brocas de acero rápido al cobalto para taladrar metal

Taladros baratos y 6 trucos para taladrar metal

¿Hace falta un gran taladro para taladrar metal? No es así. Si se usan brocas para metal de calidad, se puede desempeñar la tarea incluso con máquinas de taladrar baratas.

Pero ¿y si se trata de taladrar metal duro? ¿O de perforar metales gruesos? Mantengamos la calma. ¡Y que no cunda el pánico...! En este artículo te hablaré de algunos trucos que facilitan dicha labor.

Vamos al caso.

taladrina o liquido para refrigerar el corte al taladrar metal
Usar líquido para refrigerar el corte (taladrina) evita que la broca se queme al taladrar metal grueso (pletina de acero).

No cualquier baratija sirve para taladrar metal

Siempre es mejor tener buenas herramientas eléctricas. Eso es indudable. Pero se puede taladrar metal con un taladro barato.

¿Me servirá entonces una baratija de veinte eurillos para horadar la proa de un buque por su línea de crujía? Hombre... ¡un poquito de por favor!

En primer lugar, si el portabrocas se va a descuajaringar a la primera de cambio, esa máquina de taladrar no sirve para taladrar metal. Y casi ni plástico. Punto. El taladro cuando menos ha de sujetar bien la broca. Este requisito es básico.

En segundo lugar, lo mismo da portabrocas automático que de corona dentada (esto es, el que se aprieta a mano con llave). Ha de cumplir su función, uno u otro.

A partir de aquí, que el taladro sea más o menos barato poco importa si sabes cómo taladrar acero, aluminio, latón, hierro, cobre o cualquier otro metal —o aleación— que tengas entre manos.

Cómo taladrar metal con un taladro barato. 6 trucos esenciales

Al perforar metal con máquinas de taladrar baratas, la falta de calidad del taladro la debe suplir la broca. Es más, aun si se posee el Rolls Royce de los taladros, ¿qué sentido tendría usar brocas mediocres?

He aquí la ley básica del taladrado: el metal de la broca debe ser más duro que el material que se va a perforar. Pretender taladrar un acero inoxidable con chatarra de calamina no es sino pedir gollerías.

Venga, ¡ahí van unos consejos sobre cómo taladrar metal!

Quita la herrumbre

Si vas a taladrar hierro o acero, quita antes el óxido si lo tiene. Hacerlo te facilitará el marcado.

Después, marca con una punta de trazar o un rotulador de punta fina. Para calcular la posición, puedes ayudarte de una escuadra de tacón y prolongar la marca con una regla de acero.

Quita el óxido con la amoladora angular y un cepillo de alambre o un disco de láminas
Si tienes que quitar mucho óxido, en vez de herramientas de mano usa la amoladora angular con un cepillo de alambre o un disco de láminas.

Marca con granete

Un granete es un útil de punta afilada para marcar metal hecho en material muy duro. Por ejemplo: vidia o acero templado.

Pon el granete sobre el metal y dale un golpe de martillo. Puedes usar para ello el martillo de bola u otro tipo de martillo. Su punta dejará una pequeña marca sobre el metal. Este cráter previene que la broca resbale.

marcar el centro del taladro con granete
Marca el centro del taladro con granete.

Empieza con broca pequeña

¿Vas a perforar una pletina gruesa de acero? Es una idea atroz tirarse de cabeza a por la broca de ø 8 mm.

En su lugar, perfora primero con una broca de ø 3 mm. Pasa después a broca de ø 6 mm. Acaba con la de ø 8 mm. Tardarás menos a la larga. Y no quemarás la broca. Además, el motor del taladro te agradecerá no haber sufrido sobrecalentamiento.

Usa la velocidad adecuada

Cuanto más grande la broca, más lento se ha de taladrar. El metal se taladra despacio si el diámetro de la broca es grande.

Este punto es capital. Si la broca se quema o se desafila, deja de cortar en el acto.

Refrigera con líquido para taladrar metal

El roce de un metal contra otro metal genera calor por fricción.

Para refrigerar la broca, puedes añadir agua, taladrina o aceite (incluso aceite de motor usado). El fluido de corte evita que la broca se queme al taladrar.

Refrigerar taladro en metal con fluido de corte
Refrigera la broca. Aportar fluido de corte reduce la temperatura de la herramienta.

No hagas avanzar el taladro a la fuerza

La presión es más efectiva que la velocidad a la hora de taladrar metales. De ahí el volante de los taladros de columna que facilita apretar con fuerza, tal y como lo hace una prensa. Pero apretar es difícil cuando se taladra a mano. Además, solo se ha de hacer si la potencia del taladro lo permite. Por tanto, no fuerces el avance: deja que la broca taladre a su ritmo.

En suma, recuerda que un taladro barato para metal no tiene la potencia de una máquina de taladrar profesional. Si no quieres arriesgarte a cortocircuitar los circuitos eléctricos del motor (inducido e inductor, o campo y armadura) de la herramienta, has de seguir estos consejos y dejar descansar el taladro cuando haga falta.

Así, podrás taladrar perfiles, chapas y flejes de acero, latón o aluminio (entre otros materiales). O bien metal más grueso, como las llantas o pletinas.

