engranajes planetarios de una herramienta eléctrica sin grasa lubricante

Grasa de litio y molibdeno para engranajes de herramientas eléctricas

La batería de litio es hoy la fuente de energía más común del taladro sin cable. Esta celda recargable es bien conocida porque, no en vano, alimenta teléfonos móviles, portátiles, etc. Sabemos también que los destornilladores de acero al molibdeno están entre los mejores.

Pues bien, otro uso industrial de ambos metales —litio y molibdeno— es como materia prima para fabricar grasa lubricante, por ejemplo, para engrasar engranajes de herramientas eléctricas. Este artículo trata, pues, sobre grasa de litio y grasa de litio con aditivos de molibdeno.

Función de la grasa de litio en engranajes de máquinas y herramientas

Existen herramientas eléctricas sin engranajes dentados. Por citar un ejemplo, la multiherramienta tipo Dremel. Lo habitual, no obstante, es que las máquinas encierren algún que otro engranaje bajo su carcasa.

El anterior es el caso, por ejemplo, del taladro percutor con cable o del taladro atornillador con batería. También la radial incluye un engranaje mecánico, en este caso angular, que altera en 90º la rotación del motor.

Grasa de litio en los engranajes de una herramienta eléctrica
Grasa de litio en el tornillo sinfín y la corona reductora de un taladro eléctrico.

Así pues, los dientes de las ruedas dentadas de las máquinas eléctricas se entrelazan entre sí. Y lo hacen con dos posibles objetivos. Uno: aumentar o reducir la velocidad del eje de salida del motor eléctrico (taladro). Otro: cambiar la dirección del movimiento rotativo (amoladora).

Pues bien, como resultado del contacto las piezas mecánicas de la herramienta se desgastan. Los engranajes sufren, sobre todo, al ser sometidos a fuertes cargas. Y la fricción del metal aumenta la temperatura de las partes. Lo que es echar más leña al fuego.

La función de la grasa es, justamente, actuar como lubricante para reducir al mínimo el desgaste. La grasa de litio es de uso muy común en herramientas eléctricas. Esta grasa lubricante contiene una base de litio, un metal blanco. El molibdeno es otro metal que, de manera opcional, se añade como aditivo. ¿Con qué objeto? Mejorar las propiedades de la grasa de litio.

Tipos de grasas lubricantes multipropósito

Distinta mecánica, distinta grasa lubricante. Qué grasa requiere una herramienta depende de la carga por ella soportada, la temperatura, la velocidad y el material del engranaje. Para facilitar el mantenimiento de los equipos, en los últimos años se desarrolló una alternativa: la grasa lubricante multipropósito.

Por combinar propiedades de grasas específicas, la grasa multipropósito lubrica eficazmente elementos mecánicos de la herramienta muy diversos. Los rodamientos, los engranajes o los bujes son solo algunos ejemplos. Este producto multiusos se clasifica en dos grandes grupos:

  1. grasa de sulfonato de calcio
  2. grasa de litio

Si bien la grasa de calcio dura más y resiste mejor la temperatura, la grasa de litio se usa más por ser más barata. El punto de gota de la grasa de litio es menor que el de la de calcio. Es decir, la grasa se vuelve líquida a menor temperatura. Pese a ello, es una grasa estable que resiste el desgaste, la corrosión y la oxidación, gracias a los aditivos.

Grasa de litio

La grasa de litio es una grasa lubricante compuesta por unas tres cuartas partes de aceite mineral, un agente espesante y aditivos. El espesante impide que la grasa fluya más de la cuenta, pero también lubrica (algo que, por cierto, se desconocía). Como espesante de la grasa multipropósito de litio se usa un jabón metálico saponificado con hidróxido de litio.

Por sí sola la grasa de litio carece de las propiedades que debe poseer un lubricante mecánico. Se añaden por ello aditivos EP (extrema presión). Los aditivos de extrema presión capacitan a la grasa multipropósito de litio para soportar más carga de trabajo que un lubricante convencional.

La base química de los aditivos EP suelen ser compuestos de azufre-fósforo o de borato inorgánico. Este último merced a sus microesferas forma una película cuatro veces más gruesa sobre el engranaje. De resultas, esta grasa soporta mejor el desgaste, incluso en condiciones muy duras de trabajo.

Propiedades y características

La grasa de litio es blanca/amarilla. No mancha. Y es menos contaminante que la aditivada con bisulfuro de molibdeno, aditivo del que enseguida hablaremos.

Grasa de litio amarilla para herramientas eléctricas
Mecánico aplicando grasa de litio en un rodamiento (cojinete de bolas).

Entre las propiedades de la grasa multipropósito de litio se puede destacar que:

  • Soporta un gran rango de temperaturas de trabajo (-30 ºC hasta 120 ºC)
  • Resiste al agua
  • Resiste a cargas de trabajo elevadas
  • Es duradera

Con este lubricante se pueden engrasar directamente cojinetes, engranajes y rodamientos. (Ojo, en el caso de cavidades, nunca hay que llenar más de la mitad del espacio disponible). La grasa de litio también se puede aplicar con bomba o pistola de engrase.

Grasa de molibdeno

Antes que nada, vamos a aclarar que la grasa de molibdeno no existe como tal. La grasa de molibdeno es, en realidad, grasa de litio aditivada con bisulfuro de molibdeno (MoS2).

Además de litio y molibdeno esta grasa suele llevar:

  • Aditivos EP
  • Aditivos antidesgaste
  • Aditivos anticorrosivos y antioxidantes

Como resultado, la grasa lubricante al molibdeno es un buen engrasante para engranajes y elementos mecánicos sometidos a fuertes cargas y temperaturas elevadas (hasta 140 ºC). El molibdeno también incrementa las propiedades antidesgaste de la película lubricante que se deposita en los dientes de los engranajes.

Disulfuro o bisulfuro de molibdeno puro en polvo
Disulfuro o bisulfuro de molibdeno puro en polvo (MoS2).

Propiedades y características

Esta lista recoge las propiedades de la grasa multipropósito de jabón de litio y bisulfuro de molibdeno:

  • Buena resistencia al trabajo mecánico bajo condiciones pesadas, altas temperaturas y cargas elevadas
  • Resistente al agua
  • Químicamente estable
  • Propiedades anticorrosión y antióxido
  • Propiedades antidesgaste
  • Larga duración
  • Soporta temperaturas extremas (-20 ºC hasta 140 ºC)

Por todo lo anterior, la grasa multiuso con molibdeno es ideal para lubricar engranajes, cojinetes, bujes y rodamientos de herramientas eléctricas.

Conviene consultar, no obstante, el manual de instrucciones (puedes buscarlo en internet si lo tiraste con la caja recién comprada la herramienta). Comprueba que no exista en él una contraindicación expresa acerca del uso de grasa aditivada con molibdeno. Si es el caso, engrasa la mecánica con grasa de litio blanca.

Para acabar, la grasa de litio es apta para rellenar la caja de la biela de los rotomartillos y los martillos perforadores. Y hablando de martillos, esta grasa lubricante también es apta para engrasar las inserciones SDS-Plus y SDS-Max de las brocas y los accesorios.

Deja un comentario

engranajes planetarios de una herramienta eléctrica sin grasa lubricante