martillo demoledor o rotomartillo sostenido por un trabajador de la construcción

¿Qué diferencia hay entre un rotomartillo y un martillo demoledor?

¿En qué se diferencia el rotomartillo del martillo demoledor? Técnicamente, la única diferencia es que el primero incluye, como su nombre indica, función de rotación, no así el segundo. Es decir, con el rotomartillo se pueden hacer diferentes tareas, pero con el martillo de demolición solo se puede cincelar.

El rotomartillo también es conocido como martillo combinado o martillo perforador; por otro lado, el martillo demoledor también se llama martillo picador.

Rotomartillo
Un rotomartillo perforador combinado Bosch 5-40 DCE

Desde el punto de vista de su funcionalidad, el rotomartillo es una herramienta mucho más versátil. La mayoría de los modelos incluye un selector de modo que nos permite hacer tres tareas diferentes: taladrar con percusión (con golpeo), taladrar sin percutor (solo giro) y cincelar (solo golpeo, sin rotación). Por el contrario, el martillo demoledor solo se puede utilizar como percutor.

No obstante, aunque el martillo demoledor solo incluya función de cincelado, esto no significa que quede restringido a tareas de demolición: también puede excavar y compactar tierra si se usa el accesorio SDS-Max adecuado. Con el martillo perforador combinado sucede lo mismo.

Martillo demoledor
Un martillo demoledor Makita HM1203C

Accesorios utilizables en el rotomartillo y el martillo demoledor

En un rotomartillo podemos utilizar cualquier tipo de útil, incluidos los que requieren rotación, como las brocas convencionales o las coronas diamantadas.

Por el contrario, en el martillo picador solo podemos utilizar accesorios que funcionen exclusivamente mediante percusión: punteros, cinceles, palas de excavar, cortadoras de asfalto, pisones para compactar tierra, útiles de abujardar piedra...

Accesorios para el martillo picador
Accesorios utilizables en el martillo picador

¿Cuál es mejor? El rotomartillo frente al martillo de demolición

A la hora de comprar un martillo, hay que tener claro que la diferencia de precio entre las dos máquinas puede ser considerable. Uno de los parámetros que influye en el precio de los martillos; de hecho, el más influyente, es la energía de impacto (expresada en julios). Cuanto mayor sea la fuerza del golpe, mayor será la tasa de arranque del material.

Cuando la fuerza de impacto entre dos máquinas es similar, el rotomartillo suele ser mucho más caro que el demoledor, ya que tiene más componentes internos (incluye un motor giratorio). Además, el martillo combinado motivo implica un mayor riesgo de averías, por el mismo motivo.

Por lo tanto, si solo se requiere la función de cincelar, puede ser buena idea comprar un martillo demoledor. Por otro lado, el rotomartillo será siempre una herramienta más versátil.

La diferencia de precio entre el rotomartillo y el picador no solo se debe al motor rotatorio, sino también al embrague electromecánico de seguridad. A diferencia de los taladros percutores, los rotomartillos tienen un par de apriete (torque) mucho más elevado.

La alta fuerza torsional del martillo combinado es esencial para perforar materiales duros como el hormigón, pero puede suponer un riesgo para el usuario. Ya que, si se bloquea la broca, la máquina gira bruscamente. Este riesgo no existe en el martillo demoledor. Por ello, como medida de seguridad, ciertos rotomartillos incluyen un embrague mecánico que limita el par de giro para evitar lesiones de muñeca y antebrazo, lo que incrementa el precio de la herramienta.

Martillos perforadores con portabrocas SDSmartillos demoledores para obrasMartillo demoledor Bosch GSH11E

Comentarios

  • Muy buen articulo. Resolvió todas mis dudas.

    Daniel
  • Muy buen artículo, como siempre, es la única página que nunca defrauda.

    Jose f.
  • Muy buena explicación, aunque me gustaría profundicen sobre cuál sería la potencia idónea que debemos usar, ya que en el mercado existen algunos rotomartillos desde 1100 W hasta 1700 W. Es lo que veo en Perú.

    Marco
  • Hola, Marco:

    En efecto, existen rotomartillos pequeños y ligeros para pequeñas obras, y máquinas más potentes para tareas pesadas de demolición, perforar en hormigón con grandes brocas, etc. ¿Cuál elegir? Pues depende del trabajo que se vaya a hacer. La potencia no es la mejor de las características para compararlos (la energía de impacto, medida en julios, es más eficaz).

    No obstante, los martillos menos potentes (desde 650 W) van bien para demoler azulejos colocados a la antigua (con pegotes), abrir huecos en pared de ladrillo o perforar en hormigón con brocas pequeñas (12-15 mm). Taladrar en concreto con broca de mayor diámetro requiere más potencia: 800 W (28 mm), 1100 W (40 mm). Para abrir rozas en hormigón o demoler pavimentos gruesos y revestimientos duros (porcelánico) pegados con los actuales morteros cola, lo mismo: se necesitan rotomartillos potentes.

    Espero haberte orientado. Saludos.

    Carlos

Deja un comentario

martillo demoledor o rotomartillo sostenido por un trabajador de la construcción

Diferencias

Secciones

Últimos artículos