cepillo de carpintería tradicional construido en madera con cuña y hoja de acero

¿Cómo se usa un cepillo de carpintería?

Cepillar madera con un cepillo manual de carpintero es una de las tareas más gratificantes de la carpintería. Para lograr un buen acabado, hay que saber cómo actúa el cepillo. También hay que sentir la madera. Conocer su principio de funcionamiento es primordial para manejar bien un cepillo y guiarlo con soltura.

¿Cómo funciona un cepillo de carpintero?

Un cepillo manual funciona de manera similar a un formón. En teoría sería posible cepillar madera con un formón de carpintero. Pero resultaría casi imposible lograr un buen acabado. Porque el filo del escoplo penetraría en la madera unas veces más y otras menos, es decir, las pasadas serían irregulares.

Por otra parte, ¿cómo regular la inclinación de la cuchilla? ¿Cómo mantenerla constante? Para solventar tales defectos se inventó el cepillo de carpintero.

El cepillo manual de carpintero consta de caja y cuchilla. La inclinación de la cuchilla establece el ángulo de ataque a la madera. Por su parte, de la anchura de la hoja depende el ancho de la viruta levantada.

Caja, hierro y contrahierro

Imagina que taladras la hoja de un formón y la atornillas a una gran cuña de madera. Si bien casera, dicha herramienta ya constituye un cepillo rudimentario. Pero, para que de veras fuese eficaz, habrías de diseñar un mecanismo que regulase cuánto sobresale la cuchilla; esto es, cuánto penetra en la madera. Para lograr dicho ajuste, ¿no reemplazarías los taladros de la hoja por ranuras?

Pues bien, para regular la cantidad de hierro que sobresale de la suela, el cepillo de carpintería presenta una mecánica sencilla. La cuchilla se desliza sobre una rampa, que la guía. De fijar la posición exacta se encarga el contrahierro. Esta pieza consiste en una cuña de madera o metal que oprime la cuchilla contra la caja del cepillo para inmovilizarla y ajustar la orientación del filo.

En otras palabras, un cepillo de carpintero rebaja la madera como un formón. Pero su ángulo de inclinación es fijo y, además, permite regular la profundidad de penetración con una cuña móvil. Así, todas las pasadas arrancan el mismo espesor de viruta.

Cepillos de carpintería
Un cepillo de carpintería funciona de manera similar a un formón pero con un ángulo de ataque constante

Ajustar la cuchilla

Cuando la cuchilla sobresale demasiado (se dice que tiene mucho hierro), el cepillo rebaja mucha madera. Cuesta más trabajo guiarlo. Si el cepillo opone mucha resistencia, deslizarlo sobre la pieza resulta penoso. Su boca se embota fácilmente.

Por el contrario, si la cuchilla apenas sobresale, el cepillo apenas come madera. No cumple bien su cometido. Por tanto, regular la cuchilla es vital para obtener cepillados con un buen acabado. Para desempeñar la tarea de manera eficaz, en definitiva.

El ajuste de la hoja se hace mediante ensayo y error. Se trata de encontrar el equilibrio óptimo entre el espesor de las virutas y la suavidad de carrera.

Virutas de madera
La cuchilla se regula hasta encontrar el equilibrio entre el esfuerzo de avance y el espesor de la viruta cepillada

Sobre madera verde, la boca del cepillo se bloquea con facilidad. Para reducir el embotamiento, la cuchilla debe sobresalir lo mínimo posible. Obraremos de igual forma para cepillar maderas duras, pues levantar una astilla gruesa puede soponer un enorme esfuerzo.

Durante la jornada, si la boca se embota, se desatasca con un pequeño fragmento de madera: nunca con un destornillador. Al usar una herramienta metálica para desembozar el cepillo se corre el riesgo de dañar el filo de la hoja.

Cepillo y viruta de madera
Cuando la cuchilla está bien ajustada se obtiene una viruta continua de espesor homogéneo

Sujeción del cepillo, posición corporal y guiado de la herramienta

La parte posterior del cepillo se sujeta con la mano fuerte. Quien sea diestro debe apoyar la palma de la mano derecha sobre la caja del cepillo; y situar la izquierda en la parte delantera. Las personas zurdas procederán a la inversa.

