirve para perforar o taladrar. Por supuesto, la flor de la canela para este menester es el taladro... Ahora bien: como herramienta manual que es, el punzón es ligero, compacto, ágil; no consume electricidad ni necesita baterías; y es por igual eficaz, por ejemplo, para evitar que una tabla se abra al atornillar un tirafondo para madera (o al clavar una punta).

Marcar es el segundo gran uso del punzón. Para marcar la posición de un taladro, ¿acaso no basta con trazar una cruz con un lápiz? A veces sí. Por otra parte, la marca dejada por el punzón es inequívoca y a la vez sirve de inicio al perforar. Así, en yeso y en madera el punzón sustituye al granete y a la punta de trazar, herramientas usadas para marcar metales antes de taladrarlos.

Y hablando de yeso... ¿Qué hacer cuando por su grosor el lápiz o el rotulador no pasan por el orificio del objeto que se desea fijar en la pared? ¿Cómo marcar el punto en que se ha de taladrar y colocar el taco para el tornillo? Un remedio: usar un 8850. Otro remedio: marcar el punto con el punzón.

Cómo utilizar un punzón y mantenerlo perfectamente afilado

Sigue estos pasos para hacer un agujero en madera con el punzón:

  1. Sitúa la punta del punzón sobre el punto deseado (o la marca de lápiz).
  2. Coloca la herramienta en vertical, bien perpendicular a la superficie.
  3. Presiona el mango del punzón y ve gírandolo para abrir el orificio.

Hay que tener en cuenta que, como toda herramienta, la lezna tiene sus limitaciones. A diferencia de la broca, cuyas flautas en espiral extraen el material perforado del agujero, el punzón solo corta y separa las fibras. Por cuanto la propia madera es un obstáculo que impide avanzar a través del objeto, la lezna solo es apropiada para hacer agujeros someros.

Por otro lado, el punzón, como todo instrumento de punción, resulta poco efectivo si no está bien afilado. Puedes mantener el filo de la punta del punzón frotando su punta suavemente contra el lateral de una piedra de agua para afilar. Si no cuentas con ella, aguza su punta con la ayuda de una lima fina para metal.

¿Qué punzón comprar?

Llegados a este punto, estamos de acuerdo en que el punzón es un instrumento que no debe faltar en tu caja de herramientas. ¿Verdad? Pues echa un vistazo a esta sección para ver algunos de los mejores punzones...

Punzones con mango de plástico

Wera fabrica buenos punzones, aparte de magníficos destornilladores. Otro buen punzón con mango de plástico es el de Stanley.

  • Punzón Wera de 200 mm
    Punzón Wera de 200 mm
  • Punzón con aguja cuadrada Stanley FatMax 0-65-491
    Punzón con aguja cuadrada Stanley FatMax 0-65-491
  • Punzón Draper con mango de agarre suave de 75 mm
    Punzón Draper con mango de agarre suave de 75 mm

Punzones con mango de madera

Los punzones de la lista siguiente no tienen ojo, es decir, son punzones de carpintero sin orificio para pasar hilo de costura. El último de ellos, no obstante, es un punzon especial para cuero y costura con portapuntas roscado y un juego de puntas.

  • Lezna de perforar Rayher
    Lezna de perforar Rayher
  • Punzón KS Tools
    Punzón KS Tools
  • Punzón Wolfpack línea profesional
    Punzón Wolfpack línea profesional
  • Punzón 4 en 1 para cuero y costura Leathercraft
    Punzón 4 en 1 para cuero y costura Leathercraft

Corregir un defecto de diseño de la lezna

Al hablar de las características de la lezna, se dijo que el modelo clásico presentaba un defecto de diseño. Y lo prometido es deuda. De manera que el propósito de esta sección no es otro que ahondar en el asunto...

Es verdad que un punzón presenta pocos escondites. Pero se oculta en uno de ellos el punto débil de la herramienta: la unión mango-varilla. En efecto, el extremo del acero opuesto a la punta va adelgazado en forma de espiga para su inserción en el mango.

Pues bien, si la espiga no es de sección cuadrada, rectangular, o cuando menos oblonga si es curva, puede ocurrir que el mango gire alrededor la varilla. Si, la aguja permanece estática en la madera y a uno se le queda cara de pardillo. He aquí un primer defecto del punzón...

Como segundo defecto, a veces la hoja se introduce a suficiente profundidad o en madera semidura... ¡Buena sorpresa experimenta el carpintero cuando después de tirar del punzón el mango sale sin la aguja! Y más estupor le causa aún ver cómo la varilla se parte por intentar sacarla con alicates o mordazas de presión...

El refuerzo de latón

A la hora de comprar un punzón, enseguida se distinguen dos tipos de punzones:

  • El punzón tradicional con mango de madera y virola
  • El punzón con refuerzo roscado de latón y varillas intercambiables

Pues bien, el segundo tipo de lezna —puede observarse en la foto de la introducción— se diseñó para impedir que el mango se separase de la punta. El bloque de latón está sólidamente unido a la madera y retiene con fuerza el acero.

Dicho eso, antaño se recurría a un pequeño truco para inmovilizar la varilla del punzón —de una vez por todas—. El briconsejo no era otro que doblar el extremo de la espiga en L. Por supuesto, no resulta posible hacerlo con la herramienta desmangada, ¡luego no hay forma de enmangarla!

Así que se forma la L en la vara de acero con el mango puesto. ¿¡Cómo!? Pues se hace un taladro perpendicular a la espiga. Y a través de él se golpea el metal con la ayuda de un clavo para deformarlo. Si se hace con tino... el vástago no se suelta más. ¡He aquí un secreto guardado con celo por el hábil carpintero!

Vídeo recomendado: Cómo hacer una lezna o punzón casero

Como colofón

Aunque tosco, el agujero guía que perfora el punzón evita que clavos y tornillos rajen las tablas de madera; aunque útil, el punzón tiene sus limitaciones: solo es apto para hacer pequeños agujeros. Además, sirve para marcar. Por último, a modo de lezna de guarnicionero, el punzón es usado por zapateros y artesanos para agujerear y coser cuero, goma eva, caucho...

En madera el punzón corta y separa las fibras del material, y deja una marca que sirve de arranque para evitar que la broca resbale, en caso de que se perfore la tabla con brocas para metal (pues carecen de punta). De igual modo, si se ha de taladrar aglomerado melaminado, el punzón hace mella en la melamina y ayuda a que broca o tornillo se introduzcan en el blando núcleo del tablero.

Deja un comentario

punzon para carpintería

Carpintería y madera

Secciones

Últimos artículos