carretilla hormigonera eléctrica con ruedas imer rollbeta

Carretilla hormigonera eléctrica para reformas de interiores

La hormigonera carretilla para reformas vale su peso en oro. Gracias a medir de ancho solo 60 cm, esta pequeña hormigonera eléctrica pasa por los marcos de las puertas.

Sin embargo, no por ser maquinaria pequeña deja de ser potente la carretilla hormigonera. La cuba de una hormigonera eléctrica para reformas permite hacer entre 80 l y 100 l de mortero de cemento o de hormigón en el interior de una vivienda.

En suma, la carretilla hormigonera para interiores libra a su poseedor de hacer cemento a mano. Además, resulta una máquina más eficaz que la mezcladora de mortero de varilla.

Qué carretilla hormigonera eléctrica comprar para trabajar en interior

Los fabricantes UMACON e IMER ofrecen distintos modelos de carretillas hormigoneras profesionales de cuba estrecha. Cualquiera de estas hormigoneras eléctricas son aptas para para reformas de interiores:

Hormigonera carretilla Umacon
Hormigonera carretilla Umacon
  • 0.50 Hp
  • 109/85 l
Hormigonera Imer Minibeta Monofasica
Hormigonera Imer Minibeta Monofasica
  • Cuba de HDPE de fácil limpieza

Las minihormigoneras de ruedas neumáticas resultan ideales para rellenar cimientos, hormigonar losas y pavimentos o verter hormigón en pozos y en zapatas. Las ruedas facilitan sobremanera el desplazamiento de la máquina.

La hormigonera IMER Rollbeta, por ejemplo, destaca por el gran diámetro de sus ruedas. Se trata de una hormigonera especial para bascular el hormigón en el suelo y no en la carretilla de obra.

Hormigonera carretilla Imer Rollbeta
Hormigonera carretilla Imer Rollbeta
  • Cuba de acero
  • 0.3 kW

Las ventajas de una hormigonera de transmisión directa

Las carretilla hormigonera para interiores es una máquina más cara que la hormigonera eléctrica de correas (transmisión indirecta). La razón de ello es mecánica. Su sistema de tranmisión directa se basa en una caja de engranajes mecánicos fiable y silenciosa.

Las hormigoneras eléctricas de transmisión indirecta son más baratas, pero también más ruidosas. Además, necesitan más mantenimiento. En estas máquinas, el piñón del motor mueve la cuba a través de una corona dentada que se suela o se atornilla al perímetro del tambor.

Por el contrario, la hormigonera de transmisión directa emplea un reductor mecánico con engranajes de acero bañados en aceite. Eso, aparte de reducir de modo notable el ruido, incrementa la vida útil de la máquina.

Como ventaja añadida, algunas hormigoneras de transmisión directa, además de la carcasa protectora del motor (que lo hace hermético a salpicaduras de agua) poseen un engranaje plástico de alta resistencia que sirve de aislante eléctrico entre la cuba y el motor. Este mecanismo de seguridad protege los componentes eléctricos de la hormigonera y es más seguro para el usuario.

Al eliminar partes mecánicas (corona dentada, piñón del motor, correa), la mezcladora de transmisión directa es una máquina de bajo mantenimiento. La ausencia de la corona de rotación reduce la emisión de ruido en varios decibelios. De hecho, la caja de reducción con engranajes sumergidos en aceite es muy silenciosa y apenas emite rumorosidad.

Deja un comentario

carretilla hormigonera eléctrica con ruedas imer rollbeta