velocidad dos en el mando de un taladro eléctrico

Ventajas de los taladros eléctricos de dos velocidades mecánicas

Si ya tienen regulador electrónico de velocidad, ¿por qué algunos taladros eléctricos disponen además de dos velocidades mecánicas? ¿Por qué no usar solo el regulador? ¿Qué ventajas tiene la caja de engranajes? Este artículo busca responder estas preguntas.

Tipos de taladros eléctricos para bricolaje

El taladro percutor más sencillo tiene solo una velocidad: la rápida. Tales taladros de bricolaje son eficaces para taladrar paredes de ladrillo, mortero de cemento, madera...

Pero, a menos que se haga con brocas relativamente pequeñas, dichos taladros no son tan útiles para taladrar metal. Y, desde luego, son poco recomendables para usar como atornillador. Salvo que el regulador de velocidad sea extremadamente efectivo.

Por otro lado, aunque el taladro incluya un buen regulador electrónico, si carece de velocidad corta mecánica, verá muy limitada su capacidad de apriete.

Taladro percutor Stanley FatMax FMEH850K-QS
Taladro percutor Stanley FatMax FMEH850K-QS
  • Taladro con cable con dos velocidades mecánicas
  • Motor universal de 850 W
  • 54400 impactos/minuto
  • Ficha técnica

¿Cómo funciona un taladro de dos velocidades?

Los taladros de 2 velocidades mecánicas disponen de una caja de engranajes dentados que permite reducir la velocidad de salida, es decir, la del eje del portabrocas. Ojo, no hay que confundir las velocidades mecánicas con el regulador electrónico de velocidad.

El regulador, en los taladros que lo incluyen, actúa limitando la corriente que llega al motor. Ahora bien, el par motor de un taladro eléctrico se viene abajo cuando se reduce el número de revoluciones por minuto. Esto le sucede tanto al taladro de batería como al de cable.

Pues bien, he aquí el motivo por el que se fabricaron los taladros con 2 velocidades mecánicas: mejorar el par de apriete. Pero ¿en qué se diferencia esta herramienta eléctrica de los taladros monovelocidad?

Bicicleta de montaña con platos y piñones
Un taladro con velocidades mecánicas es, en parte, similar a una bicicleta con velocidades

El principio de funcionamiento de un taladro de dos velocidades es el mismo que el de los cambios de una bicicleta con platos y piñones. En la bici, la relación plato/piñón permite que más o menos vueltas de pierna correspondan a más o menos giros de rueda. Cuanto menos se desplace la rueda trasera en cada giro del pedalier, menos trabajo cuesta pedalear. Y viceversa. Pues bien, ¡lo mismo sucede con el taladro!

En velocidad rápida (o larga), el movimiento del motor eléctrico se transmite de manera más o menos directa al eje del portabrocas. Vamos a suponer que una vuelta del motor equivale a una vuelta del portabrocas. Sin embargo, en velocidad lenta (corta), el motor del taladro de doble velocidad da más vueltas que el portabrocas. Es decir, el motor gira a la misma velocidad que antes, pero el portabrocas gira más lento.

Al girar más lento el portabrocas; sin embargo, también gira con más fuerza.

Vamos a ver cómo encaja esto en el símil de la bicicleta. Ciertas pendientes solo podemos subirlas con la relación de marchas correcta; esto es, plato pequeño, piñón grande. Es decir, pedaleamos mucho, pero la cadena apenas hacer mover la rueda. Así, sin aumentar la potencia de nuestras piernas, vencemos un mayor esfuerzo. El único truco es tardar más en hacer el trabajo. Con otras palabras, hacemos molinillo para ascender.

¡Pues al taladro le ocurre lo mismo! Cuando gira más lento, tiene más fuerza.

Las ventajas de un taladro de dos velocidades mecánicas

Ya tenemos claro qué el taladro de dos velocidades logra incrementar la fuerza sin variar la potencia del motor. Bueno, ¿para qué sirve esta función?

La principal ventaja de un taladro con velocidad lenta es ser más efectivo al taladrar metal con diámetros de broca grandes.

Perforar metal produce mucha fricción. La fricción, a su vez, genera calor. Si la broca se calienta excesivamente, pierde el filo, se quema y deja de cortar. Para evitarlo, no se debe superar la velocidad de corte recomendada por el fabricante. Esta velocidad se expresa normalmente en metros por minuto (m/min).

En la práctica, con un taladro de mano es difícil cumplir la norma estrictamente. Sí es posible hacerlo en torno y fresadora, pues tales máquinas-herramientas permiten ajustar la velocidad con gran precisión (tienen varias velocidades mecánicas, no solo dos).

