punta de trazar metal con punzón de carburo de wolframio

Punta de trazar para rayar y marcar metal

Una punza de trazar es una herramienta que sirve para marcar piezas de metal antes de cortarlas o mecanizarlas. La punta del instrumento es de extraordinaria dureza por estar fabricada en acero templado o metal duro (vidia, por ejemplo).

Artesano utiliza una punta de trazar
Un artesano marca chapa metálica en el taller usando la vidia de una broca convertida en punta de trazar.

Características de la herramienta

En la caja de herramientas el espacio siempre es limitado. Ello obliga a seleccionar con cuidado qué utensilios llevar en ella. Entre las herramientas que apenas ocupan lugar, la punta de trazar.

El instrumento tiene forma de lápiz y cuerpo hexagonal, unas veces, o cilíndrico con textura moleteada, otras. Y en ocasiones no es más que una aguja de acero. Además, ciertos modelos de punta de trazar incluyen, como el bolígrafo común, un clip para sujetarla en los bolsillos de las prendas de ropa.

¿Para qué sirve la punta de trazar?

Como su nombre señala, la punta de trazar es un útil de marcado. Se usa sobre todo para marcar chapa, rayar piezas metálicas, etc. Pero el puntiagudo marcador nos ocupa sirve también para marcar superficies de plástico o madera.

Punta de trazar para marcar o rayar metal con precisión
Punta de trazar para rayar metal con precisión

La principal ventaja de la aguja de trazar es que araña el material, lo que impide que la marca se borre. Este sería el caso, por ejemplo, del trazo de un rotulador permanente (?) al exponerlo bajo un chorro de agua, aceites de corte o fluidos refrigerantes, como la taladrina.

Punta de trazar Wolfcraft 7985
Punta de trazar Wolfcraft 7985
  • Trazadora de precisión con punta revestida en metal duro
  • Para marcar azulejo, piedra, vidrio y acero
  • Con clip de sujeción
  • Punta de carburo de tungsteno soldada
  • 150 mm
  • Ficha técnica

¿Cómo se utiliza la punta de marcar?

La punta de marcar se usa igual que un lápiz de carpintero o un rotulador permanente. Para trazar una línea recta, se desliza sobre una regla o una escuadra metálica bien sujeta sobre la pieza de trabajo.

En cambio, para marcar la posición de un taladro, es maś recomendable dar un golpe con granete y martillo de bola.

¿Qué considerar al comprar una punta de trazar?

Primero, las mejores puntas de trazar tienen punta de carburo de wolframio. Este material ultraduro también se conoce como vidia. La vidia raya sin dificultad metales blandos —como el aluminio y el cobre— y aleaciones blandas —como el latón—. También raya con una ligera presión hierro o acero.

Una segunda característica que valorar al comprar una punta trazadora es que su cuerpo sea antideslizante. Como ya se ha dicho, hay dos tipos de puntas de marcar según la forma del cuerpo. Uno: la punta de cuerpo hexagonal similar al de un lápiz. Otro: la punta de cuerpo cilíndrico con patrón moleteado de estrías, como la hoja de una lima.

En tercer lugar, el diseño de la herramienta debe impedir que ruede. Esto evita tener que doblar en ángulo recto el extremo romo de la aguja de trazar, o bien formar con él un anillo. en las herramientas modernas esta es una función secundaria del clip.

Agujas de acero trazar metales
Doblar en ángulo recto la extremidad roma de la aguja de acero o formar en ella un anillo evita que la herramienta eche a rodar.

Conclusión

En un proceso productivo en metal, la materia prima transformada que aún no constituye un producto acabado recibe el nombre de semiproducto. Con semiproductos metálicos como barras, chapas, tubos y perfiles se elaboran productos acabados. Por ejemplo: piezas de máquinas.

Fabricar a partir de semiproductos obliga a cortar, limar, cepillar, taladrar, fresar o tornear piezas en bruto, es decir, a mecanizar las partes. Las líneas de longitud se dibujan con la punta de trazar según el plano de taller.

Deja un comentario

punta de trazar metal con punzón de carburo de wolframio