dos martillos demoledores eléctricos de percusión neumática en una obra

Mantenimiento preventivo del martillo demoledor

El martillo demoledor consta un motor eléctrico, un sistema mecánico de percusión neumática y un portaherramientas. Las labores de mantenimiento que requiere esta herramienta de construcción son similares a las del resto de maquinaria eléctrica de obra.

¿Qué tareas periódicas de mantenimiento requiere un martillo? Por ejemplo, sustituir las escobillas y reponer grasa.

Sustituir las escobillas de carbón

Las escobillas de carbón son dos piezas del motor eléctrico sometidas a desgaste. Se han de sustituir periódicamente, por tanto.

Hay fabricantes que recomiendan cambiar las escobillas después de cierto número de horas. Otras marcas recomiendan inspeccionarlas y solo reemplazarlas cuando el largo del carbón sea inferior a un limite dado.

La siguiente figura representa el límite de desgaste de las escobillas eléctricas de un martillo Hikoki H60MC. Como se observa, recién salida de fábrica la pastilla de carbón mide 17 mm y su límite máximo admisible es de 7 mm.

Escobillas de carbon de martillo picador
Figura 1. Límite de desgaste de las escobillas de un martillo demoledor Hitachi.

Así, cuando —tras muchas horas de uso— el largo de la escobilla del martillo demoledor del ejemplo se haya reducido 1 cm, será el momento de cambiarlas. En el apartado de mantenimiento del manual de instrucciones del martillo picador se señala (o debería hacerlo) la longitud admisible de los carbones.

—Mi martillo sigue funcionando. ¿Qué pasa si no cambio las escobillas?

Usar un martillo demoledor cuyo motor eléctrico presenta desgaste de las escobillas puede causar averías permanentes en el colector de delgas o en la bobina eléctrica del inducido.

Las escobillas eléctricas de carbón son baratas. Sustituirlas no supone más 5-15 minutos en la mayor parte de los martillos de percusión. ¿Vale la pena arriesgarse a dañar la máquina?

Reponer la grasa que lubrica la biela y el cigüeñal del martillo picador

Otra labor de mantenimiento preventivo del martillo demoledor es sustituir/reponer la grasa que lubrica las partes mecánicas de la percusión.

Esta herramienta eléctrica de percusión posee varias piezas bajo su carcasa que convierten el movimiento giratorio del motor en movimiento rectilíneo, esto es, en golpes que descarga en el cincel. Las partes internas que se encargan de ello son, en esencia, el cilindro neumático, la biela y el cigüeñal.

Biela y cigüeñal han de estar cubiertos por grasa consistente de baja viscosidad que evita el desgaste prematuro de la mecánica, disipa el calor y garantiza el buen funcionamiento de la percusión neumática.

—¿Por qué se pierde la grasa protectora?

La grasa del martillo se pierde por el uso de la herramienta. Pero puede ocurrir también que sus propiedades se vean mermadas. De ahí la necesidad de mantener el nivel correcto de grasa. Para ello se aporta grasa nueva en el compartimento del cigüeñal.

Muchos fabricantes, asimismo, aconsejan retirar y sustituir la grasa ocasionalmente. Esta labor puede hacerse en el taller de servicio técnico de la marca. Por otra parte, hay marcas que sugieren que sea el propio usuario quien sustituya la grasa; no es habitual.

Por ejemplo, los tornillos del martillo demoledor Makita HM1317C van sellados con líquido sellador de roscas para evitar su aflojamiento. Eso obliga a hacer el cambio en el servicio oficial.

Martillo demoledor Makita HM1317C
El cambio de grasa del martillo demoledor HM1317C se ha hacer en un servicio técnico autorizado por Makita

Para sustituir o reponer la grasa de la herramienta, se abre la tapa del cigüeñal y se retira la grasa antigua con un trapo o un papel de cocina. Acto seguido, se llena el hueco con la grasa recomendada por el fabricante. Se reatornilla la tapa, por último, poniendo atención para no dañar las juntas de goma que sellan la cámara.

Tapa cigüeñal en martillo Hikoki
Figura 2. Para sustituir la grasa del martillo demoledor se retira la tapa del cigüeñal.

Reapretar la tornillería del martillo

Picar con el martillo, sobre todo al cincelar hormigón, causa vibraciones que pueden aflojar la tornillería de la carcasa. Trabajar con un martillo demoledor con tornillos flojos resulta peligroso y puede ocasionar accidentes laborales o daños en la máquina.

De lo que se sigue que comprobar el estado de los tornillos de vez en cuando —y apretarlos si están flojos— sea otra importante labor de mantenimiento preventivo del martillo picador.

Rotura del cable, una avería fácil de evitar

Llevar a cabo el mantenimiento preventivo apropiado ayuda a prevenir averías del martillo demoledor, o bien las demora en la medida de lo posible. La vida útil de esta herramienta puede extenderse varios años sin apenas incidencias.

Dicho eso, una avería común —¡y trivial!— del martillo demoledor no es otra que la rotura del cable. De ahí que sea siempre aconsejable poner mucho cuidado en no atrapar el cordón eléctrico con el puntero o el cincel. Es más, y para acabar este artículo, la mayor parte de los fabricantes obliga a acudir al servicio técnico para sustituir el cable sin perder la garantía.

martillos demoledores para obrasMartillo demoledor Bosch GSH11EMartillos perforadores con portabrocas SDS

Deja un comentario

dos martillos demoledores eléctricos de percusión neumática en una obra

Consejos

Secciones

Últimos artículos