llave inglesa multifunción con boca ajustable, martillo, uña sacaclavos y palanca

Llaves inglesas multifunción

El cincel es un buen amigo del martillo de bola y la maceta. La llave inglesa no se lleva bien con ellos por varios motivos. No es seguro, por ejemplo, golpear su mango para hacer más fuerza al aflojar una tuerca. Se corre el riesgo de dañar la herramienta, además. Para ello se inventó la llave de golpe de anillo.

¿Y al revés? ¿Sirve la llave inglesa como martillo? No y no debe usarse por seguridad como herramienta de golpeo. A menos, claro, que el instrumento que tenemos entre manos sea una llave inglesa multifunción.

Pero ¿son útiles las herramientas multifunción? Hay quien considera que cada herramienta solo debe llevar a cabo una tarea (y ser eficaz en su cometido). La otra escuela de pensamiento defiende que es posible trabajar con más eficiencia si el utensilio permanece en la mano el mayor tiempo posible.

Así, con una tenaza para electricidad multiusos se puede cortar cable, pelarlo y fijar un terminal en la punta. Otra multifunción bien conocida es esta herramienta de pintor que abre botes de pintura y a la vez sirve como rasqueta, martillo, llave, destornillador, sacaclavos, espátula y útil para limpiar el rodillo.

Sin ser tan popular como las herramientas anteriores, la llave inglesa multifunción incluye en combinación con la boca ajustable (1) una zona plana para golpear (2), una ranura para sacar clavos (3) y una cuña para apalancar (4). Se trata, pues, de una llave 4 en 1 (Figura 1).

Funciones de la llave inglesa multifunción
Figura 1. Funciones de una llave inglesa multifunción.

Dos cosas son seguras. Una es que un útil multifunción ocupa menos lugar; luego sirve, también, para reducir el tamaño de la caja de herramientas. Otra es que si la herramienta es de calidad, siempre se acaba usando. Y en este sentido vale la pena analizar brevemente en qué fijarse al comprar una llave inglesa multifunción.

En primer lugar, la llave ha de ser larga. Porque la uña sacaclavos impide tomar la herramienta desde el extremo del mango para hacer más palanca al aflojar un tornillo y, al revés, lo mismo ocurre con la boca ajustable al usarla como barra de demolición para desmontar un palé.

En segundo lugar, la herramienta debe ser robusta. El peso extra que ello implica es vital para la función de martillo.

Dichas características las ofrece, por ejemplo, la llave FatMax de Stanley. Esta herramienta de demolición de 250 mm incorpora una boca ajustable de 37 mm, una zona plana de golpeo reforzada, barra de demolición y uña para sacar clavos. Su peso es de 770 g.

Llave ajustable FatMax FMHT0-75081
Llave ajustable FatMax FMHT0-75081
  • Herramienta multifunción fabricada en acero aleado
  • 4 funciones en una herramienta: llave inglesa, barreta de demolición, extractor de clavos y martillo
  • Capacidad interior de la boca: 37 mm
  • Longitud: 250 mm
  • Ficha técnica

Si se renuncia a la uña y la palanca, otra buena opción es la llave martillo Gedore 60 S P.

Llave ajustable Gedore 60 S 10 P
Llave ajustable Gedore 60 S 10 P
  • Llave inglesa tipo sueco con tornillo roscado a izquierda
  • Escala de ajuste en milímetros
  • Superficie de golpeo adicional
  • Fabricada en acero al cromo-vanadio con cabeza pulida y cuerpo fosfatado
  • 250 mm
  • Ficha técnica
Gafas de seguridadllaves combinadas abiertas y cerradaslas mejores llaves fijas

Deja un comentario

llave inglesa multifunción con boca ajustable, martillo, uña sacaclavos y palanca