granete manual de centrar moletado en acero cromo vanadio

Granete de centrar para marcar taladros

Una útil herramienta que a veces se confunde con la punta de trazar y el botador cónico es el granete. En este artículo veremos de forma breve para qué sirve este versátil instrumento y en qué se diferencia de ellos.

Qué es un granete

El granete es una herramienta para trazar y marcar piezas fabricada en acero endurecido y templado. Este útil consta de tres partes: cabeza, cuerpo y punta. El moleteado del cuerpo mejora el agarre del granete y evita que resbale de una mano sucia de aceite o fluido de corte.

Granete para taladros

Existen dos tipos de granetes: el manual, mostrado arriba y golpeado con un martillo de bola, y el automático. Este último no requiere martillazo, ya que cuenta con un resorte interno que acumula y libera tensión mecánica. Ambos son versátiles, esenciales en el taller y de mucha utilidad en la caja de herramientas.

  • Granete con vástago moleteado Wolfcraft
    Granete con vástago moleteado Wolfcraft
  • Juego de punzones en acero cromo vanadio S&R
    Juego de punzones en acero cromo vanadio S&R
  • Granete de centrado automático Starret 18A
    Granete de centrado automático Starret 18A

Para qué sirve un granete

Entre otros usos, esta herramienta sirve para marcar:

  1. puntos de referencia
  2. centros de ejes de simetría
  3. el centro de un taladro
  4. el centro para la aguja del compás

Por ejemplo, este instrumento se usa para marcar en la pieza puntos de referencia de líneas susceptibles de borrarse en el proceso de mecanizado. El granete también sirve para definir contornos de piezas o transferir puntos de referencia con la ayuda de una plantilla.

Cómo marcar metal con un granete

Diferencias respecto al botador cónico y la punta de trazar

La punta de trazar es una herramienta similar al granete en su aspecto. Pero su punta es más afilada: su ángulo mide 15-30º mientras que el del granete oscila entre 60º y 90º. Además, la punta de la punta de trazar suele ser de metal duro (y no de acero endurecido). No se usa para marcar puntos, sino para trazar rayas.

Tipos de granetes
Figura 1. Tipos de granetes. Granete manual, automático y botador cónico.

La figura 1 muestra los tipos de granetes según el modo de uso y un botador cónico. La diferencia de este último respecto a los primeros es que su punta es plana. En el taller el botador cónico se usa para poner y quitar pasadores, ejes, chavetas, clavijas... Se utiliza también para embutir clavos, retacar tornillos o sacar remaches (después de cortar la cabeza).

Ni el botador sirve de granete ni el granete sirve de botador. En el primer caso, por la ausencia de una punta afilada. En el segundo caso, no se debe tratar de quitar un pasador con el granete porque su punta cónica puede expandir la cabeza del objeto y dificultar la extracción.

Cómo se utiliza un granete

Centros de taladros

Para marcar centros de taladros, hay que tener en cuenta que el afilado de las brocas para metal es de 118º o 135º. La broca no debe orbitar o bailar alrededor de la marca, sino comenzar a cortar en el acto. Para ello, el ángulo de la punta del granete debe ser de 90º.

Cómo trazar puntos de referencia con granete y martillo de mecánico
Figura 2. Cómo trazar centros de taladros con granete manual y martillo de bola.

Como siempre antes de golpear superficies duras, el primer paso es ponerse gafas de seguridad (u otro EPI de protección ocular). Acto seguido, procede así para marcar el centro de un taladro:

  1. Marca con un aspa (×) la posición del taladro. Usa lápiz en madera y punta de rayar en metal.
  2. Coloca el granete sobre la cruz. Inclínalo para asegurarte de que queda justo en el centro. Figura 2.1.
  3. Pon vertical el granete.
  4. Golpea la cabeza con un martillo de mecánico. Figura 2.2.

Centros de piezas cilíndricas

Otra función del granete es marcar el centro de piezas cilíndricas. Por ejemplo, para centrar un redondo de metal para su torneado, primero se taladra con broca de centrar. Antes hay que hallar el centro con las herramientas de trazado.