La mano que empuja debe presionar contra la pieza y deslizar la caja del cepillo hacia delante. En cambio, la mano delantera solo hace presión hacia abajo. Los pequeños cepillos de testa o contrafibra se sujetan por lo general con una sola mano.

Sujeción correcta del cepillo de carpintero
Nuestra mano dominante empuja el cepillo desde la zona posterior de la herramienta

Aunque el cepillo se guía con los brazos, la posición del cuerpo es crucial. Se debe adoptar una postura cómoda. Descargar parte del peso corporal sobre la herramienta favorece el movimiento de avance y el contacto y el agarre de la base del cepillo sobre la madera.

Asimismo, es vital que la pieza de trabajo quede a la altura apropiada. Se trabaja con el cuerpo ligeramente inclinado sobre el banco de trabajo. Un exceso de altura de la pieza de trabajo impide ejercer suficiente presión para rebajar la madera. Por el contrario, una posición baja obliga a inclinarse en exceso. Ello puede causar dolores y molestias en la espalda.

Por otro lado, durante el retroceso de la herramienta no se ejerce presión sobre la pieza de trabajo. Se evita así el desgaste prematuro de la hoja. Además, si el cepillo es lo suficientemente ligero, se retrocede en el aire; es decir, sin que la suela roce sobre la madera. Con las garlopas más pesadas de banco esto no resulta posible, el objetivo, entonces, es que la suela de la herramienta roce sobre la madera con una presión mínima.

Entrada y salida del cepillado: ¿cómo evitar dejar marcas en la madera?

Al comenzar a cepillar, la mano de la empuñadura presiona la madera, mientras que la mano posterior solo empuja el cepillo hacia delante. Hay que evitar presionar la parte trasera del cepillo al entrar en la tabla. Ya que, al no existir apoyo, el cepillo podría balancearse y rebajar en exceso el extremo de la tabla.

Durante la salida de la herramienta se procede a la inversa. Es decir, la mano de la empuñadura cesa la presión hacia abajo. Se evita así labrar un chaflán accidental en el extremo posterior de la tabla al perder el apoyo. La atención se concentra, entonces, en presionar la madera solo con la mano posterior.

Por último, mientras se trabaja sobre el centro de la tabla, es decir, cuando toda la suela del cepillo esta apoyada en la madera, ambas manos ejercen la fuerza. En este caso, la mano de empuje presiona la madera y empuja el cepillo hacia delante.

Lo descrito también es aplicable a la hora de cepillar madera con un cepillo eléctrico.

Cepillado de madera paralelo a la veta, oblicuo y a testa

Cuando se cepilla madera en la dirección de la veta, el acabado es limpio y la superficie no se astilla. En cambio, si la herramienta se desliza a contraveta, la madera se desgarra, astilla o raja. En este caso, las fibras no se separan limpiamente: el acabado es tosco e irregular.

Cepillado madera con bastren
Cepillado de madera en el sentido de la veta con un bastrén de doble mango

Desbaste en oblicuo

El cepillado de madera en sentido oblicuo ayudar a evitar el astillado en algunas especies de madera. Además, al reducir la superficie activa del filo, el cepillado en oblicuo requiere menos esfuerzo. Para hacerlo, se gira la muñeca ligeramente, de manera que el filo de la cuchilla no quede completamente perpendicular a las fibras.

No se trata de cepillar en diagonal respecto a la pieza de trabajo, sino de hacerlo en paralelo a la veta con la herramienta ligeramente sesgada. Se consigue así un mejor agarre de la cuchilla. Esta técnica resulta muy útil para desbastar maderas duras o superficies hundidas en medio de la tabla.

Cepillado en testa

Cepillar en testa consiste en rebajar el extremos de una tablas en dirección perpendicular a las fibras. En estos casos, se desliza el cepillo desde los bordes exteriores de las tablas hacia el centro sin finalizar el movimiento.

De lo contrario, se corre el riesgo de astillar las fibras situadas en los extremos de la tabla. Un truco para evitar dañar la madera consiste en sujetar una pieza que haga las veces de mártir con un sargento en F.

Mantenimiento y cuidado de la herramienta

Para prolongar la vida de una garlopa, cepillo o guillame, nunca se debe apoyar la suela de la herramienta sobre superficies duras (metal, piedra). Hacerlo mellará la cuchilla. Si dejar el cepillo sobre el suelo o una superficie dura es inevitable, se hará reposar de lado.

