taladro de mano

Sobre el taladro de mano

El más simple de los taladros de mano no es sino un portabrocas con mango. Pese a ello, si se lo muestras a alguien poco ducho en taladros, aceptará en seguida que se trata sin duda de una herramienta para perforar en cuanto reconozca en ella la inconfundible estética de un mandril de triple garra, pieza que, eso sí, lo diferencia de la barrena de mano o el bradawl.

Anatomía del taladro de mano

Ahora bien, es muy posible que acto seguido llegue una pregunta inevitable. ¿Cómo funciona? Y aunque respondas: «a mano», ¡cosa que ya deja bien claro su nombre!, lo que de algún modo espera es verlo girar por sí solo.

Pero el taladro de mano no tiene motor. Los músculos del antebrazo son toda su fuente de energía. ¡Y ni siquiera cuenta con un mecanismo de carraca, como la llave de vasos o el destornillador de trinquete...!

Al contrario, el clásico portabrocas SuperChuck de Arthur Jacobs, una llave con rueda dentada para abrirlo y cerrarlo, y un mango: esa es toda la mecánica que encierra el instrumento que nos ocupa. Helo aquí:

Taladro de mano con portabrocas de tres garras y llave
Taladro de mano con mandril de tres mordazas junto a la llave para abrir y cerrar el portabrocas

¿Para qué sirve un taladro de mano?

Lo que nuestro amigo ahora se pregunta es si tal utensilio de veras es útil. Pues bien, si ya conoces la gran ventaja implicita de las herramientas manuales, tú muy bien sabes que, en efecto, lo es.

Porque una cosa es taladrar la pared para colgar un mueble de cocina. Y otra muy distinta es hacer un pequeño taladro en madera, plástico u otro material blando. ¡Y tanto!

¡Nada de desenrollar el alargador eléctrico! ¡Nada de enchufar la máquina! ¡Nada de recoger luego el cable para que entre en el maletín. Y, en último lugar, nada de organizar las brocas en su caja..., porque puedes guardarlas en su mango hueco.

Una alternativa al taladro eléctrico para hacer pequeños agujeros...

¿Queremos decir con esto que el taladro-atornillador de batería, el percutor, etc., no son máquinas imprescindibles? De ningún modo. Claro es que lo son. ¡Pero cae a plomo que muchas veces el tiempo que se gana con una herramienta alimentada se pierde en prepararla, primero, y en recogerla, después!

Taladro manual con broca para madera
Taladro de mano junto a brocas helicoidales para madera y la tapa del mango hueco que sirve a la vez como depósito de brocas

Así pues, con la ayuda de brocas para madera (de ø 0.6 a ø 6 mm) el taladro de mano sirve para:

  • horadar tablas, aun en sitios sin electricidad;
  • controlar mejor el taladrado, por ejemplo, al perforar piezas muy pequeñas para maquetas;
  • taladrar agujeros guía para tornillos sin necesidad de contar con dos taladros o tener cambiar broca por portapuntas

Conclusión

En síntesis, si sueles llevar en tu caja de herramientas barrenas, punzones, alicates sacabocados, etc., quizá te convenga añadir un taladro de mano. Si precisas un taladro manual más potente, para taladrar con brocas de gran calibre, considera en su lugar el berbiquí.

Por otra parte, si lo que buscas es velocidad, si andas detrás de un taladro manual con engranajes y manivela que te sirva para taladrar, sin red eléctrica ni baterías, y de manera eficaz, madera, plástico y otros materiales blandos, ¡en ese caso necesitas un trépano!

Taladro de mano y brocas 1.5-5 mm
Taladro de mano y brocas 1.5-5 mm
  • Mandril de tres garras para brocas de entre 0.6 y 6 mm
  • Mango hueco en plástico ABS
  • Para taladrar madera, resina, ámbar, cera, plásticos, etc.
  • Llave

Deja un comentario

taladro de mano