brocas SDS y STD

Diferencias entre brocas SDS y de mango cilíndrico

Hay dos tipos de brocas para pared. Aquí la palabra pared se refiere a ladrillo, piedra, cemento, hormigón. No serían, pues, brocas para pared las brocas para metal o para madera, a pesar de que las casetas de chapa, las cabañas de madera, etc., tienen paredes de estos materiales.

Por otra parte, claro es que una broca para pared también taladra suelos y techos. En este contexto, ¿en qué se diferencian las brocas SDS de las de mango cilíndrico? Vamos al caso.

Dos tipos de mango

Las brocas para taladrar obra de fábrica, concreto, etc., se pueden clasificar según la forma del mango: cílindrico o SDS. La broca de vástago cilíndrico se usa en el taladro percutor; la broca SDS, en el martillo percutor.

Suenan parecido, parecen similares y comparten apellido, pero taladros y martillos son herramientas distintas. (Clica el enlace para conocer sus diferencias).

He aquí el mango ranurado de las brocas SDS-Plus. A su lado, el cabezal portabrocas SDS de un martillo percutor:

brocas sds junto a martillo percutor
Figura 1. Brocas tipo SDS junto al cabezal de un martillo percutor.

Forma y medidas de las cañas SDS-Plus y SDS-Max

Si martillo y taladro son máquinas distintas, los sufijos -Plus o -Max tipifican a su vez las brocas SDS. Así pues, hay dos tipos de brocas: SDS-Plus y SDS-Max.

El mango de una broca SDS-Plus mide 10 mm de diámetro; el de la SDS-Max, 18 mm. Esta se usa en martillos grandes; aquella, en martillos pequeños y medianos.

La figura siguiente muestra los perfiles de ambas brocas. Nótese que la broca SDS-Max tiene una ranura extra arriba:

mangos SDS Plus y SDS Max de brocas de inserción rápida
Figura 2. Mangos de brocas de inserción rápida SDS-Plus y SDS-Max.

¿Para qué sirven ranuras? En ellas se basa el sistema de inserción rápida de la herramienta. Al revés que las brocas estándar (es decir, las de mango cilíndrico), las brocas SDS se insertan en cuestión de segundos. Sin usar herramientas. Y sin tener que apretar a mano el portabrocas.

Las brocas SDS tienen una segunda ventaja. Se quedan perfectamente aseguradas en el portaútiles de la máquina. No hay riesgo de que se aflojen.

¿Tienen algo en común las brocas SDS y las brocas estándar?

Dije antes que las brocas para pared son distintas de las brocas para madera/metal. Así es. El cuerpo de las brocas para mampostería y hormigón no es del mismo material que la punta.

La punta de flecha de una broca para pared de mango cilíndrico es una plaquita de vidia. La vidia o carburo de tungsteno es dura. Muy dura. Tal vez demasiado dura, de hecho.

Porque de fabricar el cuerpo de la broca en carburo de tungsteno, esta se rompería al taladrar. Por una razón: los materiales duros son a la vez frágiles. Piensa en lo cortante que es un vidrio roto. ¡Y con qué facilidad se rompe un vaso al besar el suelo!

Broca de pared con mango SDS y punta de carburo
Figura 3. Punta de carburo de tungsteno (vidia) en forma de flecha de una broca para pared.

Pues bien: como herramienta de corte, tanto las brocas estándar (STD) como las brocas de mango ranurado (SDS) comparten dicho rasgo. Sin embargo, las brocas SDS, por cuanto se usan para perforar materiales muy duros, suelen tener una geometría de cabeza más compleja.

En efecto, aparte de las brocas punta de flecha, existen brocas SDS con punta en cruz. Ni las unas ni las otras pueden usarse con una guía para taladrar en recto, ya que el diámetro de la cabeza es mayor que el del cuerpo (Figura 3).

Así las cosas, solo nos queda por tratar un asunto, que no es otro que las ventajas (?) y los inconvenientes del vástago cilíndrico.

Los pros y los contras de las brocas de mango cilíndrico

Con diferencia el mango de broca más fácil de fabricar es el cilíndrico. De donde se sigue que las brocas estándar de vástago cilíndrico son también las más baratas. Bueno, ¡pues aquí acaban las ventajas del mango redondo!

El principal contra de las brocas cilíndricas es que a menudo resbalan en el portabrocas taladro. Este defecto exclusivo de estas herramientas de corte puede darse incluso en taladros percutores profesionales.

Para ejemplificar este punto, el mango de esta broca para pared de ø 10 mm se dañó al resbalar esta durante el taladrado, obsérvense las huellas dejadas por las mordazas del portabrocas:

Mango broca estándar de vástago cilíndrico
Figura 4. Mango dañado por resbalamiento en una broca estándar de vástago cilíndrico.

Si las normas ISO 29927 existen, es porque las vibraciones no solo son perjudiciales para las brocas y los taladros, sino asimismo para la salud del operario. En todo caso, en el caso que nos ocupa, las vibraciones causadas por el percutor del taladro son las culpables de que el portabrocas se afloje (y de que la broca resbale).

¿Puede evitarse? Sí, se evita en parte usando un portabrocas manual de corona dentada, es decir, de los que se cierran con llave. Otra opción es comprar brocas de vástago hexagonal o triangular. Sin la complicada geometría del sistema SDS, los rebajes que tales brocas tienen en la caña impiden que esta resbale cuando se taladra.

De esta manera, aun si se usa la broca en un portabrocas automático que no aprieta como es debido, es del todo improbable que la broca resbale, incluso si se afloja.

Resumen y conclusión

Las brocas para mampostería y hormigón tienen plaquitas de metal duro (carburo) soldadas a la punta. A pesar de la dureza de la vidia, estas herramientas de corte requieren de percutor mecánico o neumático para perforar el material. Ese extra ayuda a que la broca no dependa del filo para desempeñar el trabajo, pero es a la vez una fuente de vibraciones.

En consecuencia, las brocas cilíndricas pueden aflojarse en el portabrocas del taladro y resbalar entre sus mordazas. Para evitarlo, se inventaron las brocas de mango triangular o hexagonal. Las brocas SDS ofrecen lo mismo, pero presentan como ventaja añadida el ser de inserción rápida.

Las brocas estándar se usan en taladros percutores; las SDS, en martillos percutores. Según el tipo de portaútiles del martillo, se habrán de comprar brocas SDS-Plus (mango pequeño) o SDS-Max (grande).

Bosch y Hilti inventaron en 1975 el sistema SDS. SDS son las siglas en alemán de Steck-Dreh-Sitz o 'insertar-girar-asegurar'. En inglés se traduce a menudo la expresión como slotted drive shaft, esto es, 'eje de transmisión ranurado'.

Contrario a todo lo dicho, y para acabar, Makita y otras marcas fabrican brocas SDS para madera o para metal, aunque son poco conocidas y usadas. Sí merece la pena, en cambio, comprar un buen juego de brocas SDS de punta en cruz ya que son muy duraderas: en buena medida el trabajo lo hace la potente percusión del martillo.

Deja un comentario

brocas SDS y STD
sección

Diferencias