Un punto importante al cepillar madera vieja o usada es comprobar que no tenga clavos, tornillos o restos de herrajes en su superficie. Además, si la madera está pintada o barnizada, debe retirarse la pintura antes de proceder al cepillado. Puede quitarse con fuego (con la ayuda de un soplete), calor (decapadora de aire caliente) o medios mecánicos (lijadoras de banda, espátulas y rasquetas).

Para terminar, si la madera está sucia o reseca, y el cepillo no se desliza bien, se puede lubricar la superficie con aguarras o aceite mineral. El aceite reduce el desgaste de la madera y evita que los restos de pintura y barniz se incrusten en la suela del cepillo al trabajar con maderas viejas.

Comentarios

  • ¿Qué habilidades, destrezas y conocimientos adquiere una persona al realizar la actividad de cepillado de madera?

    Ixuel
  • Hola Ixuel:

    Por un lado, desde el punto de vista técnico, al cepillar madera a mano se aprende cómo responden las fibras de madera al corte y, por comparación, se logra una idea de la dureza de las diferentes especies de madera.

    Por otro lado, en la práctica, una vez que se domina el cepillado, se amplian las posibilidades de fabricar diferentes muebles y elementos de carpintería al poder hacer uso de diferentes técnicas. Por ejemplo, puedes ajustar la anchura y el espesor de una tabla para fabricar un tablero alistonado dejando un mejor acabado que con sierra y lijadora.

    Es un poco difícil concretar qué es lo que se aprende al cepillar. Pero lo cierto es que cuanto más se trabaja con la madera, mejor se comprende y mejor idea se adquiere de las posibilidades que nos ofrece. Saludos.

    Carlos
  • No me sirve para nada😒

    Maria
  • Vaya... Igualmente, gracias por tu valoración, María. Saludos.

    Carlos
  • Me gustó mucho como explican el sentido y uso de los cepillos y demas similares. Muy agradecido.

    Miguel
  • Gracias, Miguel. Saludos.

    Carlos
  • ¿Hay recomendaciones para una garlopa recién comprada? ¿La cuchilla se ajusta dependiendo la prfundidad que se requiere? ¿O hay una medida de profundidad de la que podamos partir?

    Gonzalo infanzón
  • Hola, Gonzalo. Sí. Se puede ajustar la cuchilla según la profundidad deseada. Una manera simple de hacerlo, tanto si el cepillo es nuevo como si no, es ir de menos a más. De esta forma te será más fácil conseguir un buen ajuste lateral.

    Se parte de cero, con la cuchilla completamente retirada de la suela. A continuación se hace emerger la cuchilla lo mínimo posible. Esto se puede hacer con la vista (mirando paralelo a la suela) o palpando con los dedos. Se bloquea el cepillo y se hacen pruebas en madera blanda.

    La viruta debe ser continua y tener el mismo grosor en ambos laterales. Si no fuera así, se regula el ajuste lateral hasta que la hoja coma igual en toda la longitud del filo. Es en este punto cuando se puede aumentar la profundidad de la cuchilla (a través de ensayo y error con el grosor de la viruta) para conseguir el espesor de corte deseado.

    Espero que te haya sido de útilidad. Gracias por tu consulta y suerte con tu garlopa. Saludos.

    Carlos
  • Wow, muy bien explicado, sigan así.

    Elpelitodefelix
  • ¿Qué mantenimiento no se le debe de dar al cepillo manual de carpintería?

    Lisandro
  • Hola, Lissandro:

    Ante todo, hay que evitar que el cepillo entre en contacto con agua o con humedad. Si la humedad ambiental es inevitable, rociarlo con aceite de semillas de camelia es una excelente forma de protegerlo contra la corrosión.

    También hay que evitar que descanse sobre la suela, pues se corre el riesgo de dañar la propia suela y la hoja. Es mejor guardarlo de lado, o bien elevar uno de los extremos.

    Saludos.

    Carlos

Deja un comentario

cepillo de carpintería tradicional construido en madera con cuña y hoja de acero

Carpintería y madera

Secciones

Últimos artículos