En todo caso, la idea es la siguiente: cuánto más grande sea la broca, menor ha de ser la velocidad de giro. Todo esto vale en cuanto a taladrar metales y aleaciones.

La segunda ventaja de un taladro con velocidades mecánicas es que también es más eficaz como atornillador. Por supuesto, lo ideal para atornillar en madera o metal es un taladro con batería de litio y embrague de bolas. O bien podemos usar otro tipo de herramienta eléctrica: el atornillador o taladro de impacto.

Sin embargo, si no nos queda otra que usar el taladro para atornillar, ¡mejor que tenga dos velocidades! ¿Por qué?

Como ya hemos visto, la velocidad corta gira más lento pero con más fuerza. Esto es justo lo que necesitamos al atornillar tornillería larga/gruesa. Al taladrar, la pieza de trabajo no se opone tanto al giro de la herramienta como al atornillar; ya que, en el primer caso, estamos perforando y eliminando partículas del material de la pieza, mientras que en el segundo caso esto no es así.

Resumen y conclusión

Para concluir, un taladro de bricolaje de una sola velocidad es menos versátil que un taladro eléctrico de dos velocidades. ¡No importa que la potencia sea la misma!

Con un taladro de dos velocidades mecánicas es posible taladrar piezas gruesas de metal de manera más efectiva. También resulta indispensable cuando se trata de atornillar tornillos difíciles... esos que frenan el portabrocas del taladro simple por la falta de par motor de este.

Comentarios

  • ¿Qué pasa si el taladro no mete bien el cambio mecánico?

    Supongamos que se queda a la mitad del cambio y uno lo gira; obviamente no producirá torque suficiente y a la menor resistencia este no taladraría; pero mi pregunta es ¿eso le hace daño al embrague interno? ¿mucho o poco?

    De antemano, gracias por el post, ¡muy bueno!

    Edgar valdes
  • Muy buena explicación, nos puede ser de mucha ayuda

    Alfredo garcia
  • Hola, Edgar:

    Tu pregunta es muy interesante. La respuesta se ha hecho esperar, pero merecía la pena explicarlo bien. Estos taladros no usan embrague interno. En mecánica, el embrague se usa cuando hay que modificar la posición de un engranaje sin detener el movimiento. Ejemplo: el cambio de marcha del coche.

    En cambio, detenemos el taladro para cambiar de velocidad. Por eso no hace falta embrague. A continuación, te muestro como funciona el sistema; después respondo a tu pregunta.

    engranajes de un taladro de dos velocidades

    El diseño habitual de un taladro de dos velocidades consta de un mecanismo que combina tres ejes. En la figura que te muestro están representados por las letras P, que es el eje del portabrocas; M (eje del motor); y la letra E, para el eje intermedio.

    Pues bien, fíjate en que el eje P tiene unas muescas o estrías alargadas. En efecto, le permiten acoplarse en el interior del engranaje auxiliar; es decir, el que no está representado por ninguna letra. A su vez, el motor engrana sobre la corona dentada grande del eje E.

    ¡Ahora viene lo interesante! El engranaje auxiliar, movido por el eje intermedio (E), mueve a su vez al eje del portabrocas (P). Y lo hace a través de las coronas dentadas representadas por los números 1 y 2. Cuando cambias la velocidad con el mando, lo que estás haciendo es deslizar el doble engranaje sobre el piñon correspondiente.

    De esta manera, si se acoplan las zonas 1 con 1' tenemos la velocidad lenta: el motor gira más que el portabrocas; piensa en lo que ocurre cuando pedaleas en una bicicleta con el plato pequeño.

    Por el contrario, si seleccionas la velocidad rápida, engranan la corona dentada 2 con el piñón 2'. En este caso, el portabrocas gira más rápido (plato grande de la bici y piñón pequeño de la rueda). Y por cierto, más velocidad, pero también menos fuerza.

    Dicho esto, ya se puede responder tu pregunta. Si los piñones no hacen contacto en ninguna corona, el portabrocas no se moverá en absoluto. Y si se queda a medias, en efecto, se produce una unión en falso que tenderá a desengranarse. Algo parecido ocurre en el coche cuando no se pisa bien el embrague y suena mal la caja de cambios (decimos que rasca la velocidad).

    Bueno, espero haberte ayudado. Y gracias por plantear esta intereseante cuestión. Saludos.

    Carlos

Deja un comentario

velocidad dos en el mando de un taladro eléctrico

Taladros

Secciones

Últimos artículos