varios discos abrasivos para trabajar metal con la amoladora angular

Tipos de discos abrasivos para metal para amoladora angular

La gran oferta de discos abrasivos hace de las amoladoras angulares herramientas muy versátiles. Este artículo trata de cuatro tipos de discos para radiales: de alúmina para corte y desbaste, de policarburo y de láminas de lija.

Tipos de discos abrasivos para metal

Los siguientes discos abrasivos son para metal. Hay también discos abrasivos para radiales para trabajar piedra y materiales cerámicos, pero no se tratan en este artículo.

Discos de corte

Hay que tomar su nombre al pie de la letra. El disco de corte sirve para cortar. Y solo para cortar. Más claro: los discos de corte no son aptos para desbastar metal.

Por su delgadez, este disco abrasivo no soporta el roce lateral. De hecho, deben usarse solo por el canto. Además, se debe cortar de manera perpendicular a la pieza. Así se reduce el riesgo de romper el disco: trabajar con seguridad es fundamental.

Gafas de seguridadProtectores auditivos de seguridadGuía para comprar radial para bricolaje

Hay discos de corte finos. Su grosor es de 1 mm:

Disco de corte Inox 115 mm
Disco de corte Inox 115 mm
  • 10 unidades
  • Ref. Bosch 2 608 603 254

Y discos gruesos de unos 3 mm de espesor:

Disco de corte de metal Noboabrasive 115×3x22.2 mm
Disco de corte de metal Noboabrasive 115×3x22.2 mm
  • Juego de 10 discos

Los abrasivos finos cortan más rápido, consumen menos electricidad y dejan un un mejor acabado. En cambio, los discos gruesos son más resistentes. Son por ello más seguros.

Discos para desbaste

La definición de desbaste es:

«Quitar las partes más gruesas o bastas de un objeto para labrarlo».

Para desbastar con amoladoras angulares se emplean discos más gruesos que los de corte. Este tipo de abrasivo es el disco de desbaste.

¿Por qué se usa un disco especial para desbastar? Cuando se corta una pieza, el canto del disco secciona el material tallando una ranura estrecha a lo largo de su espesor. Se puede hablar de corte lineal.

Al desbastar, en cambio, se trabaja la superficie. No se utiliza el canto del disco, sino su parte plana. De manera que si el disco es delgado, se corre el riesgo de romperlo. Por eso se desbasta con discos más gruesos. El disco de desbaste está preparado para trabajar en plano sobre el material.

  • Los discos de corte rara vez superan los 3 mm de grosor
  • Los discos de desbaste tienen 6-7 mm de espesor
Disco desbaste metal Bellota Superpro Duro 50351-115
Disco desbaste metal Bellota Superpro Duro 50351-115
  • Mezclas desarrolladas para conseguir una óptima relación entre rendimiento y sensación de corte
  • Homogeneidad de los discos, asegurando gran fiabilidad durante su vida útil
  • Excelente velocidad y sensación de corte
  • Disco para desbaste duro inox-metal

¿Para qué se usa el disco de desbaste?

En primer lugar, el disco de desbaste sirve para eliminar un cordón de soldadura. En segundo lugar, se puede usar para adelgazar el espesor de una pletina. Se podría hacer lo mismo a mano utilizando con una lima para metal.

En tercer lugar, si se desea tallar un chaflán en una arista metálica, no se usa sino el disco de desbaste. En definitiva, se podría decir que todo aquello que no es corte es desbaste.

¿Existe algún disco para cortar y desbastar al tiempo? Sí. Los discos mixtos para corte y desbaste de metal tienen un grosor medio. Están construidos de tal forma que soportan esfuerzos laterales. La ventaja de estos abrasivos es el ahorro de tiempo: hay menos cambios de accesorios.

¿Y si se desea eliminar la herrumbre de una viga? ¿Cómo quitar el óxido? ¿Disco de corte o de desbaste? Pues ni uno ni otro. En este caso se ha de comprar un disco abrasivo de limpieza de nylon o policarburo.

Discos de nylon o policarburo para eliminar óxido

¿Qué son y para qué sirven los discos abrasivos de nailon? Quienquiera que vaya a restaurar una verja metálica o una puerta de garaje, por ejemplo, necesitará un disco que arranque bien el óxido. Y que elimine la pintura en mal estado. Pero a un tiempo tal disco abrasivo no debe dañar el metal original.

