símbolo de carga de la batería de una herramienta eléctrica

Herramientas de cable contra herramientas de batería

Hoy hay taladros de 12 V más potentes que taladros con cable de ayer. ¿Debemos sacar fuera de la ecuación que confronta herramientas eléctricas y de batería el argumento de la falta de fuerza? Por supuesto.

Los fabricantes, sin embargo, no han resuelto con tanta eficacia otros aspectos de las herramientas eléctricas. De modo que prescindir de ese cable que nos quita libertad en un sentido y nos la da en el otro es un debate que sigue su curso.

herramientas eléctricas de cable vs batería

De la potencia de las herramientas de batería

Si el tamaño del ordenador se redujo gracias al transistor —sustituto del tubo de vacío y considerado a veces el invento más importante del xx—, las herramientas eléctricas de batería lo hicieron gracias al metal que flota en el agua: el litio.

Dentro de una batería no hay válvulas. Pero entre sus electrodos se dan reacciones químicas que producen electricidad para herramientas. Y hoy el acumulador con mayor densidad de energía es la batería de litio.

Como el mainframe de los años 80, antes de los iones de litio, las herramientas sin cable eran tan grandes que poco importaba si la fuente de energía era una batería. O bien no se consideraban portátiles por su tamaño, o bien carecían de potencia.

Pero hoy llevamos en el bolsillo un teléfono con miles de millones de diminutos transistores que a la vez es cámara y que tiene más potencia de cálculo que los ordenadores del pasado más lejano. ¡Lo mismo pasa con las herramientas de batería!

Ahora bien: esa potencia extra del taladro —o la sierra de calar o la radial o la lijadora— ni es gratuita ni viene libre de contrapartidas.

Del precio de la libertad y la potencia

Librarse del cable de la herramienta y del alargador eléctrico es de todo punto deseable. Pero ¿qué precio se paga por tal grado de libertad? En lo pecuniario, siempre que su potencia sea similar, una herramienta de batería cuesta cuando menos el doble o el triple que la conectada a la red.

Luego está lo que oculta la letra pequeña de la factura... Porque ese taladro sin cable podrá tener tanta potencia como su homólogo eléctrico con cordón, pero caso aparte es la autonomía... En efecto, las baterías se han de recargar. ¿Y no limita eso el uso continuado de la herramienta, por un lado, y la vida útil de la batería, por el otro, amén del tiempo que suponga la gestión de la carga de cada acumulador?

Por tanto, vida útil y autonomía limitadas y un precio superior son las principales contrapartidas de la libertad de movimientos que brinda la ausencia del cable en una herramienta eléctrica.

Electricidad de batería, un concepto mucho más global

En rigor, lo dicho sobre el dinero que desembolsar para comprar herramientas sin cable no es del todo exacto. Es indudable, eso sí, que un taladro de primera marca con cargador rápido y un par de baterías cuesta los hígados...

Pero las herramientas alimentadas por electricidad de batería representan un concepto como mucho más global. No pocas veces el precio de dos baterías cuestan más que el cuerpo de la máquina. De ahí que muchos fabricantes vendan herramientas sueltas, esto es, sin baterías ni cargador.

En efecto, comprada la primera herramienta inalámbrica, compartir las baterías y el cargador con la segunda sirve para reducir sobremanera el coste de esta. Hasta el punto de que ahora el precio quizás solo sea un 40 % mayor que el de aquella cuya carcasa arrastra cable y enchufe.

Cargador rápido y baterías compartidos para herramientas eléctricas
Figura 1. Compartir el cargador rápido y las baterías con otras herramientas eléctricas abarata el coste de estas.

Por supuesto, este concepto tiene a su vez un inconveniente. A saber: nos casamos con una marca de herramientas eléctricas. ¡Así que más vale que sea de fiar!

Cuándo comprar herramientas sin cable

Sobre gustos nada definitivo hay, claro es. Pero si he de ensamblar unos armarios de cocina en kit o montar una estantería de salón, antes de ver un cable de por medio me hago con unos buenos destornilladores y unas llaves Allen.

Muy distinto será el caso si tengo que comprar una ingletadora para el garaje que, por tanto, va a ser estacionaria. ¿Y si trabajase de carpintero? Pues de esperar es que acabaría antes o después en una instalación sin suministro eléctrico... Y ahí sí cobraría pleno sentido esa sierra ingletadora de batería.

En definitiva, mucho se ha debatido sobre las ventajas de las herramientas eléctricas con cable para uso continuo. Cada quien tiene sus necesidades... El taladro atornillador de batería, no obstante, la considero una herramienta imprescindible que tener en casa por su utilidad.

Otras consideraciones sobre herramientas eléctricas de batería

Ya para acabar, quiero añadir algunos aspectos que considerar a la hora de decidir qué tipo de herramienta eléctrica comprar. En primer lugar, conviene preguntarse si de verdad aporta ventajas la ausencia del cable. ¿Vas a usar la máquina en un andamio? ¿En lo alto de la escalera? ¿O en tierra firme?

herramienta eléctrica con cable
Parece que el cable de no molesta tanto en tierra firme. Andamios, tejados, escaleras... ¡ah, esos son otros lópez!

En segundo lugar, dado que las baterías representan una buena porción del coste de la herramienta, ¿cuántas incluye la máquina? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres? ¿Cuál es el precio de las baterías extra? ¿Cuál es su capacidad? La capacidad de una batería, por cierto, se indica en amperios hora (símbolo: Ah).

Las baterías de 2 Ah son más ligeras; las de 4 Ah ofrecen el doble de autonomía. Averiguar cuánto consume una herramienta sin cable no es posible ya que el consumo eléctrico depende de la tarea efectuada y el tipo de motor. Eso sí, el motor brushless o sin escobillas gasta menos que el tradicional y no requiere mantenimiento. También es más caro.

El voltaje de la batería, en tercer lugar, es otro aspecto que considerar. Las herramientas de 18 V suelen tener más fuerza que las de 14.4 V; estas más que las de 12 V; las de 10.8 V menos que aquellas y así sucesivamente.

De todos modos, el par de apriete (en Nm) y las r. p. m., en el caso del taladro atornillador, son propiedades más fiables con que comparar dos herramientas. ¿Y en una sierra caladora sin cable? Echaremos un vistazo a la carrera y la velocidad (en carreras por minuto). Tales datos se encuentran en la ficha técnica.

Deja un comentario

símbolo de carga de la batería de una herramienta eléctrica