taladro atornillador con cable y embrague de control de torque

Ventajas del taladro/atornillador con cable

La semana pasada hablé de las ventajas del taladro de batería. Como toda moneda tiene dos caras, pienso que puede ser útil conocer a la vez los beneficios del taladro/atornillador con cable. Por ejemplo, si comprar ambos no es una opción, ¿qué razones hay para elegir esta herramienta y dejar la variante inalámbrica en la tienda?

¿A qué me refiero por taladro/atornillador?

Antes de nada, quiero aclarar a qué me refiero por taladro/atornillador. El taladro atornillador es un tipo de taladro eléctrico que por lo general no tiene cable (es decir, se alimenta por batería). Aunque son muy contadas, hay excepciones a la norma; este taladro de Skil, por ejemplo.

Sin embargo, las máquinas con cable suelen ser taladro y no atornillador. Por más señas, la variante más común no es otra que el célebre taladro percutor.

Pues bien, he decidido acuñar la expresión taladro/atornillador para considerar los dos tipos de herramienta. Dicho con otras palabras, en esta guía te hablaré de beneficios generales de los taladros con cable, sin hacer distinción del uso que le quieras dar a la máquina: taladrar, taladrar con percusión o atornillar.

Y ahora, ¡echa un vistazo a esta vieja gloria y vamos al caso!

Antiguo taladro eléctrico con cable

Las ventajas del taladro y el taladro atornillador con cable

Te olvidas de recargar las baterías

No hay rosas sin espinas. Como todo en esta vida, la libertad de movimiento que te brinda un taladro de batería tiene su contrapartida. A la inversa, el taladro/atornillador con cable a veces resulta engorroso —trabajo en tejados, andamios, escaleras—, pero nadie pone en cuestión la ventaja de que supone no tener que recargar las baterías ni andar con el cargador a cuestas.

Herramienta más ligera

Cuando aceptas el cable, no solo te libras de recargar las baterías, ¡también de cargar con ellas! Aunque es verdad que las baterías de litio son ligeras, no es menos cierto que el taladro/atornillador no tiene que producir su propia corriente, puesto que la toma de la toma de la red eléctrica.

Y la ventaja de este hecho es evidente: para rangos de potencia similares, las herramientas con cable suelen ser más ligeras. A la vez, prescindir del par de baterías y el cargador aligera el propio maletín, que, por cierto, ¡no es cosa baladí dado el peso de las brocas!

Más potencia

Tampoco es ningún secreto que como norma general las herramientas eléctricas con cable son más potentes que las de batería. Si bien existen taladros atornilladores sin cable de alta potencia, ¡eso que quede claro!, hay que adentrarse en la parte alta de la horquilla para dar con ellos.

Así, un taladro de batería de media potencia podría pasarlas canutas para taladrar hormigón. Sin embargo, es casi seguro que la variante cableada rendirá... ¡y sin tener que rascarse más la faltriquera!

tranmisión mecánica de un taladro percutor con conexión a la red eléctrica
Interior de un taladro percutor con cable. Al fondo, el interruptor de gatillo con regulador junto a la bobina de campo; en el centro, la reducción mecánica y en primer plano, borroso, el portabrocas.

Mayor vida útil

Vaya por delante que el motor de la herramienta nada sabe sobre el origen de los electrones. Y, desde luego, no va a dejar de en girar en tanto circule por sus bobinas la corriente eléctrica.

Dicho eso, la batería constituye en el taladro sin cable la mitad de la herramienta, pues no en vano es la encargada de producir (a partir de la reacción química entre sus electrodos) el flujo de electrones. Y de ella sí se puede decir que su vida útil es limitada.

Luego, en conjunto, el taladro/atornillador es más longevo. Porque, en efecto: no requiere sustituir las baterías al agotarse sus ciclos de carga.

Autonomía y fuerza ilimitadas

El taladro/atornillador siempre está en forma. Aunque haya pasado mala noche, ahí está siempre para dar el callo. Y es que sus fuerzas no dependen, como en la variante sin cable, del estado de carga de la batería.

colector de delgas y escobillas de un taladro con cable
Detalle del colector de delgas y las escobillas eléctricas de un taladro con cable. Arriba: rodamiento de apoyo del eje del motor.

Conclusiones y recomendaciones de compra

No nos engañemos, con sus más y sus menos, el taladro de batería es una herramienta magnífica. Con eso y todo, nadie puede negar que el taladro/atornillador con cable también es un gran activo del manitas. Por ejemplo, por lo que cuesta un taladro de batería mediocre te puedes hacerse con esta maravilla con percusión de 680 W, potente, pero ligera, e ideal para taladrar paredes.

Por solo un poco más de dinero, también tienes, ¿por qué no?, la opción de comprar un atornillador de impacto con cable. O, en su lugar, el taladro atornillador de Skil, antes mencionado. Con ellos podrás atornillar con un total control, merced al embrague de ajuste de par, sin renunciar a las ventajas del cable de red.

Para acabar, cuestiones en el aire sobre qué tipo de taladro te conviene comprar podrían hallar su respuesta en esta recopilación de dudas resueltas sobre taladros.

Deja un comentario

taladro atornillador con cable y embrague de control de torque