Los discos de policarburo, también llamados abrasivos de nailon, permiten limpiar metal sin dañarlo:

Disco abrasivo de policarburo
Disco abrasivo de policarburo
  • Apropiado para renovar verjas, puertas de garaje o depósitos de metal
  • Elimina rápidamente pintura vieja y óxido de hierros y aceros
  • 115 mm

Los discos de nailon son gruesos y flexibles. Tienen muchos huecos en su interior. Parecen una esponja de ducha pero abrasiva. La porosidad evita que el material eliminado (es decir, óxido y pintura vieja) embocen el disco y reduzcan su eficacia. Además, al ser más blandos, respetan el material original. Porque se trata de quitar el óxido y no de debilitar el acero de la verja.

¿Cómo funcionan los discos de policarburo?

La clave del disco de policarburo es su material abrasivo, construido con fibras de nailon recubiertas de carburo de silicio. Eso consigue flexibilidad y capacidad de arranque de material, sin apenas calentar la pieza. También se despiden menos chispas durante la operación.

En cambio, los abrasivos convencionales suelen ser rígidos. Su abrasivo es óxido de aluminio (alúmina). La rigidez y la dureza de la alúmina ayudan a eliminar con facilidad el óxido, pero también se comen el metal de la superficie de trabajo.

Los discos abrasivos de nylon se usan en el sector náutico, talleres de carrocerías y mantenimiento. En carrocerías, los discos de policarburo eliminan sin esfuerzo pinturas, selladores, barnices y óxido; en el sector náutico se usan para retirar algas, incrustaciones y pinturas; en mantenimiento de mobiliario urbano, estos discos permiten limpiar elementos metálicos de restos de hormigón y cemento, por ejemplo.

Muy diferente a los discos anteriores y con propiedades que lo hacen muy útil para amolar contornos difíciles es el disco abrasivo de láminas de lija.

Discos de láminas de lijas

Girando a la velocidad de una radial, un disco de lija de arena, como el usado en lijadoras eléctrica, se desgastaría enseguida. Sin embargo, si se solapan varias láminas de lija, como las piezas de un dominó cuando estas caen, ¡ah!, la cosa cambia.

Cada lámina de lija de un disco de láminas se acorta de forma progresiva. Lo que se consigue es el acabado de la lijadora, pero se aprovecha la gran potencia de la amoladora angular.

Como las hojas de la lijadora, los discos abrasivos de láminas de lija tienen distintos tamaños de grano: basto, medio y fino. El grano basto (40, 60) se usa para eliminar mucho material con rapidez, mientras que el grano más fino (120 en adelante) se usa para el acabado final. Además, según el material por lijar existen diferentes tipos de abrasivo: corindón, zirconio, etc.

Discos abrasivos de láminas de lija ø 125 mm
Discos abrasivos de láminas de lija ø 125 mm
  • Lijas de grano 60 para acero y acero inoxidable

¿Para qué se usan los discos abrasivos de láminas?

Los usos más comunes del disco de láminas son los siguientes:

  • Desbaste de superficies
  • Eliminar cordones de soldadura
  • Desbarbado, canteado y rectificación de soldaduras en ángulo

Pero ¿no son estos usos los mismos que los del disco de desbaste? Sí. Pero por ser más flexible el disco lijador llega sin esfuerzo a rincones difíciles y facilita desbastar contornos curvos o ángulos interiores. Además, este disco dejan un mejor acabado, próximo al pulido si se escoge el grano más fino.

Algunas conclusiones sobre los discos para metal

Si no fuera por la gran oferta de abrasivos disponibles en ferreterías industriales y centros de bricolaje, la amoladora angular o radial no sería la herramienta versátil que es. Los discos abrasivos para las radiales se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  1. Discos de corte
  2. Discos para desbaste

Para cortar metales con la amoladora se usan discos de corte finos, de 1 a 3 mm de espesor. Los discos planos dejan un mejor acabado y cortan más rápido. También requieren un menor consumo de electricidad y despiden menos chispas. Pero son más delicados y se pueden romper fácilmente. Por el contrario, los discos de corte grueso son más lentos y pesados, pero también más resistentes.

Para desbastar se usan tres tipos de disco: (1) los discos abrasivos de alúmina para desbaste, que son como los de corte pero más gruesos, son robustos y sirven para trabajar la superficie de la pieza sin riesgo de romper el disco abrasivo; (2) los discos de nylon o policarburo, más flexibles, que se usan para eliminar óxido sin dañar el metal; (3) los discos de láminas de lija, muy versátiles, que permiten amolar y desbastar contornos difíciles y soldaduras en ángulo.

Deja un comentario

varios discos abrasivos para trabajar metal con la amoladora angular