Se pueden usar mármol de trazado, gramil y bloques en V para hallar el centro de un cilindro. O bien unir en diagonal los puntos en que se cruzan cuatro arcos hechos con un calibrador hermafrodita.

Pero una alternativa más rápida es utilizar la escuadra de centrar o la campana de centrar (menos precisa). Se representa el uso de ambas herramientas en la figura 3:

Herramientas para centrar cilindros
Figura 3. Herramientas para hallar el centro de piezas cilíndricas.

Cómo funcionan el granete manual y el automático

Sobra explicar cómo funciona un granete manual pues su mecanismo de acción es claro. Ahora bien: esta herramienta no elimina material como una broca, sino que lo desplaza como un punzón. De ahí que tienda a dejar en superficies metálicas una depresión con márgenes elevados, similar a un cráter.

Sí merece más atención el granete automático, un utensilio que tiene como ventaja una mayor precisión en tareas repetitivas. En efecto, esta herramienta de centrar, a menudo con puntas intercambiables, se controla mejor al quedar libre la mano del martillo.

El granete automático permite marcar sin martillo gracias a un muelle interno. La dureza del útil se puede regular desde una rosca exterior. Cuando se presiona la punta contra la pieza, el resorte se comprime progresivamente. Al alcanzar una profundidad determinada, la tensión acumulada se libera de golpe.

Cuidado y mantenimiento

¿Qué cuidados requiere un granete? Para evitar que la herramienta se oxide, seca y limpia el granete con un paño después de usarlo. Aplica una capa ligera de aceite si no prevés usarlo en mucho tiempo.

Granetes de centrar con óxido

En el taller, los granetes y los botadores se ordenan en estantes o en cajones. En la caja de herramientas, conviene guardar el juego de botadores en una funda enrrollable para evitar que la punta se doble al golpear con otras herramientas.

En cuanto a mantenimiento periódico, el granete requiere dos tareas:

  1. rectificar la punta
  2. eliminar cabezas de seta

El granete se puede afilar en un esmeril de banco. Para ello, ajusta el soporte de herramientas en el ángulo deseado (60º o 90º). Enfría el metal con agua para evitar destemplar el acero. Por otra parte, si la cabeza está deformada en forma de seta, por seguridad corrígela (mayor riesgo de desprendimiento de partículas).

Granete deformado con cabeza de seta

Tras ambas operaciones, podría perderse el tratamiento térmico de la la punta o la cabeza, bien por calor, bien por arrancar metal más allá de la zona endurecida. En ese caso, sería necesario endurecerlas y templarlas de nuevo.

Resumen y colofón

Tres herramientas, o por su forma punzones, son el granete, el botador y la punta de trazar. La punta más dura y afilada la presenta esta última, la cual se usa sin martillo para trazar líneas en piezas de metal en las que, por su textura pulida o por venir impregnadas de aceite protector, no admiten lápiz, rotulador u otros útiles de marcar.

Los botadores, en segundo lugar, los hay cilíndricos y cónicos. Para embutir clavos, existen juegos de botadores cuya punta cilíndrica, —más delicada que la cónica—, coincide, o es algo menor que el diámetro de la cabeza del clavo. Ambos se usan, además, para extraer pasadores y piezas mecánicas de orificios en elementos de máquinas, a menudo con unas gotas de aflojatodo.

El granete, como el anterior, se golpea con martillo de peña esférica cuando es manual. El automático permite prescindir del martillo y cuenta con una rosca para ajustar la dureza. Existen granetes de punta afilada (60º) usados para marcar chapas de metales blandos: aluminio, cobre, latón... Los más chatos (90º) se usan para marcar taladros. Un granete típico mide entre 7.5 y 15 cm de largo.

Es forzoso el uso del granete para perforar metales, pues en caso contrario la broca resbala. No es necesario para taladrar madera con broca para madera con punta de centrar. Sí lo es si la perforación se lleva a cabo con brocas para metal. El granete posee tres partes: punta, cuerpo y cabeza. Si el cuerpo es cilíndrico —y no octogonal— es aconsejable que la cabeza sea cuadrada para que el útil no ruede en el banco de trabajo.

Martillo de bola para mecánicabrocas para metalbrocas para madera

Deja un comentario

granete manual de centrar moletado en acero cromo vanadio