señal de uso obligatorio de rodilleras de trabajo

Rodilleras de trabajo

Trabajar de rodillas o a cuclillas es duro. Las dos posturas conllevan una sobrecarga notable de las extremidades inferiores. Pero en posición arrodillada se agrava el riesgo. Porque, sin importar si la superficie es blanda (tierra húmeda) o dura (gravilla, forjado de hormigón), las rodillas se apoyan en el suelo y reciben la carga del cuerpo.

Se recurre entonces a equipos de protección individual para prevenir daños en la articulación. En concreto, para llevar a cabo este tipo de trabajos se usan rodilleras de protección, un EPI de categoría II.

Esta breve guía trata aspectos esenciales para seleccionar rodilleras de trabajo.

Solador con rodilleras

Situaciones de riesgo para las rodillas

Ponerse de rodillas para colocar baldosas en el piso implica la compresión estática de esta parte del cuerpo. Es una situación de riesgo frecuente que se da al construir suelos de ladrillo, calzadas de adoquines, etc., en edificación y obras de ingeniería civil. El trabajo en zanjas y aceras es otro claro ejemplo.

Por otra parte, la rodilla se verá forzada a más esfuerzo físico todavía si además se manipulan cargas. También al trabajar con herramientas pesadas.

De resultas, mantenerse en posición arrodillada durante largos periodos puede ser causa de lesiones de rodilla o trastornos musculoesqueléticos como la bursitis prepatelar1. Por ello, se recomienda el uso de rodilleras de trabajo para proteger la articulación del roce y la compresión.

Rodilleras de trabajo profesionales Grüntek Soft Gel
Rodilleras de trabajo profesionales Grüntek Soft Gel
  • Zona de protección de 17×10 cm
  • Probadas según la norma europea EN 14404
  • Reducen la carga sobre la rótula y la articulación
  • Para trabajos en construcción y jardinería
  • Material resistente al desgaste e interior acolchado de gel
  • Correas de anclaje de velcro
  • Talla única

Tipos de rodilleras de trabajo según UNE-EN 14404

La norma UNE-EN 144042 define cuatro tipos de rodilleras de trabajo:

  • Tipo 1: rodillera que se sujeta en la pierna y que es independiente de otra prenda de protección.
  • Tipo 2: almohadilla o relleno de espuma plástica u otro material, fija o ajustable, que se inserta en la pernera de un pantalón de trabajo o va unida a este de forma permanente.
  • Tipo 3: equipo que no va sujeto al cuerpo del usuario, sino que se coloca en el lugar de trabajo. Puede proteger una o ambas rodillas.
  • Tipo 4: protector que forma parte de un dispositivo con funciones adicionales que puede llevarse sujeto al cuerpo o ser independiente. Puede proteger las dos rodillas o solo una. Un ejemplo de este equipo es un marco que ayude al trabajador a arrodillarse y levantarse.
Tipos de rodilleras de protección
Figura 1. Ejemplos de tipos de rodilleras de trabajo 1, 2 y 3 según EN 14404.

Los niveles de protección

Asimismo, según las condiciones de los ensayos, la norma UNE-EN 14404 establece tres niveles de protección para equipos de protección individual de las rodillas:

  • Nivel 0: rodilleras sin protección contra la penetración para usar en superficies planas.
  • Nivel 1: rodilleras para superficies planas o irregulares. Deben cumplir un ensayo de protección contra la penetración (100 N de fuerza).
  • Nivel 0: rodilleras para superficies planas o irregulares en condiciones severas. Deben cumplir un ensayo contra la penetración (250 N de fuerza).

Los ensayos

Resulta de gran ayuda para escoger la rodillera de trabajo conocer los ensayos a los que se somete el EPI. En esta sección vamos a ver por encima las principales pruebas.

Ergonomía

Un equipo de probadores verifica que la rodillera cumple los requisitos ergonómicos. Para ello, varias personas se ponen el EPI de acuerdo al manual de instrucciones y prueban el equipo.

Las rodilleras de protección se consideran aptas si no se desajustan y si no resultan incómodas a la hora de arrodillarse, caminar unos minutos con ellas, moverse de rodillas, etc.

Absorción de impactos

En esta prueba se simula la acción de arrodillarse repetidamente. Se efectúa en una máquina de ensayo que golpea la rodillera 5 veces en un periodo de 5 minutos (y con impactos de 5 J de energía).

