punta bien afilada de una broca para metal

Cómo afilar brocas para metal

Con una broca HSS nueva y sin apenas esfuerzo cualquiera puede taladrar agujeros precisos en acero, aluminio, cobre, latón y otras aleaciones. Resulta más que satisfactorio ver cómo los filos de la broca cortan limpiamente el metal...

La cosa se complica cuando el filo de la herramienta de corte se desgasta (o se mella). Es entonces cuando —con escaso éxito— se aprieta con fuerza el taladro contra la pieza. De tal suerte que sobra explicar por qué es deseable aprender a afilar brocas. Lo que este texto se propone es mostrar un modo fácil de hacerlo.

Cómo funciona una broca

Para saber en la práctica cómo afilar una broca, es útil entender cómo funciona en la teoría. ¿Qué tal si lo vemos, aunque sea de forma somera?

Se aprecian durante el taladrado dos tipos de movimiento:

  • Movimiento de corte: es el giro de la broca y depende del taladro.
  • Movimiento de avance: es la fuerza hace empujar la broca contra el material. La proporcionan los músculos del operario. El taladro de columna la multiplica.

La velocidad del primer movimiento se expresa en RPM, mientras que la velocidad de avance se indica en mm/rev. Pues bien, si ambas son las correctas, ¡y siempre que la broca esté bien afilada!, los filos de corte eliminan el material sobrante en forma de virutas.

Sobre los filos y la geometría de una herramienta de corte

Del afilado de brocas se han escrito libros, ensayos y guías que explican a fondo el propósito de los ángulos de corte, de incidencia, de las aristas de la punta o del paso de la la hélice. La geometría de toda herramienta de corte depende del material que se ha de cortar; la broca para metal no es una excepción.

Dado que este artículo no quiere aburrir, solo contempla el caso típico, es decir, taladrado de aceros corrientes. El ángulo de la punta de una broca de acero rápido para taladrar metales de este tipo suele ser de 118º (Figura 1).

geometría de la punta de una broca para metal
Figura 1. Geometría de la punta de una broca para metal.

Si miras una broca para metal como si quisieras perforarte el puente nasal, verás que los dos filos de corte forman una recta. Por su parte, la superficie de incidencia de la punta no es plana, sino que describe una pendiente entre el filo (A) y el canal de la hélice (B).

La pendiente de la cara de incidencia se representa con la flecha blanca de la Figura 1. Pero ¿para qué sirve esa inclinación?

Por qué hay que destalonar una broca para afilarla debidamente

La pendiente suave que presenta la punta de una broca entre el filo y la ranura helicoidal (a veces llamada flauta) impide el roce de la cara de incidencia. Más claro, gracias a ella, el filo, y solo el filo, toca el metal que se ha de cortar.

De lo contrario la fricción sería mayor, la broca se frenaría. Pues bien, llamamos destalonado a la inclinación que tiene la superficie de incidencia por detrás de la arista cortante. El fin del destalonado es facilitar que la broca penetre en el material.

Para taladrar aceros corrientes, esta pendiente debe ser de entre 10º y 12º. Este es el ángulo de destalonado (ver Figura 2).

ángulo de destalonado para afilar broca para metal
Figura 2. Ángulo de destalonado de una broca para taladrar aceros corrientes.

Llegados hasta aquí, solo un dato queda por revelar para afilar con éxito una broca para metal. No se trata sino del punto muerto.

Una broca solo está bien afilada cuando los filos son iguales

Cuando se afilan brocas a mano en la piedra esmeril, aun con la ayuda de la guía, hay que aguzar bien las orejas. ¡La punta de la broca debe ser simétrica! Eso significa que vistas desde arriba, las dos aristas de corte miden lo mismo y son paralelas, o bien se prolongan en línea recta una respecto de la otra.

A propósito, el pequeño segmento que se forma en la punta de la broca al afilarla se llama centro muerto:

Filos de corte de una broca
Figura 3. Los filos de corte de la broca deben ser iguales.

Ahora sí, ¡ya sabes todo lo necesario para afilar tu colección de brocas! Veamos, pues, cómo hacerlo.

Cómo afilar una broca en la esmeriladora

La mitad de 118º son 59º. En tales grados debes sostener la punta de la broca con respecto a la muela de la esmeriladora. Se habla, por cierto, de usar una esmeriladora eléctrica de este tipo:

Esmerilladora de disco Einhell TH-BG 150 mm
Esmerilladora de disco Einhell TH-BG 150 mm
  • Esmeril de banco con muela fina y gruesa para reparaciones, correcciones de forma y trabajos de afilado preciso
  • Carcasa robusta de metal con laterales cerrados
  • Velocidad sin carga de 2950 RPM
  • Motor de 150 W / 230 V / 50 Hz

Pero ¿cómo sujetar la broca en la inclinación apropiada? Aquí la experiencia cuenta: hay quien afila las brocas grandes a ojo —y a pulso—. Pero, para empezar, lo mejor es construir una guía de afilar con dos maderitas, un par de clavos y una falsa escuadra. O bien puedes comprar este soporte.

El siguiente paso es sujetar con tornillos de apriete la guía al banco de trabajo, o a la placa de apoyo de la esmeriladora. En cuanto al destalonado, suele recurrise a una técnica que consiste en levantar levemente la broca al tiempo que se gira, como muestra este vídeo:

Plantilla para afilar brocas a 118º

No resulta difícil, gracias a la guía o el soporte, lograr que la arista de corte quede a 59º de las paredes de la hélice. Que ambos filos midan igual y que, por tanto, el centro muerto de la broca sea concéntrico al eje sí es más complicado.

De ahí que existan plantillas metálicas para afilar brocas que permiten, ya no solo comprobar que la punta de la broca tiene los buscados 118º, sino también verificar que las dos aristas son iguales. He aquí un ejemplo:

Plantilla para afilado de Brocas Vogel 472011
Plantilla para afilado de Brocas Vogel 472011
  • Para afilar brocas en ángulo de 118º de hasta 60 mm diámetro
  • Permite comprobar la simetría de las aristas de corte respecto al centro
  • Ficha técnica

Ahora bien: para comprobar que el ángulo de destalonado es de 12º, sí debes construir tu propia plantilla (Figura 4). Una receta simple dice de atornillar dos tablas en T. El extremo de una de ellas debe tener 168º respecto al final de la otra; en efecto: 180º - 12º = 168º.

Observa otra vez la Figura 2. Coloca la broca en vertical para comprobar que la caída es de 12º; en concreto, has de medir el ángulo entre:

  • la horizontal que pasa por el extremo de la arista de corte más alejado de la punta (C)
  • y la horizontal que pasa por la esquina del talón más alejada de la punta (D)
Plantilla para afilar brocas para aceros corrientes
Figura 4. Plantilla para medir el destalonado construida con dos tablas.

¿Y las máquinas de afilar brocas?

¿Y si en vez de la esmeriladora y la plantilla se compra una máquina específica para afilar brocas? ¿Sobra todo lo dicho? Depende.

Es cierto que existen buenos afiladores de brocas, como el Tivoly 750X de Drill Doctor. Pero no es menos cierto que son herramientas caras. ¡Muchas brocas tienes que afilar cada semana para amortizar el afilador! Las máquinas de afilar baratas dejan mucho que desear...

P.D.: la punta de las brocas para madera y de los avellanadores se afila a 82º. La punta de brocas para aceros duros se afila a 135º.

Deja un comentario

punta bien afilada de una broca para metal

Consejos

Secciones

Últimos artículos