Por cierto, llanta y pletina no son la misma cosa. Estas piezas metálicas se diferencian por su espesor:

Pletina Llanta
4-10 mm de espesor Más de 10 mm de espesor

Y, ahora, lo prometido es deuda. Vamos a ver algunos taladros baratos para metal.

Máquinas de taladrar metal baratas

Tilswall, un taladro chino barato aceptable para taladrar metal

Tilswall 850 es un taladro barato que resulta aceptable para taladrar metal. Sin ser la panacea, no es la baratija de la cual hablamos en la introducción (la del navío blindado). Este taladro percutor demuestra que no hace falta tirar la casa por la ventana para abrir unos taladros en metal.

Taladro percutor Tilswall 850 W
Taladro percutor Tilswall 850 W
  • 3000 RPM, 15 accesorios, gatillo de velocidad variable y mango auxiliar giratorio 360º
  • Cable ultralargo de 3 m

Pero ¿cómo funciona un taladro? El motor eléctrico de una máquina de taladrar gira gracias a dos bobinas de cable que generan una fuerza magnética de repulsión. La parte exterior, fija, se llama estátor; la interior, giratoria, se llama rotor.

Para fabricar las bobinas, se pueden usar dos tipos de cable:

  • Cable de aluminio revestido de cobre
  • Cable de cobre puro

Pues bien, el fabricante del taladro percutor chino ha empleado el segundo. Es decir, se puede cuestionar si la calidad del plástico de la carcasa y otros componentes han sido abaratados para ofrecer un precio más atractivo, pero este no parece ser el caso del motor.

Por cierto, si te interesa saber más sobre el asunto, te lo explico en este artículo sobre el taladro percutor Tilswall.

Al grano, este taladro para metal tiene un motor potente de 850 W. Por supuesto, permite desconectar la percusión. En el gatillo también se encuentra una ruleta para graduar la velocidad del portabrocas.

He aquí el secreto. No se necesita una gran velocidad para taladrar metal. Al contrario, se requiere una marcha lenta al taladrar metales con brocas de grandes diámetros, pongamos por caso, abrir el agujero para el bombín de una cerradura de una puerta.

En conclusión, ya sabes cómo taladrar correctamente el metal y el Tilswall te servirá para taladrar hierro, cobre, latón, aluminio, zinc, hojalata, plomo, fundición... Y si usas unas brocas de acero con cobalto para taladrar metal, también podrás perforar pletina gruesa de acero al carbono (10-15 mm).

Taladro Black+Decker 710 W

Por poco más de dinero de lo que cuesta un Tilswall, puedes comprar un taladro eléctrico de Black+Decker de 710 W. Entre los taladros baratos de bricolaje, la marca Black Decker se compara, por ejemplo, con las máquinas de taladrar de gama verde de Bosch. (No se han de confundir con los taladros azules de Bosch, que son la gama profesional y están, en mi opinión, entre los mejores taladros del mercado).

Taladro percutor Black+Decker BEH710K
Taladro percutor Black+Decker BEH710K
  • 710 W / Portabrocas 13 mm
  • Incluye 4 brocas y maletín

Pues bien, el taladro B+D 710 W es una herramienta igualmente asequible. La potencia eléctrica del motor, eso sí, es menor que la del Tilswall: 710 W. Asimismo, presenta algunas diferencias:

  • No tiene tope de profundidad
  • El portabrocas es automático en vez de manual
  • No tiene regulador de velocidad

Este modelo es interesante por precio y potencia de motor. Pero no tiene regulador de velocidad por ruleta. Eso significa que tú habrás de ser quien ajuste la velocidad manualmente. ¿Cómo? Regulando la presión sobre el gatillo. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Por un lado, el regulador del gatillo es cómodo: no requiere hacer ningún otro de ajuste al cambiar de broca. Por otro lado, se ha de aprender por ensayo y error qué velocidad admite cada broca según su calibre.

¿Es tu intención taladrar metal solo con brocas pequeñas? Si no prevés usar brocas con diámetro superior a ø 6 mm, tal vez este taladro sea la compra maestra. Como ya se ha dicho, con broca pequeña la velocidad de giro sí puede ser alta sin arriesgarse a quemarla. Refrigera con taladrina, no obstante, siempre que tengas oportunidad de hacerlo.

Otras marcas de taladros asequibles para taladrar metal

Para concluir este artículo, dediquemos unas breves palabras a otras marcas de máquinas para taladrar metal.

Hychika, Teccpo y Tacklife son marcas chinas de herramientas eléctricas bien valoradas por su relación calidad-precio. Estos fabricantes ofrecen taladros en Amazon que, siempre que se sigan los consejos ya vistos, resultan apropiados para taladrar metal.

Otra opción es la marca Einhell. Esta marca fue una de las primeras en establecerse como una alternativa económica de calidad aceptable a las herramientas eléctricas de otros fabricantes como Makita, Bosch, Black&Decker, DeWalt, AEG, Ryobi, Worx, etc. Aquí tienes una comparativa de taladros percutores Einhell.

Conclusión

Para agujerear metales no hace falta invertir una fortuna. Con la técnica correcta, y la dosis justa de paciencia para cambiar de broca y refrigerar el corte, un taladro modesto sirve para desempeñar la tarea. Eso sí, ¡siempre que las brocas usadas sean de calidad!

Deja un comentario

brocas de acero rápido al cobalto para taladrar metal