El equipo cumple la prueba cuando el pico de fuerza transmitida por el EPI no supere los 4 kN y la media de las medidas sea inferior a 3 kN.

Resistencia a la penetración

La prueba de penetración permite evaluar la protección que ofrece la rodillera contra objetos punzantes. Las rodilleras con nivel de prestación 1 se ensayan con 100 N de fuerza; las de nivel 2, con 250 N.

Para superar el ensayo, la cara interna de la rodillerá no debe deformarse más de 5 mm.

Requisitos de las correas de anclaje

El test de ajuste se lleva a cabo para comprobar que la rodillera mantenga su posición durante el trabajo. Se aplica solo a rodilleras de trabajo de tipo 1.

Al aplicar una fuerza de 10 N, las correas de anclaje (que han de ser elásticas y cuyo máximo admisible es de 30 mm) no deben estirarse más de 40 mm.

Resistencia al agua (opcional)

En esta prueba opcional, se pone un papel filtrante entre la rodillera y una rodilla de ensayo. Acto seguido se ejerce una fuerza de 750 N y se sumerge en agua el equipo.

La superficie interna de la rodillera y el papel deben mantenerse secos para superar el test.

Marcado

El marcado permanente de las rodilleras debe incluir, entre otros, los siguientes datos:

  • fabricante o representante autorizado
  • número de norma (EN 14404)
  • tipo de producto y nivel de prestación según la norma
  • talla
  • pictograma de lectura del folleto informativo
  • pictograma de protección contra riesgos mecánicos y nivel de prestación solo si cumplen dicho ensayo (ver figura 2).
Pictograma de riesgos mecánicos rodilleras de trabajo
Figura 2. Pictograma de protección contra riesgos mecánicos de rodilleras de trabajo.

Además, si la rodillera es de tipo 2 (es decir, los rellenos de espuma en bolsas del pantalón o cosidos a este), los pantalones de trabajo incluirán el mismo marcado.

rodilleras de protección para trabajar de tipo 2
Almohadillas de protección para trabajar de tipo 2. En este caso deben ir marcados el relleno y la ropa.

Algunas consideraciones

  1. Las rodilleras con correas de anclaje (tipo 1) no deben impedir el retorno venoso de las piernas en ningún caso (es decir, ni de pie ni de rodillas). Para ello las correas se ajustarán suavemente; no obstante, es importante que las rodilleras no se deslicen al caminar.
  2. Ninguna rodillera evita al cien por cien las complicaciones médicas. Por cada hora en postura arrodillada se recomienda descansar durante diez minutos sin las rodilleras.
  3. La parte interior del equipo no debe presentar bordes duros, partes afiladas, costuras ni otros elementos molestos para el trabajador.
  4. La talla de la rodillera se basa en el contorno de la cintura. El fabricante debe explicar en el folleto informativo el sistema de tallas usado.
  5. El estándar EN 14404 especifica medidas mínimas y máximas de las zonas de protección de la rodillera, así como de los radios de curvatura de sus esquinas. Estos valores —distintos para cada tipo de rodillera— se expresan como porcentaje de la cintura del usuario.

Conclusiones

La posición arrodillada no es una postura natural. La presión continua del cuerpo sobre las rodillas puede ocasionar dolencias crónicas, bursitis, daños en los cartílagos, etc. Además, se sufren molestias inmediatas si la superficie es dura o cortante (piedra, hormigón rugoso, etc.).

Son funciones de las rodilleras minimizar la carga sobre las rodillas, distribuir la fuerza de manera uniforme y prevenir daños en la articulación por objetos punzantes.

La norma EN 14404 especifica los requisitos del equipo de protección, pero no trata prestaciones adicionales (como mejorar el agarre en cubiertas inclinadas). Esta establece cuatro tipos de rodilleras de trabajo y tres niveles de protección.

Notas

1. La bursitis es una inflamación de las bolsas de líquido sinovial (bursas). Estos sacos llenos de líquido tienen como función amortiguar la fricción entre músculos, huesos y tendones. Una bolsa que puede inflamarse como resultado de la presión continuada sobre la patela (rótula) y el uso excesivo de la articulación es la bursa prepatelar.

2. La norma UNE-EN 14404:2005+A1:2010, Equipos de protección individual. Rodilleras para trabajos en posición arrodillada, especifica los requisitos que debe cumplir el equipo. Esta norma no es aplicable ni a las rodilleras médicas ni a las deportivas.

Deja un comentario

señal de uso obligatorio de rodilleras de trabajo