detalle de tronco de un árbol con grietas características de madera de coníferas

Madera de conífera: tipos, especies y características

Se llaman coníferas o Pinidae a un grupo de árboles que se reproducen por semillas contenidas en piñas o conos. De ahí su nombre. Las coníferas, además, son un grupo importante de plantas gimnospermas.

La palabra gimnosperma viene del griego y significa 'semilla desnuda'. Estas plantas son diferentes de las angiospermas, cuyas semillas no están desnudas. Al contrario, van dentro de un pistilo con carpelos (ovario cerrado) que se transforma en un fruto.

Es decir, la conífera es un tipo de árbol que no da fruto. En general, la madera de conífera es blanda y la hoja del árbol es perenne. Por ser barata y fácil de obtener, este tipo de madera se usa mucho en la construcción y en la carpintería.

5 ejemplos de madera de conífera

Abeto (Abies alba)

El abeto blanco es un árbol de origen europeo. La madera de abeto es blanda y fácil de trabajar. Su color es entre amarillo y blanco. Es una madera muy ligera que se hiende con facilidad.

Madera de conífera de abeto
Madera de abeto. Foto: Majofesa

Por ser de cultivo rápido y muy barata, la madera de esta conífera se usa para fabricar vigas laminadas para la construcción: estructuras de madera, pérgolas, porches, armazones, etcétera. Esta especie de madera es duradera y se seca fácilmente.

Cuando está a la intemperie, la madera de abeto debe protegerse con barniz o lásur, pues el agua la deteriora enseguida. La atacan, por ejemplo, los hongos de la pudrición.

Alerce Europeo (Larix decidua)

La madera de alerce europeo es algo pesada y difícil de trabajar. A cambio, esta madera de conífera es muy duradera. Es algo resinosa y tiene su albura de color rojizo. El alerce es un árbol que crece en Europa y en Asia.

Madera de alerce
Madera de alerce. Foto: Maderea

Cedro rojo (Thuja plicata)

La tuya gigante, el cedro rojo, es un árbol de origen norteamericano. Crece en los bosques de Estados Unidos y Canadá. Por sus propiedades, la madera de esta conífera es una de las más usadas para fabricar lápices.

Cedro rojo
Cedro rojo. Foto: Maderas Medina

La madera de cedro rojo es duradera y estable pero blanda y débil. De ahí su uso para la fabricar el cuerpo de los lapiceros. En efecto, los lápices de madera de cedro son fáciles de afilar.

Esta especie de madera es muy apreciada por su duramen. Su color fluctúa entre el marrón oscuro y el rosa suave.

Pino de Oregón (Pseudotsuga menziesii)

El pino de Oregón también es conocido como abeto de Douglas. Este árbol es originario de Norteamérica: los abetos de Douglas son los árboles icónicos del pueblo donde transcurre la serie de TV Twin Peaks. Su creador, David Lynch, dijo de ellos lo siguiente:

«Me gustan los árboles y amo la madera. Me gusta cortar madera. Esta noche iremos a un lugar cuyos árboles son sobre todo abetos de Douglas».

«Los abetos Douglas son árboles hermosos y si nos quedamos muy callados, podremos escuchar el movimiento de sus ramas mientras caminamos por el bosque y nos acercamos cada vez más. Y ahora, ya estamos aquí».

El pino de Oregón no es un pino. ¡Y tampoco es un abeto! El pino Oregón es una Pseudotsuga. Su madera es áspera y fácil de trabajar. La veta es de color marrón amarillento y presenta anillos de crecimiento bien marcados. La madera de esta conífera es densa y duradera.

Pino de oregon
Madera de pino de oregon. Foto: Maderas Medina

En España, la madera de pino de Oregón se ha usado, por ejemplo, para fabricar elementos de carpintería para viviendas (puertas y ventanas).

Pino silvestre (Pinus sylvestris)

Entre las especies de maderas de coníferas más usadas en España se encuentra la madera de pino silvestre. Destaca, por ejemplo, el pino de Valsaín.

La madera de pino es fácil de trabajar. Se tornea bien en torno para madera. Admite clavos y se encola sin dificultad con cola de carpintero. Sus nudos tienden a desprenderse cuando son grandes.

Madera de conífera de pino silvestre
Madera de pino silvestre. Foto: Maderas Medina

Las propiedades de la madera de pino dependen del bosque del cual proceda la conífera. Suele presentar veta clara y resistente, gracias a la presencia de resina.

Como la de madera de abeto, la madera de pino se usa a menudo en la construcción. Se utiliza, por ejemplo, para fabricar tejados, estructuras, postes, puertas o ventanas. También se usa para fabricar muebles económicos y postes de minas.

Algunas conclusiones sobre la madera de coníferas

Salvo el tejo negro —árbol de crecimiento lento ya presente en el Jurásico que llega a vivir 5000 años—, que se clasifica en botánica como conífera, pero cuyas propiedades son próximas a las de las maderas duras (de hecho, es más fuerte y resistente que algunas especies), la madera de conífera es muy usada por ser asequible y fácil de obtener.

Las coníferas son árboles que crecen en general en bosques del hemisferio norte. Pero también se desarrollan en regiones templadas y en algunas selvas del hemisferio sur. Son maderas resinosas y aromáticas. Y destacan por el característico contraste entre la madera temprana y la madera tardía en los anillos de crecimiento.

Comentarios

  • Es muy bueno y útil

    Segisberto flores

Deja un comentario

detalle de tronco de un árbol con grietas características de madera de coníferas