grasa lubricante de litio en un rodamiento de bolas

Grasa lubricante para la mecánica de herramientas y vehículos

Las partes mecánicas de las herramientas, la maquinaria y los vehículos se deben lubricar para prevenir su desgaste prematuro. Cuando los engranajes van dentro de una carcasa estanca —como los piñones en una caja de cambios—, se rellena esta con aceite lubricante. Las ruedas dentadas quedan así sumergidas en un baño aceite. Cuando no es viable este tipo de lubricación, se engrasan. Se usan para ello grasas lubricantes.

Un ejemplo del uso de grasas lubricantes se da en el taladro de batería. Para aumentar el par motor, esta herramienta eléctrica usa engranajes planeatorios; la corona dentada y los piñones de este mecanismo reductor, sin embargo, no se alojan en un cárter. Esto impide usar aceite. Esto nos obliga al uso de grasa lubricante.

Hallamos otro ejemplo en la caja de ciertos rotomartillos. Se aplica grasa consistente en el interior de la caja para engrasar el cojinete de la biela.

¿Cómo se fabrica la grasa lubricante?

Como base para fabricar grasas lubricantes se emplea un aceite mineral o sintético. Este aceite se expande, «se hincha», con la ayuda de un espesante. Este espesante puede ser jabonoso o no jabonoso.

Como espesantes no jabonosos se emplean sustancias inorgánicas u orgánicas sintéticas. Ejemplos: poliurea, arcillas, plástico de teflón (PTFE).

Los jabones de litio, calcio o sodio, es decir, los espesantes de base jabonosa (metálica), se elaboran con sustancias como el hidróxido de litio, sódico o cálcico, respectivamente. También se puede utilizar un elemento alcalino combinado con un ácido (jabón mixto).

El propósito del jabón es aportar consistencia a la mezcla. Aunque la función principal del jabón es evitar que el aceite fluya (esto es, prevenir que se desprenda de la superficie engrasada), también ayuda a lubricar.

Aparte de aceite y espesante, la grasa lubricante suele contener aditivos. Pero ¿cuál podría ser la función de tales aditivos?

grasa lubricante de litio en un rodamiento de bolas
Engrase de un cojinete de bolas con grasa de litio consistente (grasa amarilla).

¿Por qué se añaden aditivos a las grasas lubricantes?

Los aditivos se añaden en pequeñas cantidades a las grasas lubricantes para mejorar su resistencia a la temperatura y al agua. También aportan al producto propiedades anticorrosión, antioxidación y antidesgaste.

Las grasas lubricantes se fabrican en distinta consistencia según estas variables:

  • Tipo de engranajes de la herramienta eléctrica o maquinaria mecánica
  • Carga y velocidad de trabajo
  • Temperatura y humedad
  • Contaminantes atmosféricos (partículas solidas)
  • Tiempo que ha de transcurrir hasta renovar la grasa lubricante

Un aspecto técnico vital de una grasa lubricante es su punto de gota. La viscosidad de la grasa disminuye con el aumento de temperatura. Es decir, se vuelve más fluida. El punto de gota señala a qué temperatura se desprende la primera gota de líquido. Así, una grasa lubricante con punto de goteo de 230 ºC soporta mejor el calor que una cuyo punto de goteo es de 140 ºC.

Para acabar, la grasa de litio con aditivo de bisulfuro de molibdeno aditivo se suele emplear para proteger rodamientos, engranajes, bujes y cojinetes de herramientas eléctricas, por su bajo coste. También se utiliza en los frenos eléctricos de vehículos (camiones, autobuses) y en maquinaria pesada (excavadoras, martillos hidráulicos para obra pública).

Deja un comentario

grasa lubricante de litio en un rodamiento de bolas